Taimaboffil's Blog

A la mujer, jóvenes y niñ@s, con pretendida óptica revolucionaria.

16 de julio 2011: El saco de visón de mi tía Consuelo – Newsletter #535

Editorial Monografias.com

por Mora Torres

Publicado el 14 de Julio de 2011 por Mora Torres

Una fotografía del presente se deslizó hacia ayer (Inmigración: fotografías) y mis ojos de cuando era niña sorprendieron esa imagen de mí (El sí de las niñas): cómo envidio a esta hada madrina (Mal de ojo), a esta hada vieja (Psiquismo y elementales) fumando junto al fuego una mañana de frío.

Es julio, estoy un poco resfriada y tengo mi chimenea (Efectos de la gripe humana AH1N1);  mis lápices están ordenados por color sobre la mesa, en cuanto lo  deseo, escribo o canto, ya con tinta vacilante, ya con voz oxidada, y  estoy completamente sola en ese viento de alegría (Canto a la vida).

El sacón de mi tía

“No  venderé este saco de visón, heredado, porque trae, junto con su  hermosura, escenas felices de cuando su dueña paseaba por las calles  preocupada tan solo por el brillo del sol”, pensé (La mujer vestida de  sol).

En  la trama donde se incrustaba cada hilo podía sorprenderse la antigua  alegría de mi tía, la dueña del visón, eran espejos móviles que la  mostraban, había quedado su sonrisa, su andar movía el resplandor y ella  caminaba a mi lado otra vez.

Vi  el árbol que ella me mostró, circundado por flores, vi las violetas que  prefería, y el perfume fresco de su blusa inundó la pieza, estábamos  ella y yo, como dije, otra vez en el mundo y el mundo era aquel de  cuando yo era niña y se movía como la rueda del mundo sobre los  jardines.

“Allá está la hamaca y la abeja que revoloteaba por tu casa”, exclamé “allá está el día en  que me leíste una Florecilla de San Francisco que dio contra mi corazón  con fuerza, y que todavía conservo y allá tengo cinco años y te  pregunto qué siente Dios cuando en misa le ofrecen incienso, incienso,  nombre que me cuesta repetir”, le dije mientras hacían girar la rueda.

Poco  después de esta aparición yo repetía aquello: “no venderé mi saco de  visón heredado de mi tía”. Pero los días son caníbales (El canibalismo:  ¿Necesidad, crimen o cultura?), y el corazón infiel, y  el vehículo del corazón que giraba y giraba fue a caer a una feria  americana, donde miraron las huellas del brillo de mi tía con ojos  codiciosos y ofrecieron cuatrocientos pesos por un resplandor de  incienso y mirra.

Envío

Más  que envío, esto es un aparte, como los personajes de los teatros  antiguos se retiran y como si ninguno de los demás personajes de la obra  los oyera hablan con el público, y digo esto:

Además  de la nostalgia, además del recuerdo de mi tía, ¡qué frío, qué bien me  vendría aquí entre las sierras el saco de visón! Pero… también lo  vendí porque me partía el alma cierta conciencia ecologista…

julio 16, 2011 Posted by | NARRATIVA, Uncategorized | , , | Deja un comentario

1° de julio 2011: ¡Chávez, vente a casa ya! Venezuela

Fiera del mio sognare

Uno se angustia cuando llueve a cántaros y piensa en la cunita sin moquitos, arrastrada por el agua y el lodo, con rancho, camas, cocinita y todo…y a lo mejor una destartalada mecedora ahogada en un vengativo y alevoso deslave. Quien me va a negar dos lágrimas, que son mías, que brotan solas de mis ojos y me recuerdan que llevo sal y agua en el cuerpo, la única propiedad que realmente poseo…y que es temporal, pues al fin y al cabo solo es un organismo viviente y prestado durante el lapso de vida que me corresponda vivir. Quien me va a impedir que admita que dejé -involuntariamente voluntaria(traducido de: “El Chavo del 8”, Obras Completas)- correr esas dos lágrimas por un ser humano querido y valiente que supo afrontar como siempre el deber de informar personalmente que fue operado a causa de un cáncer incipiente, pero eso sí, una de las dos lágrimas -no sé cual, ni me importa- es por la alegría de saberlo valiente, como el mayor de los hermanos americanos y caribeños: Fidel. Toda esta lavativa es como el vivir alquilado, uno sabe que la casa no es de un@ y lleva perennemente a cuestas un espejito que refleja la espada de Damocles sobre sí, hasta que llega un inmisericorde tribunal movido por quien sabe cuales hilos para anunciarnos un desalojo inmediato o a breve plazo (todo plazo es breve cuando nos aferramos a las cosas que nos arrebatan). Debo finalizar diciendo que nuestro Comandante Chávez se enraizó tan profundo en nuestros corazones que el pensar en la posibilidad de perderlo es como pensar en esa posibilidad con respecto a cualquiera de nuestr@s otr@s seres amad@s. El Presidente Lugo y la Presidenta Dilma, como el Presidente Chávez, también conocen de todo esto de confrontar al Dios Tiempo con sabiduría y capacidad de lucha más que suficiente para ser capaces de increparlo aun sabiéndose inexorablemente mortales. Nuestro Comandante sabe que la HISTORIA, hermana del tiempo, acompañada de su/nuestro PUEBLO le esperamos ansiosos. Aunque nos atragantemos un poco al tratar de gritarlo, digámosle: ¡¡¡Chávez, vente a casa ya!!!

LO CULTURAL/IDEOLOGICO EN MANOS EXPLOTADORAS: DISTORSIONA, MEDIATIZA, LIMITA Y OPRIME HASTA LA TOTAL DOMINACIÓN

julio 1, 2011 Posted by | NARRATIVA, POLÍTICA | | Deja un comentario

15 de abril 2011: Niño enfermo

Para utilizar enlaces que aparecen entre paréntesis:   Monografias.com

Editorial Monografias.com

por Mora Torres

Niño enfermo
Publicado el 13 de Abril de 2011 por Mora Torres

Las enfermedades de los niños tienen algo tan trágico -hablo de enfermedades menores sin embargo (Enfermedades más comunes en los niños)- y a la vez tanto hechizo (Cuentos Hadas – Magia, Fe y Encanto?), que quien ha sido tocado en su infancia por la visión de algún mal, o ha mirado como ese mal tocaba a su amigo o hermano, lo recuerda por siempre, con una idea de haber aprendido algo (Aprender a vivir – Cuatro actitudes y un camino).

Yo me acuerdo muy bien de un niño enfermo, un niño vecino, de mi infancia. Él ya amaba apasionadamente a la chica más linda del barrio, Indiana, e imaginar sus rizos oscuros lo calmaba instantáneamente, pero por un instante (Chicos, no hagan esto en sus casas).

La cama estaba en el medio de los reflejos de sus sueños afiebrados, lo hamacaba, la cama y los sueños lo hamacaban, aunque él sentía que lo que mecían no era del todo su cuerpo, que quizás era de otro y él no estaba allí sino en las nubes que pasaban por la ventana, o ni siquiera en las nubes, tal vez sólo era aire respirado (Narraciones infantiles: Universo complejo y desafiante).

De pronto volvía a ser él por el dolor; nada más material que el dolor, nada nos hace más terrenos que el dolor físico, y la sed de apagarlo, de calmarlo (Dolor físico y dolor emocional: el holograma de los sentidos).

El dolor de cabeza lo empujaba como un viento fuerte -había manos que le penetraban la cabeza, o ramas que caían de los árboles atravesándola, y llegaban justo a dos lugares cruciales de ella: la inteligencia y la locura (Hacia una enseñanza e investigación inteligente de la inteligencia).

La locura decía: “Acá se coloca la corona del rey”, pero la corona era tan pesada, con sus oros y diamantes, que el dolor acrecía.

Entonces prefería pensar en su corazón. ¿Indiana lo amaría?

Pero su fiebre no tenía una respuesta; sólo el sonido -como rocío, como música- de la oración que rezaban sus padres en la otra habitación, oración que tenía el nombre de la tormenta o de esa brisa que de pronto se desata en la playa cuando uno está desprevenido.

Como creía que se estaba muriendo, cuando lo ganaba la sensatez -o algo de inteligencia, como él pensaba- se preparaba una rutina: sentir el sol como si estuviera allí en su cuarto, y como si él lo fuera; sentir el sabor del agua como si acaso tuviera en estos momentos nociones de sabor o de sed.

Sus hermanas jugaban, no sabía si deliraba que las niñas estaban jugando en su habitación o ellas estaban, pesadas, insolentes, pequeñas como gatitos inoportunos. Lindas pero molestas.

Pero sí, entre las tablas había comida de muñecas, al despertar comprendía que sus hermanas jugaban de verdad, como si el verbo jugar existiera. Hacia el fondo, hacia el barro, esas nenas transportaban collares, tesoros, gemas.

Y su dolor le decía que los collares, los tesoros y las gemas no existen, pero estaban entrando y saliendo tales joyas.

Y cuando las niñas excitadas por el propio movimiento de andar viviendo y jugando alzaban la voz, su propia voz, la de él, gritando, gritaba que su voz no existía, que estaba muerto. La más pequeña, la de cinco años, le preguntó: ¿y dónde está tu cajón?

A él le pareció ver una paloma en la ventana, consideró que era una paloma de paz, ésa que además simboliza la inocencia, la paloma dorada.

No sabía que en realidad no iba a morir en absoluto: eran las fiebres de la pubertad y el fuego de los próximos años los que lo enfermaron; tal vez Indiana lo enfermó con una mirada venenosa.

Tampoco sabía que esta paloma no era precisamente la pura, ruborosa, sino la otra cara de cualquier paloma, la que representa la lascivia, el sexo desatado: la adolescencia, la juventud que lo esperaba con las puertas abiertas de su mansión magnífica.

Escribo esto en homenaje al que fue mi “vecinito”, Daniel Valle, mientras un cuervo golpea con sus dos alas la ventana del estudio donde estoy escribiendo. Pero no le abriré…

Mora

abril 15, 2011 Posted by | NARRATIVA, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

5 de abril 2011: Bandera EUAggggh!!!

Bandera EUAggggh!!!

SIN COMENTARIOS.Sssss..

 

abril 5, 2011 Posted by | AGRICULTURA, ARQUITECTURA, ARTE, AUDIO, AVIACIÓN, ¿PERIODISMO?, BIOGRAFÍA, CINE, COMUNICACIONES, DERECHOS HUMANOS, ECOLOGÍA, ECONOMÍA, EDUCACIÓN, EDUCACIÓN PREESCOLAR, EDUCACION ESCOLAR, FILOSOFÍA, FOLCLORE, GEOGRAFÏA, GUERRA, HISTORIA, Humor, INDÍGENAS, Infraestructura, LITERATURA, LO CULTURAL/IDEOLOGICO, LO LÚDICO, MÚSICA, MEDICINA, NARRATIVA, PERIODISMO, Pintura, POESÍA, POLÍTICA, Religión, SALUD, Sicología, SISMOLOGÍA, Teatro de calle, Televisión, TURISMO, TV, Uncategorized | | 1 comentario

18 de enero 2011:Era un manojo de nervios en Miraflores, “esto es inmenso”, dijo. Venezuela

Por: Manuel Boffil Bello

Palacio de Miraflores

Él -en ese momento- era un manojo de nervios, estaba en el Palacio de Miraflores…hablando con El Presidente Chávez…solo atinaba a reirse y reirse, pero él, el Lider Comandante, que también es un PAPÁ COMÚN y CORRIENTE, como todo PADRE, le explicó que estaban ante las cámaras de televisión…y en cadena nacional.  Ante lo dicho por Chávez cambió su risa por una sonrisa y se hizo más valiente y habló. Para eso había pedido la palabra ante un micrófono, ante el Presidente, ante un gentío DE FAMILIAS COMPATRIOTAS  acompañante y ante millones de televidentes/radio oyentes del Pueblo de la República Bolivariana de Venezuela. En sus 11 o 12 años -más o menos- se hizo un hombre valiente sin abandonar la hermosura y pureza de esa infancia que hoy vive.

Cuando crezca tendrá un recuerdo bien bonito de La Revolución Bolivariana y de sí mismo, recordará la vivencia de aque momento de valentía cuando exigió -en Miraflores- un espacio para su mascota, también damnificada y con derecho a un pedacito de espacio en medio de aquel lugar que le pareció, tal como lo dijo: “ESTO ES INMENSO”. Y recordará también como el Lider/Taita supo comprenderle y de inmediato dió la órden se satisfacer su demanda, extendiendo la petición aprobada a todas las mascotas de los niños y niñas allí refugiadas y refugiados temporalmente con sus familias.
Mirada entre bosques 
Cuando ya sea un adulto, hecho y derecho, Y LA CONCIENCIA POPULAR, como la suya propia hayan vencido toda dominación de opresores contra oprimidos, ignorando sabiamente los siempre renovables mecanismos de alienación/terror que una vez nos limitaron a todos (hoy TV, radio, prensa escrita, educación castrante, religión mediatizadora, etc.),  comprenderá también que LA PATRIA ES, NO SOLO INMENSA, SINO ETERNA Y LA QUERRÁ YA COMO A UNA MADRE…recorrerá en bosques “las verdes alamedas” y comprenderá a Bolívar y a todos quienes lucharon, luchan y lucharán eternamente por LA PATRIA, porque LA PATRIA ES LA MUJER Y EL HOMBRE.
Publicadas por TAIMA a la/s 06:59
Etiquetas: VENEZUELA, CINE, HISTORIA,EDUCACIÓN 0 comentarios:

enero 19, 2011 Posted by | HISTORIA, NARRATIVA, Uncategorized | , , , , , , | 2 comentarios

LA BELLA Y ARROGANTE MARÍA…FÉLIX

Autor: Armando Monasterios.

En la colección permanente de obras de la Galería de Arte Nacional de Venezuela, hay una foto muy buena de María Félix, la gran diva del cine mexicano; la actriz está montada sobre un caballo con la pose y el estilo que la acompañarían el resto de su vida; es la época de Doña Barbara y se ve imponente, dominando el Llano, tan bella y tan mandona. Del personaje de Rómulo Gallegos tomará el estilo, el porte, los ademanes de bruja y la fama de devoradora de hombres. En sus cincuenta años artísticos ( 1992 ) es homenajeada a lo grande en la cinemateca de México; reponen muchas de sus películas y presentan un libro con maravillosas fotos de la actriz.

En el año 1996 el director de cine André Techiné anuncia que dirigirá a María en una nueva película que significaría el regreso al cine de la estrella. Una película sobre su vida en París, sus muchos caballos, sus lujos, la reina de los hipódromos y su vida europea, claro está, como una reina, como debe ser y no como una india que era lo que temía le iban a dar como rol si se marchaba a Hollywood.

Luego sale definitiva, rotunda y niega todo eso de la película y que nunca más regresaría al cine, que eso se acabó. En una de sus últimas entrevistas dice que ha bajado a los infiernos y ha conversado con el Diablo, que ya no le tiene miedo a nada . Pero claro, entre diablos no se pueden pisar la cola o ¿ Acaso ella no fue Doña Diabla? Y es que María siempre fue genio y figura hasta la sepultura; O tal vez no, no hasta la sepultura; es curioso que despues de ser la mujer más bella del planeta fuera velada en capilla ardiente con el ataúd sellado; en compensación para sus seguidores había en la pared del fondo una gigantografía con su bello y juvenil rostro de los comienzos. A María le gustaba darselas de bruja, como en aquella ocasión que se presentó con un extraño collar que se movía y se movía porque adentro llevaba una tarántula. Algo cambió el rostro de María, el lógico paso de los años no lo hizo más amable sino más duro. Pero te seguimos recordando en aquellos soberbios primeros planos, en aquella magnífica canción de Agustín Lara y celebrando tus salidas y tu arrogancia, simplemente porque te amamos.

Autor: Armando Monasterios.

diciembre 14, 2010 Posted by | BIOGRAFÍA, CINE, NARRATIVA, Televisión, TV, Uncategorized | , , , | 3 comentarios

En nuestra Patria Venezuela llueve y se riega la esperanza…

Una sola mirada al horizonte y uno comprueba como La Patria duele…pero el dolor se hace ESPERANZA: MUJER/MADRE DE LOS LOGROS POR VENIR, vislumbrados en acciones acertadas de Pueblo/Lider/gobierno/partido, con la constante -por supuesto- de los acechos de siempre en obstáculos como errores, burocratismo, sabotaje, aprovechamiento, traición, ladrones y hasta adecopeyanos, etc. Aún con todo esto último AVANZAREMOS HASTA SIEMPRE!…las familias se reunirán en, cada vez, mejores/dignas condiciones, y entonces La Patria, como muchacha henchida de orgullo femenino resaltará su eterna bonitura. Bolívar, también esperanzado, como faro desde La Luz, nos deberá observar mientras Manuela le dice: ¿Viste, Simón, como no araste en el mar?

diciembre 3, 2010 Posted by | NARRATIVA | , , | Deja un comentario

…con olor a cacao fino.

 Con caraqueño frio mañanero, escuchando zaperoco de guacharacas y leyendo el boletín del PSUV, disfruté el sabor del papelón de una suave y redondita catalina (paledonia o cuca) mojada en dulce cafecito negro claro con una pizca de chocolate, pensé lo agradable que, como recuerdo, sería para toda nuestra infancia actual y venidera recibir chocolates “El Cimarrón” en navidad, entre juguetes…por supuesto. Lo digo, pues mientras saboreaba hace días, también de mañana, en El Valle (Caracas) un chocolate de otra marca (aun resulta incipiente la producción y distribución de “El Cimarrón”, cosa pasajera), sonreí y me vino el recuerdo de aquel día cuando mi padre me contó que todo bote salvavidas debía contener chocolates…para la Vida, y no tuve más dulce remedio que compartirlo con un pequeño de unos 4 años, con su esquiva mirada afectuosa mientras saboreaba. Llegará el día cuando todos(as) pidamos”un Cimarrón”, por chocolate, como la Zulianidad exige su “Panorama” para pedir un periódico.

vía Aló 366 con olor a cacao fino | PSUV.

noviembre 2, 2010 Posted by | NARRATIVA | , , , , , | Deja un comentario

¿AL BORDE DE UNA GUERRA NUCLEAR?

autor: ARMANDO MONASTERIOS. 

 Las reflexiones del Comandante Fidel Castro han revivido la paranoia de un posible conflicto nuclear que estuvo siempre presente durante la “Guerra Fría”. Bueno, paranoia para el que quiere angustiarse con eso y no lo digo porque el tema no sea de suma importancia pero yo ya estoy bien preocupado por la inflación, la inseguridad y el desempleo, que antes me muero de cualquiera de estas cosas que de un bombazo. Pero como soy farandulero, lo voy a enfocar desde el ángulo que me gusta. Las armas nucleares han dado para todo, así como el peligro que conlleva la manipulación de la energía nuclear en las supuestamente “seguras” plantas nucleares; eso nos lo pueden contar Jane Fonda y Michael Douglas en “El Síndrome de China”( The China Syndrome ) de 1979. A raíz de la película se produjo un tenso debate en los Estados Unidos, apoyando o cuestionando las dichosas plantas. Lo curioso fue que en abril de ese mismo  año se produjo un sorpresivo accidente en la planta nuclear de la Isla de Tres Millas, cerca de Harrisburg y que tuvo a los norteamericanos en vilo ante el temor de un holocausto. La realidad superó a la ficción de considerar 100% seguras ese tipo de instalaciones.
 Pero los años pasan y luego tenemos otra peliculita con el tema: “El día despues de mañana” ( The day after ) de 1983, donde los gringos lloraron a cántaros ante el miedo de morir como los japoneses de Hiroshima y donde los comerciantes hicieron su agosto vendiendo provisiones para los dueños de refugios nucleares. Por cierto, en esa misma época se vendían unas muñecas de trapo bien feas las “Bebes Repollitos” que venían con certificado de adopción. Así que, los norteamericanos entre “Repollitos” y el miedo a hongos atómicos transitaron la decada de los 80.
 Las armas nucleares no sirven para nada bueno y menos para hacer chistes malos, como aquel de Reagan cuando dijo que en 5 minutos los EEUU lanzaban un ataque nuclear contra la Unión Soviética. No sabemos si ya tenía el Anzeimer, la cuestión fue que luego pidió disculpas porque el pensaba que su micrófono estaba en off.
 Fijese que las armas nucleares son tan malas que no nos defienden ni de los extraterrestres. Así pasó en “La guerra de los Mundos” ( War of the Worlds) de 1953 que no les arrancó ni la pintura a las naves de los marcianos. Aunque si les hizo reír mucho a otros marcianitos muy sádicos y graciosos en la película de Tim Burton “Marcianos al Ataque” ( Mars Attacks) de 1996, donde se burlan de la arrogancia y el poderío militar estadounidense encabezados por un no menos arrogante presidente interpretado por Jack Nicholson.
 Ahora, dejando el terreno de las películas, hay algo curioso que viene desde los ecos de la Historia. El día 5 de julio de 1945 sobre el desierto de Alamo Gordo en el estado de Nevada (EEUU) estallaba la primera bomba atómica. Era la culminación del trabajo de muchos científicos arropados bajo el nombre en clave de “Proyecto Manhattan”. Uno de esos científicos, Robert Oppenheimer, sobrecogido por el poder desatado, recordó aquel texto del Bhagavad-Gita que dice: “Yo soy la muerte, el gran destructor de los mundos y he venido aquí  a destruír a toda la gente…” ( Bhagavad-Gita Cap. 11. Texto 32) El Terror Tecnológico ya estaba desatado, poco después miles de personas morirían de forma instantanea en Hiroshima y Nagasaki. En aquel día de julio el presidente Truman recibió la noticia por medio de un telegrama que decía : “El navegante italiano acaba de desembarcar en el Nuevo Mundo. Los indígenas son amistosos”. Ahora, aquí viene el mensaje para ti lector, agobiado por tantas ansiedades; tomando las palabras de ese telegrama que presagiaban futuras muertes, ahora, en este tiempo, las podemos convertir en algo distinto: la esperanza para la humanidad post-nuclear, post-catástrofes, viene precisamente del Nuevo Mundo y de las ancestrales culturas indígenas se retomará la sabiduría que salvará a la humanidad . Si quieren saber más, busquen las declaraciones del canciller de Bolivia David Choquehuanca. Del sur de nuestro continente surgirá la Nueva Era, la Nueva Vida . Eso es seguro. No toda la humanidad va a morir calcinada. El camino de la esperanza existe; así que son malas noticias para los apocalípticos. La vida en la Tierra continuará , de otra manera y bajo otras reglas, donde predominarán la solidaridad, los valores humanos y el respeto a la Madre Tierra, aunque ahora nos suene a película de ciencia ficción.
                                                          Armando Monasterios

octubre 22, 2010 Posted by | CINE, DERECHOS HUMANOS, NARRATIVA | , , | Deja un comentario

A Thanksgiving Day with María Corina

Querido Diario:

Te escribo en private, pues según tú…saaabes, el Dictador me tiene vigilada, así que aprovecho un día tan bello como este, después del Holyday de Thanksgiving. Por cierto, lo que enturbia un poco mi mañanita es el solo pensar que aquí ha podido llegar el Mayflower y los pilgrims, en vez del chusmero que NOS DESCUBRIÓ en La Pinta, La Niña y La Saint Mary. De no ser por eso, mi disfrute del pavo relleno en la cena exclusivamente familiar, habría sido completo, pero la realidad es otra y sabrás que recordé también a Irene Sáez, cuando cayó en las redes del ordinario cacha floja de Mendocita, quien -por cierto- también trató…conmigo, pero mientras él iba, ya yo venía de hablar con mi presidente Bush, quien no es precisamente Osmel…como él. Por cierto, pronto debo hablar con el tal Obama, pero me da como cosa tener que besarlo, tu sabes, me recuerda la campaña en la que tuve que besuquear a un poco de gente fea, claaro, Obama no es tan negrito, aparte que habla perfecto inglés…no como los recien vestidos de Globovisión, a los que no soporto, el Copeyeco Matacura y el Adeco Rabelo, quien ¡gracias a My God, ya no está allí!

Bueno, te dejo, pues antes de la cena tengo un jueguito de bridge…en Valle Arriba, y no me lo puedo perder, pues como diputada debo atender a la gente más necesitada, tu sabes esas muchachas -de clase media- contemporáneas mías, a las cuales represento aunque sean medio chusssma…y huelan a clase media recien llegada…pero, bueeeno, al fin y al cabo votaron por mí para el Congress. Chauuuu! See you later y…

happy Thanksgiving Day!!! Mary Cory.

octubre 13, 2010 Posted by | NARRATIVA, POLÍTICA | , , | Deja un comentario

ALBERTINA ÁLVAREZ, LA MAMÁ DE LOS EXTRAS DE TV.

A la Señora Albertina, como le decía cada mañana al darle los buenos días por la ventanilla de vidrio -para atención de los extras- mientras disfrutaba su amable sonrisa y soñaba con la posibilidad de trabajar en tv, siempre la recuerdo con gran afecto. Ahora que miro atrás, me doy cuenta de lo valioso que es saber sonreir y tratar bien a aquellos que comienzan a incursionar en cualesquiera de las vertientes laborales posibles, sobre todo cuando uno les puede ver el baúl de esperanzas y lucha que llevan consigo a cuestas, como si no pesara absolutamente nada. En los ochenta éramos un montón de personas “montándole guardia” a las infinitas posibilidades del ser, éramos permanentes custodios de la entrada ppal. de CORAVEN C.A.  A veces sin tener para una buena arepa, a esas horas nos conformábamos con una empanadita y en última instancia un cafecito negro fuerte. Personalmente me tocaba ver y disfrutar a MI CARACAS, NUESTRA AMADA CARACAS, gracias a las bondades de un tranvía (realmente era un viejo autobús tan caraqueño como la ciudad misma, quizas de tanto recorrerla) de una línea canonizada como SAN RUPERTO. Nadie podría imaginar como ese, mi barco de papel, me dejaba llegar a escasos metros del circo más grandioso y fantástico del mundo: CORAVEN!!! donde aquella dulzura negra de Mujer (Albertina Alvarez) fungía de hada madrina de todos(as) los que, bien a dentelladas o bien a tropezones de amor por el espectáculo, buscábamos algo entre “candilejas”.  Transcurridos los años, recuerdo como Albertina me regaló una cajita llena de cebo animal, para “borrar” una cicatriz que yo llevaba en la mano derecha. Sin embargo, con los años, debo decir que: hay cicatrices que uno lleva con orgullo hasta el final. Profunda fué la huella dejada en mí por la Sra. Albertina Alvarez durante el prolongado ritual de mi iniciación a la tv venezolana.

octubre 1, 2010 Posted by | NARRATIVA, Televisión, TV | , , | Deja un comentario

¿COMO LLEGARON LOS CHINOS A CARACAS? Carmen Clemente Travieso. “Anécdotas y leyendas de la vieja Caracas” (extracto).

Alrededor de 1892 llega de Cuba, José Peña a la capital, era el primer chino en llegar a la Caracas de Joaquín Crespo, para montar una tabaquería entre Torre y Madrices: “EL FENIX”. Enseña español a un compatriota y trae a dos más, creando la primera Lavandería China del País, entre Angelitos y Quebrado, en la capital. Lavaban camisas y cuellos para hombre (“palomita” o “solapa”), entre semana, para repartir al fin de esta, por un modesto salario de cinco reales. Desde entonces, entre nosotros, mantienen sus costumbres ancestrales, entre ellas la celebración –a todo dar, con mesas repletas de comidas y bebidas preparadas por ellos mismos- del Año Nuevo Chino, el mes de febrero.

mayo 16, 2010 Posted by | NARRATIVA, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

SI NO HAY LEAL, NO HAY LOPA…Carmen Clemente Travieso. “ANÉCDOTAS Y LEYENDAS DE LA VIEJA CARACAS. (Extracto)

Cuando comencé Arquitectura en la U.L.A., me tocó la maravillosa experiencia de vivir en una pensión para estudiantes. Recuerdo a su dueña con afecto: la Sra. Baena, hermana de un primo político mío (Carlos Jácome); ahora leo que alrededor de 1890/1900, existía en la capital, frente al Banco Caracas, una pensión para estudiantes del interior que venían a la Universidad Central. Tenía cuartos separados por humildes tabiques, con roperos siempre vacíos, para jóvenes, quienes mandaban semanalmente a lavar “fiado” su  cuello de “palomita” y su camisa “veintiúnica” con dedicadas lavanderías chinas. Por supuesto, se escondían para evadir el pago (faltante) al chino que repartía la ropa cada fin de semana. Narra C. Clemente T. que un día llegó a la pensión un muchacho cumanés quien adquirió la costumbre de utilizar los servicios de los chinos, con la característica falta de dinero, cuando una tarde…

“Bachiller, ahí está el chino con su ropa…

Espere, doña que me voy a esconder…”

Pero el chino, ante la súplica del fiado por la señora, respondió lacónicamente:

“Si no hay leal no hay lopa”.

Hoy esa frase es lugar común venezolano para negar el “fiado”…

mayo 15, 2010 Posted by | NARRATIVA, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

OLA DE CALOR

Ola de calor

 3 de Febrero de 2010 por Mora Torres.Monografías.com

Me despertó un viento ardiente desde el cielo, sobre la cara (Grandes circuitos que distribuyen calor); un soplo del infierno, el aliento de Vulcano.

No era Vulcano, ni ninguno de los dioses del fuego (Mitología griega)  pero ellos estaban casi presentes en mi macondiana habitación (Cien años de soledad): días y noches y semanas había funcionado el ventilador de techo que cuelga sobre mi cama; al fin se mimetizó con el calor, ya no era un instrumento refrescante, era el sol que colgaba del techo de mi cuarto (Cambio climático, problema de salud global).

Sentí en todo mi cuerpo convertido en brasa un aviso de catástrofe, y con mi mano de fuego prendí el televisor; el control remoto hervía y obtuve una quemadura en forma de rosa roja, una llaga preciosa que de haber estado en el dedo anular hubiera significado mi casamiento con el desaforado estío (Conexiones cíclicas de la naturaleza).

Noticias

Como he exagerado en todo lo que conté hasta ahora, me sorprendió ver en el noticiero (Noticieros argentinos, ¿por qué sólo malas noticias?) -sin ningún pudor ni alta conciencia de exageración como la mía- que la primera plana de las informaciones estuviera usurpada por una sola palabra, con diferentes predicados: Calor: Buenos Aires se consume…

Haití queda tan lejos (Demasiada gente, demasiada pobreza…), y Bolivia y la tragedia en Machu Picchu, ¡quedan tan lejos de Buenos Aires!

Los habitantes de Buenos Aires, los que estamos aquí y no tan lejos como en Haití, sufrimos calor, y algunos, como yo, ¡hasta sin aire acondicionado!

Me maravilló el carisma periodístico: hacía una semana que tenía hechizada a la población con problemas meteorológicos (Satélites artificiales). Todas las demás noticias habían dejado de tener interés; los gusanos hirvientes flotábamos en el caldo tratando de alcanzar una radio, un diario, un televisor, para saber si haría más calor, o menos.

Cuando una ráfaga de frescura se colaba en los pronósticos, todo el mundo parecía triste; era evidente que sin catástrofe personal no se podía vivir, o al menos gran parte de las víctimas no podía (Ética del límite y condición humana…).

Una ola nos unía a todos, nos hacía “más” iguales; los cartoneros que revisaban la basura en busca de tesoros echados al descuido tenían el mismo calor que el doctor cuando bajaba de su automóvil, entraba en su consultorio y descubría que se había descompuesto el aire, de tanto uso; o que no había electricidad por exceso de usuarios -hasta mi pobrecito ventilador contribuía a la debacle.

Aunque a pesar de tanta indigencia del clima, a las tres de la tarde, con 40 grados centígrados, en la esquina de mi casa, los piqueteros se trenzaron en lucha con los antipiqueteros o, en realidad, los piqueteros identificados con una letra determinada se trenzaron en lucha con los piqueteros no identificados con esa letra determinada (para los que ignoran que, entre otras saludables características, Buenos Aires es la capital mundial del piquete, mis disculpas).

¡Oh, Dios, qué abecedario!

Considero diversos lugares de estadía

Pensar en el abecedario me llevó a pensar en los libros, en especial en las novelas que había leído durante toda la vida.

Y me pareció que eran casas adonde yo podría entrar cuando quisiera, adonde podría vivir por un tiempo, al menos hasta que pasara el calor.

Les cuento algunos lugares que se me ocurrieron y finalmente deseché:

Proust: me gusta Proust, y hasta me gustaría vivir en su habitación forrada de caucho para que los ruidos no penetren, pero no tengo el tipo de marquesa necesario para entrar en aquellos salones donde Marcel hace descubrimientos psicológicos y poéticos despampanantes. No.

Ciencia ficcion: se me hace que la ciencia ficción es más fría, está llena de nuevos metales refrigerantes e instantáneos, pero no me animo. ¿Sabré cuál botón debo apretar? No lo creo, no.

Thomas Mann: ¿y si me fuera a Thomas Mann, a su Montaña mágica?

Sé que la gente de ese sitio padece una romántica, congelada enfermedad: la tuberculosis. El lugar es majestuoso, en una montaña suiza, vistas de nieve celestiales y, en el comedor finisecular se comen delicias que ya no vienen… Aparte, me acuerdo de una historia de amor sutil y encantadora entre dos comensales, allí. Pero no sé si remontarme…

Envío

Estoy intentando leer algunos libros de ciencias naturales, como la vida de las ballenas, de los delfines, de los pingüinos. Ustedes, mis lectores, ¿podrían sugerirme un texto en donde yo pudiera entrar y quedarme a pasar el verano? Ya sabré cómo hacerlo; no digo que Dios me haya dado gran parte de su bolsa de trucos, pero sí un poco de imaginación.

Los quiero mucho, y querré todavía más al que me mande al lugar perfecto…

febrero 4, 2010 Posted by | NARRATIVA | , , | Deja un comentario

ARMANDO REVERON: NOTA IMAGINARIA DE UN EXTRA CLANDESTINO.

LITORAL CENTRAL DE VENEZUELA, DECADA DE LOS 1930 -APROXIMADAMENTE- ESTAMOS EN MACUTO, FRENTE AL VIENTO Y EL BATIR DE LAS OLAS SOBRE LAS GRANDES ROCAS. AMANECE. IMPRESIONA PERCIBIR EL DORADO DEL SOL A TRAVES DE LA BRUMA MARINA..

UN HOMBRE DE LARGOS CABELLOS Y ENCANECIDA BARBA PINTA SOBRE UN LIENZO FRENTE AL CARIBE REFLECTANTE…ES ARMANDO REVERON. PINTOR DE LA LUZ.

SALUDAMOS CON LOS BUENOS  DIAS Y NOS DICE:

“SIEMPRE SON BUENOS, O MEJOR DICHO: MARAVILLOSOS. CADA DIA MAS QUE EL ANTERIOR. EL DIA ES LUZ, ES LO QUE VEMOS…PERO SOLO SI SABEMOS VER LAS COSAS. FIJATE, AHORA PINTO UN COCOTERO, UNA PLAYA Y SIMPLEMENTE EL MAR, PERO DE VERDAD PINTO LA LUZ, COMO LA VEO, COMO LA SIENTO…Y COMO ES. UNO PINTA LO QUE VE.

SON COMO LAS MANOS DE JUANITA: LAS MANOS DE UNA VIRGEN.SOLO TIENES QUE VER MAS ALLA DE LO APARENTE.

MIRA ESTAS DOS PIEDRAS. AL GOLPEAR  UNA CONTRA OTRA TIENES QUE OIR LOS COLORES DEL SONIDO DE LAS PIEDRAS AL CHOCAR, SOLO ENTONCES PODRAS VER COSAS DISTINTAS.

LO ESENCIAL ES SOLO VISIBLE A LOS OJOS DEL ALMA…YA HABRA QUIEN DIGA ESO ALGUN DIA, ESTOY SEGURO. ¿SABES? VEN CADA AMANECER Y, FRENTE AL MAR CHOCALAS UNA CON LA OTRA Y AL OIR SUS COLORES VERAS COMO TODO HA CAMBIADO SIN HABER CAMBIADO NUNCA…Y LUZ LLENARA TU VIDA, HABIENDO ESTADO SIEMPRE ALLÍ, AUN ANTES QUE NACIERAS.

EN LA LUZ YO APRENDI  A CONSTRUIR MI PROPIA REALIDAD, ALGO QUE NO TODOS ENTENDERIAN, PERO ERA DE JUANITA Y MIA.

TOMA TE REGALO LOS DOS PIEDRAS…SON TUYAS. DEBO RECOGER…AMANECER SE ACABA. ADIOS”.

enero 28, 2010 Posted by | NARRATIVA | | Deja un comentario

Fusilamiento de Piar.Notas de un extra clandestino.

1817. Una tarde de la Ciudad de Angostura, hoy Ciudad Bolívar, capital del Estado del mismo apellido de mi General Libertador.

En instantes, a un costado de La Catedral de la ciudad, disparos definitivos y tristemente eternos, de fusiles, interrumpirán la vida de Manuel Piar, General  en Jefe y amigo de El Libertador Simón Bolívar, quien habrá perdido no solo a un soldado libertario sino admirado como militar, pero la Patria debe ser libre y para tal: UNIFICADA. Al menos tales propósitos fundamentan las luchas independentistas de siempre. No se puede perder la UNIDAD, no  se puede tronchar el destino de América…deben ser libres los hombres, pues una vez conocida la libertad, si se la pierde: su ansia en el ser humano, resulta tan enorme  que cualquier otra  pérdida es tan efímera y microscópica como la propia vida.

 Retumban los disparos ante la orden dada al pelotón.

 Simón, Simón José Antonio de La Santísima Trinidad. Debió tragar muy fuerte al observar aquel ajusticiamiiento desde su ventana. Debió revivir mil recuertos de la muerte, que signó toda su vida habitualmente, en especial cuando veía  el sacrificio de aquel hombre legendario.

 16 de octubre de 1817:  el General Manuel Píar ha muerto. Vencedor de, entre muchas batallas, en “El Juncal” y “san Félix”, Piar, quien había sido detenido por orden del mismo Bolívar, sometido a juicio militar por insubordinación, conspiración y deserción, muere, siendo su cuerpo  inhumado y enterrado en el Cementerio de El Cardonal (Ciudad de Angostura). Bolivar no le degradó como General en Jefe.

Finalmente la Jefatura  Suprema se consolida en la persona del General Simón Bolívar.

enero 28, 2010 Posted by | HISTORIA, NARRATIVA, PERIODISMO, POLÍTICA | , , , | Deja un comentario

Pocas palabras para la muerte y la poesía.

5135dc25b58c0b74030bbb089984e096Mora TorresPublicado el 11 de Noviembre de 2009 por Mora Torres

La santidad del poeta, que existe en realidad, le viene por estar distraído del mundo (El lugar de las devociones). Uno cuando come no es poeta, uno cuando fuma no es poeta, y no porque esas tareas sean convencionalmente “prosaicas”. El poeta hace viajes fuera del mundo y percibe (Los Mecanismos Físicos y Metafísicos de la Existencia Relativa); el poeta es ocasional, viajeramente poeta. Cuanto más permanece en su condición, más adquiere esa pureza, esa incontaminación, que hace al santo. No es difícil verlo. Pero más allá, estoy empezando a Ver (Hacia la Construcción de una Logoterapia Organizacional) VEO: me pregunté esta tarde por el deseo de lo Más y lo Mejor. Ser el más inteligente, bueno, y bello. Ser el Mejor poeta. El trabajo es silencio, es Menos (Significado y motivación del trabajo). El trabajo del poeta es silencio (Hacia una pedagogía del silencio). Volver milagro las palabras (Vírgenes negras), hacerlas sonar, se hace en pleno silencio. Por eso escribí un verso que cuenta telarañas. Que ninguna vibración invada el trabajo del poeta para que no se rompan esas telas que se rompen con suspiros apenas; telas de telaraña que son los signos que el poeta descifra y traduce. Quiero: trabajar en silencio, en modestia, casi en misticismo, digamos en ascesis, la poesía de mi alma que es como la poesía de todas las almas (Carta a los adolescentes infames). Lo que me diferencia es, en los que no son poetas -o no trabajan la poesía- que ellos no lo saben o, acaso, no lo desean. Pero el que Ve del todo lo desea. Quiero quedarme quieta, silenciosa, sin guerras interiores; dar mi poema. “He tenido mi visión”, dice la pintora de Al faro, de Virginia Woolf (Literaturas) Cada poeta que se sabe así, debe dar un fragmento, buscarlo hasta tallarlo, conseguirlo, revolver cielo y tierra hasta eso, su fragmento. No abatirse por lo innumerable, por lo genial, que ya está dado. Ninguna biblioteca está completa hasta que no contenga ese fragmento (El sentido de Babel). Trabajo velado, silencioso, de mendigo, sin fastos, sin fiesta, sin dinero (El Dinero). El más lujoso del hombre, sin embargo (Las siete maravillas del mundo). ¿Y por qué el Más? ¿Por qué el Mejor? ¿Por qué el Más? ¿No era que debían eliminarse el Más, el Mejor? Sí lujoso, no el Más. Quise contrastar, perdón. Sin más, en vías del menos en realidad. Existe lo menor. Lo que no existe es lo mayor. Es precioso. No es lo más precioso. No es lo menos precioso. Conseguir un poema, una vida, un soplo. Un instante de paz. Un poco de belleza, éxtasis, perfumes. Transmutar lo horrible en palabras que no sean horribles y formando lo hermoso digan lo horrible, tarea de poetas. Pero no la única tarea del hombre. Tarea mía y de otros, no de todos. Hay otras. Ninguna Más ni Menos importante. Hay otras caras que han sido bellas. Unas fueron particular, individual o deformadamente bellas. Otras tuvieron la belleza que todos ven. Ninguna fue la más bella. Y la inteligencia… Oh, Dios, dame inteligencia para pensar sobre la inteligencia. Creo con sinceridad y quizá con locura que el hombre está equivocado. Belleza, bondad, inteligencia, talento: mundo suave. La santidad y la poesía se hacen con materia distinta: Atravesar el papel hasta lo desconocido, con música de solas palabras, poner los dedos en la luna con la mirada, irse hacia dentro del espejo más. Atravesar el papel y por ese agujero llegar al conocimiento íntimo de lo extraño, esto quiero fijar en un poema que tenga lo menos posible de palabras, incendiar las páginas como hojas resecas que se queman para ordenar el paisaje, incendiar y agujerear el papel hasta lo inconcebible que será concebido en ese lugar de llegar en el preciso momento de llegar cuando caigan los velos. Perdón, voy a hablar de la muerte Debo escribir lo que es la muerte para mí, pero con sinceridad, sin subterfugios: un horror sagrado del mármol y el olor descompuesto de las flores y de la ceremonia y el cajón. En el fondo, y no quisiera hacer una acotación excesivamente cruel o cínica, para curarme del espanto de la muerte bastaría con que los muertos desaparecieran, fueran ocultados al morir. Uno se entera de que alguien murió y puede llorar sin pompa su ausencia; nada ve de la carne de los muertos. ¿Por qué ocuparse los vivos de la carne muerta? ¿Qué ansiamos proteger, qué guardar? La muerte debería ser una desintegración en humo, y aun este humo, invisible. ¿Y si los científicos encontraran el modo? Dirían: qué infame el progreso, cómo deshumaniza a la muerte. Pero la muerte es inhumana, y en realidad nada mejor que su deshumanización. ¿Qué son los muertos ahora? O sólo polvo o algo más que humanos. Y como nunca sabremos desde acá…

noviembre 12, 2009 Posted by | LITERATURA, NARRATIVA, POESÍA, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

Las palabras obscenas entre las azucenas

Editorial Monografias.com 

Publicado el 4 de Noviembre de 2009 por Mora Torres5135dc25b58c0b74030bbb089984e096Mora Torres

Me digo -con humor (Sentido de humor y perfeccionismo)- que últimamente estoy tocando temas algo desenfrenados, y siempre referidos a lo sexual (Crítica a la moral sexual autoritaria).

Yo, tan seriecita desde joven (Identidad juvenil), ¿seré confundida con una pornógrafa?

Mis entradas, ¿serán buscadas con frenesí en Internet, como se buscan las “malolientes” páginas de pornografía? (Consideraciones de carácter ético y moral en el desarrollo de Internet)

Bueno, no me contesten, ya sé que no. Era sólo una broma (Más allá y más acá del Feminismo) para celebrar la erotización de mis últimos escritos (La transmutación de la escritura).

¿Y por qué no agasajar a Eros, a Eros que está vivo todavía, y no al doliente Tánatos? (La muerte en la historia)

El cuento (El cuento y sus características) que transcribo para ustedes es inédito pero fue escrito ya hace unos años. Pretende ser el extracto del diario de una mujercita muy libre y singular, castigada por estas dos hermosas virtudes al punto de ser internada en un colegio de monjas.

En mis tiempos -y en la Argentina- se llamaban “pupilas” las niñas que vivían en colegios privados lejos de su familia, y hasta a veces muy lejos, en otros países.

Niñas ricas de tintes melancólicos, blancos en Suiza, por ejemplo (Suiza).

Gracias a Dios, fui de escasas posesiones durante toda mi vida.

Las palabras obscenas entre las azucenas

(del diario de una adolescente de hace 40 años)

1970

Sé que soy un prodigio. Yo pronuncio terribles blasfemias o las peores malas palabras y tienen un valor. Yo digo la palabra azucena y tiene otro. Si mezclo las palabras tienen otro valor, ninguna es despreciable.

Yo puedo ir más allá. Sé que soy un prodigio, dije, y no dije de qué: de obscenidad. Nadie sabe que en su oscuro cuartito se ocultan los tesoros, las joyas, los rubíes, las perlas.

Un rubí era cuando yo me tocaba, sola en mi cuarto. Si no estaba sola era mucho mejor, era un diamante. Un muchacho me hundía, me atravesaba con su miembro. Y digo miembro pero conozco todas las palabras obscenas en todos los idiomas obscenos, y es por eso, ¿por eso?, que yo estoy encerrada.

Estoy pupila, pero más que pupila. Estricta vigilancia.

Una monja pasa y me mira mientras voy escribiendo.

Me vigila.

Sabe a qué puedo llegar -yo no lo sé muy bien.

La monja tiene miedo de que yo sea demasiado inteligente, me mira como si fuera una estrella negra, en realidad me admira. No me puede dejar de mirar.

Esto va más allá de “estricta vigilancia”.

Siente curiosidad, quiere mirarme el alma, y mi alma es preciosa.

Es redonda y preciosa, perfecta como un círculo, aunque junte tinieblas, como el ombligo junta mugre. “Juntatinieblas”, ese nombre le puse.

¿De un ramo de flores blancas no caen abismos?, abismos que me gustan, siempre que leo un libro y dice abismos yo dejo el libro y me pongo a pensar en los abismos. Busqué en el diccionario -ya sabía el significado, pero quería la definición exacta- y decía profundidad muy grande, infierno, cosa inmensa, incomprensible.

Esas profundidas, esas cosas inmensas, lo incomprensible, esos infiernos, tienen otros vocablos en los lenguajes obscenos, pero abismo en sí podría ser obsceno, una palabra obscena.

Yo podría ir reemplazando mis palabras por palabras así, para escribir en clave, digamos: un nardo o un clavel en el abismo, y ya sabría de qué se trata. O utilizando la palabra hiena, que también tiene fuerza destructiva, lujuria. Porque este cuaderno corre un peligro extremo.

Recién la monja se paró atrás de mí. ¿Está leyendo lo que escribo?

Me miró con una sonrisa tan dulce que parecía la sonrisa de una mujer hermosa:

-No pienses que estoy leyendo lo que escribes, es tuyo. No lo puedo leer sin tu permiso -dijo.

Yo no le pregunté por qué se había parado detrás de mí entonces, porque me había gustado su sonrisa y lo que dijo: “Es tuyo, no lo puedo leer”; pero sé que algo debe haber leído.

Tuve de pronto el impulso de entregarle el cuaderno y decirle que le daba permiso, que leyera, pero me contuve. Y en realidad no fue por mí, fue por ella que me contuve.

Escribí antes que este cuaderno corre extremo peligro, pero lo escribí por ampulosidad -yo quiero dominar además el idioma corriente, y ampulosidad es un hermoso sustantivo-, ya que… ¿qué peligro podríamos correr este cuaderno y yo si más allá de este colegio de monjas en donde estoy pupila no hay nada, no hay otro lugar? -otro lugar que tenga algún sentido.

Aquí me pasaría el resto de la vida escribiendo encerrada en la sala de estudio, adonde las otras chicas no vienen casi nunca, estamos eternamente solas la hermana Inés y yo.

Haría un análisis de mis palabras y de las palabras de los otros y fundaría la obscenidad, quizá en otro cuartito.

Acá no hay chicos varones, es lo malo.

Y las chicas parece que me escapan.

Ellas se pintan, pasan horas probándose ropas y maquillaje que les mandan los padres. Se miran en el espejo, no se gustan y borran, hacen otra pintura. O se gustan y se miran doblemente en el espejo, una hora seguida, haciendo muecas, tirándose besitos, guiñándose un ojo o pestañeando con las pestañas erizadas, con pedacitos de algo negro flotando entre los ojos. Pero yo no me maquillo, ni me pruebo la ropa que me mandan.

Quisiera estar desnuda, desnuda de cosméticos y ropa y hasta pelada, para sentir, para pensar, para aprender todos los idiomas, obscenos o no, y poder decirlo todo de una vez por todas, y siento que lo que más tengo es sentir.

Sentir en la piel y adentro y más adentro -ya dije de mi alma que es como que la toco- y poder a ese sentir decirlo con palabras, cualquier palabra vale: caca, o lila, o celeste, o acabar. Sí, acabar, que es tener un orgasmo, pero más suave.

Escribo todo seguido, pero hay un ayer y hasta hay un hoy y un mañana y un pasado mañana, y meses y años, y seguiré escribiendo cada día.

Porque no hay tiempo, no existe para mí.

Lo que existe acá que hace de tiempo es como un largo corredor, no es para mí.

Anoche salté en la cama. Me quería probar. Mi sentir. Mi piel, mis pelitos nacientes, como pelusitas, recién lo descubrí. Me acaricié Allí, y percibí que mientras lo hacía mi Allí, la sublime palabra más obscena que no debe nombrarse a partir de ahora, se ponía duro y yo me iba en el aire, por los aires y por los polvos de los polvos.

El polvo y los gusanos. Tan cerca de la muerte estoy al acabar que siento que caminan gusanos por allí, esos suaves gusanos del final, y es terrible, la suavidad y lo terrible juntos me dan miedo. Y me da tanto miedo después que no sé, me tapo la cara con las manos y me pregunto si es esto, justamente esto -el encuentro de la suavidad y lo terrible- lo que llaman pecado, o lo que verdaderamente así se llama. Pero cuando me tapo la cara con las manos siento el olor, siento en los dedos el olor -muerte o sexo- y me quedo dormida tan tranquila porque es como una cuna el olor. Y estar toda mojada pero tibia.

Volvió a pasar la monja y volvió a pararse atrás de mí.

Yo di vuelta la hoja y ella no dijo nada, pero me pareció que había leído las últimas palabras porque sus fosas nasales se abrían y cerraban. Me estaba oliendo, la hermana Inés me estaba oliendo, y yo intenté explicarle de repente que había leído en un libro que el olor del pescado recién pescado era muy fuerte, muy sensual, aunque estuviera muerto o se estuviera muriendo. Que era un olor magnífico que hablaba de la vida y el sexo, de mi sexo, y el sexo es importante pero de él no se puede hablar, es lo más importante y por eso de él no se puede hablar.

-¿Por qué? -me preguntó ella -y yo creía que ella tampoco podría hablar jamás.

-Porque no hay un lenguaje -le expliqué-, y le dije:

-Si yo apenas puedo entender algunas cosas cuando reúno palabras de todos los lenguajes.

-¿De cuáles? -me preguntó la hermana Inés, y era tan dulce como si con una caricia me hiciera cosquillas cerca del ombligo.

-De todos, de los comunes, de los obscenos, de los otros -pero yo sentía que no podía soportar más la cosquilla, la risa. Era nacer y desmayarse, porque ella me escuchaba, me quería.

Anoche, cuando estaba en la cama, a punto de llegar a los gusanos, oí que alguien me llamaba: era la hermana Inés.

Pero no me llamaba, era como un soñar, y acabé despacito, creyendo que su hábito me perfumaba, me envolvía. Me protegía del pecado.

Hoy recordé el pecado mucho tiempo, me había olvidado el terror que tenía cuando era chica, cuando hacía maldades. Pero fue el terror el que me entregó -quiero decir que me entregó a la maldad- para olvidarme del pecado. Seguí haciendo maldades cada vez más, y recordando la maldad, y olvidando el pecado.

Pero ayer lo escribí, lo recordé.

¿Me habrá traído la hermana Inés una nostalgia?

Me gustan las historias de mujeres perversas.

Leí una de una mujer y de una hiena que se hacían amigas en un zoológico de Francia. La mujer le enseñaba francés, y la hiena le enseñaba su idioma.

Pero la madre de la jovencita -porque esta mujer era como yo, muy joven- iba a dar una fiesta en su honor, y ella no quería ir. Le propuso a la hiena que fuera en su lugar.

La hiena se preparó desde temprano. Fue a la casa de la joven perversa y se comió a la criada, con cuidado de comer bordeándole la cara, para que le quedara la máscara de ella. Cuando la hiena estuvo enteramente vestida con los vestidos de Leonora, bajó a la fiesta pensando en que tendría mucho éxito y que nadie la iba a desconocer en la penumbra.

Leonora le había dicho a la hiena: “Recuerde que no debe ponerse junto a mi madre: seguro que ella sabría que no soy yo. Y buena suerte”.

Leonora se encerró en su cuarto y se puso a leer Gulliver. Una hora después entró su madre “pálida de rabia”:

“Terminábamos de sentarnos a la mesa -dijo- cuando la cosa que estaba en tu lugar se levanta y grita: ‘Huelo un poco mal, ¿no?, bueno, yo no como precisamente pasteles’. Y a continuación se arrancó la cara y se la comió”.

-Es de Leonora Carrington -dijo detrás de mí la hermana Inés-. ¿Vas a ser escritora?

-¿Cómo -le pregunté-, está leyendo mi cuaderno?

La hermana Inés se puso colorada.

-Sólo quería conocerte -dijo con su sonrisa de mujer.

Yo me sentí muy fuerte, muy feliz. Había tocado fondo, estaba ya en el preciado fondo, y no tenía miedo. Me envanecí:

-¿Y leyó todas las palabras?

-Leí todo el cuaderno, sí, poquito a poco. Dios sabe que mi peor defecto es la curiosidad, y como veía que escribías tanto, y que eras tan seria, tan distinta…

-¿Y qué le pareció? -le pregunté ejercitando mi vanidad de presidiaria-. Las palabras malditas, digo, ¿qué le parecieron?

-Me pareces encantadoramente ingenua -dijo-. Y mucho más ingenua que cualquiera, que las chicas, que las monjas, que yo. Es verdad que tu alma es muy hermosa -suspiró.

Yo entonces recordé el acto irremediable que quería cometer desde hacía tiempo: me paré y la besé en la boca.

Ella dijo:

-Qué linda, pero qué linda eres, Lila -sin ninguna palabra, con los ojos.

Envío: A cambio de completar la novela que les anticipé, y con el agradecimiento por haberme estimulado tanto, les mando este “pecaminoso” cuento adolescente. Tengan piedad de él; la protagonista es verdaderamente inocente de haberlo escrito…

noviembre 5, 2009 Posted by | LITERATURA, NARRATIVA | , , , , , , | Deja un comentario

La Malinche y la esposa de Hernán Cortés.

LOCUTOR: NUNCA SE SABRÁ LO QUE EN VERDAD PASÓ EN COYOACÁN AQUELLA NOCHE DE 1522, NOCHE  EN QUE MURIÓ   CATALINA XUÁREZ, ESPOSA DEL NEFASTO HERNÁN CORTÉS, INVASOR Y DESTRUCTOR DEL IMPERIO AZTECA.

Narrador:que tenía infinitas mujeres, dentro de su casa, de la tierra, e otras de Castilla, e según era pública voz e fama entre sus criados e servidores, se decía, con cuántas en su casa había tenía acceso; aunque fueran parientas unas de otras; e que con otras mujeres casadas es notorio que a tenido muchos accesos, e que enviaba los maridos fuera de esta ciudad, por quedar con ellas, los nombres aquí no se ponen, sacáronse en un papel aparte, que algunas dellas parieron del dicho don Fernando“.

Después de consumada la conquista de Cuba en 1511, Cortés se establece en Manicarao, donde obtiene un repartimiento de indios junto con Juan Xuárez y gana una posición como vecino acomodado de la isla, por lo que parece olvidar los sueños de grandeza con los que se embarcó al Nuevo Mundo.

Juan Xuárez, una vez que obtuvo el repartimiento mando traer a su madre María Marcayda, a sus hermanas y hasta una abuela de Santo Domingo a donde habían ido esperando casarse con hombres ricos, pues los Xuárez eran “…gente pobre y de escasa valía” (Fernández del Castillo). Y ya que doña Catalina Xuárez, una de las hermanas, era de buen parecer y las mujeres españolas eran raras en la isla, pronto se entendieron don Hernando y doña Catalina.

Es así como Hernán Cortés abandona la isla junto con su armada, sin gran sentimiento por la separación de su mujer y una vez llegando a las costas mexicanas, absorto en su empresa y en amoríos con doña Marina y otras indias, parece olvidar por completo a su esposa en Cuba. Desde que salió de la isla (18 de febrero de 1519) a la toma de la ciudad de México (13 de agosto de 1521) solamente una vez se escribió con doña Catalina, después de la noche triste en que escribiría a su mujer para pedirle perdón por el olvido que hasta entonces le ha tenido.   

Las noticias de las heroicas hazañas de su esposo despertaron en doña Catalina el deseo de participar de su fortuna y embarcarse a la Nueva España sin avisar a Cortés de sus planes (agosto de 1522). Así, estando Gonzalo de Sandoval en Coatzacoalcos, le llegaron cartas acerca de un barco que entraba en el río de Ayahualulco en que venía de Cuba la señora doña Catalina Xuárez de Marcayda, con su hermano Juan y otra hermana; por lo que Sandoval salió a recibir a los viajeros acompañado de la mayor parte de los capitanes y soldados, entre ellos Bernal Díaz. Sandoval mandó avisar a Cortés de inmediato y éste mandó recibir a su esposa y cuñados con grandes honras y fiestas y los mandó traer a México con gran algarabía durante todo el camino.

Seguramente a Cortés le disgustaba la presencia de doña Catalina aunque no dio muestras de ello (ya que había favorecido a aquellos quienes traían mujeres e hijas españolas para incrementar la población en aquellas tierras y no podía mostrarse contrario a sus propias leyes). Además entonces estaba en amoríos con Marina, indispensable para la conquista de México e inseparable compañera de Cortés y con la que además tenía ya un hijo. Este era don Martín Cortés (que tendría cerca de un año a la llegada de doña Catalina a México), uno de los hijos predilectos del conquistador y que posteriormente fuera reconocido como legítimo por el papa Clemente VII en 1529.

LOCUTOR: NUNCA SE SABRÁ LO QUE EN VERDAD PASÓ EN COYOACÁN AQUELLA NOCHE DE 1522.

noviembre 2, 2009 Posted by | AUDIO, HISTORIA, LITERATURA, NARRATIVA, POLÍTICA | , , , , , , , , , | Deja un comentario

GRACIAS A TI: MATEA…MUJER.NEGRA:

360936367_999e4df429Negra MateaAutor: Manuel Boffil Bello.

 

 

 

 

 

 

 

 

SIMÓN JOSÉ ANTONIO DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD VIVE ETERNAMENTE, GRACIAS A TI: MATEA…MUJER. NEGRA: POZO DE LECHE, LAGRIMAS  Y ROSAS.

AUDIO: TAMBORES YORUBA HACEN “FADE IN”.

QUIEN IBA A PENSAR, MATEA, NEGRITA LINDA, QUE, CUANDO CRECIERAS A TAMAÑO DE MAMÁ, IBAS TÚ A AMAMANTAR LA LIBERTAD.

JUGANDO:

ENTRE TAMBORES DE YORUBAS Y DULCES CAÑAVERALES DE NIÑITA,

ENTRE TRAPOS Y MUÑECAS DE IMAGINACIÓN, TAN PEQUEÑITA….

ENTRE NOCTURNAS AGUAS DE LLUVIA AMENAZANTE,

ENTRE QUEBRADAS Y GOLPES DEL NO SON.

ENTRE CERRO, RANCHO Y SOLEDAD.

QUIEN IBA A PENSAR, MATEA, QUE TU LECHE IBA SER MANÁ DE LIBERTAD.

Y SE RIE UNO DE CONTENTO, ¿SABES? DE BIEN CONTENTO,

DE SOLO IMAGINARTE, PERSIGUIÉNDOLO A ÉL, PARA,

YA MUJER, REGAÑONA, REGAÑAR A NUESTRO, A TU SIMÓN.

DEBIÓ SER MUY GRANDE TU CARIÑO, PARA HACER DEL NIÑO UN HOMBRE QUE RECORDARA SIEMPRE…

ETERNAMENTE, TU PALABRA, LA PALABRA LIBERTAD.

UN BESO PARA TI: MATEA DEL CORAZÓN.

DEL CORAZÓN NEGRO DE ESTE BLANCO

QUE TE RUEGA ETERNO SUEÑO E ILUMINACIÓN.

UN BESO PARA TÍ, Y OJALA  Y MAÑANA, CUANDO MUERA, YO TE VEA EN UN ABRAZO, GORDA LINDA, MI REVOLUCIÓN.

TU  MÁS FERVIENTE QUEREDOR,

DESPUÉS DE ÉL, EL LIBERTADOR.

AUDIO: TAMBORES YORUBA SUBEN….QUEDAN COMO FONDO.

GRACIAS MATEA POR HABERLO AMAMANTADO, CUIDADO Y VIGILADO.

ESE MUCHACHO ERA TERRIBLE, INCONTENIBLE E INCORREGIBLE.

MENOS MAL QUE ESTABAS TÚ, PÁ DEJARLO SER TERRIBLE, INCONTENIBLE E INCORREGIBLE, GRACIAS A TU AMAMANTADA, TU CUIDADA Y VIGILADA FUERZA DEL AMOR. MADRE NO SOLO ES LA QUE PARE…LUGAR COMÚN, PERO ¡CÓMO PARE, CUANDO PARE LIBERTAD!    

GRACIAS MATEA, POR TU SUPERVISIÓN.

ENTONCES, POR ESO FUÉ QUE CARACAS –COMO TÚ-  NOS DIOUN LIBERTADOR DE LIBERTAD, UN NIÑO QUE LLAMÓ SIMÓN,Y  POR ALLÁ, EN GUERE, COMO QUE ALGUIEN SE SEMBRÓ,UN SAMÁN QUE OTRO ALGUIEN LLAMÓ SAMÁN, EL SAMÁN DE EL LIBERTADOR.

AUDIO:  ROMPER…OJO…”POPULE MEUS” SUBE VOLUMEN, BAJA Y CORTA, BAJA  Y CORTA. MEZCLADO EN “INTERCUTS” DE INTERFERENCIA DE ESTÁTICA. (BUSCA INTERPRETAR LOCURA)

 

CASI QUE INTENTO,  ATREVERME A PRETENDER IMAGINAR EL DOLOR SUYO Y SU LOCURA: SIMÓN, SIMÓN, SIMÓN.

ELLA, IDA, TAN SIN VIDA, TAN PUESTA, TAN PERDIDA,

SU MARÍA TERESA.

Y USTED, MI GENERAL,  SIMÓN, JOVEN, LOCO Y SIN VIDA, DE TANTA AUSENCIA…LLOVIZNADA Y LLOVIDA.

AUDIO: “LES PRINTEMPS”. TERESA CARREÑO. “FADE IN” MUY SUAVE, DESDE “AUSENCIA”…

MENOS MAL, EXISTIERON, SU MANUELA, SANTA Y LIBERTARIA, SU MATEA, POZO DE LECHE, LÁGRIMAS Y ROSAS, LA PEPITA DE BARCO ROMPEMARES, Y SU RAMO DE FLOR DE NOVIO.

TODO ESTO, MI GENERAL, HA SIDO UNA EXCUSA, PARA PRESENTARLE NUESTRO SALUDO,

GENERAL  EN  JEFE DE LA PATRIA ¡CARAJO! LIBERTADOR DE LA CORDURA.

COMPATRIOTA LIBERTADOR, DOQUIERA ESTÉ EN CADA ALMA NUESTRA,

QUE SOLA SE CONVIERTE EN UNA.

SEPA QUE USTED, MI GENERAL, USTED NO ARÓ EN EL MAR,

USTED  ARÓ EN EL  CIELO DE LOS CIELOS,

EN EL TIEMPO DE LOS TIEMPOS,

Y HOY,

A PLENA LLUVIA, 

Y TEMPESTADES,

EN NUESTRA AMÉRICA TODA,

COSECHAMOS, COSECHAREMOS  Y SEGUIREMOS COSECHANDO LA SOÑADA LIBERTAD.

AUDIO: TAMBORES DE SAN MILLÁN.

noviembre 2, 2009 Posted by | AUDIO, EDUCACIÓN, EDUCACIÓN PREESCOLAR, LITERATURA, NARRATIVA | , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario