Taimaboffil's Blog

A la mujer, jóvenes y niñ@s, con pretendida óptica revolucionaria.

5 de abril 2011: Bandera EUAggggh!!!

Bandera EUAggggh!!!

SIN COMENTARIOS.Sssss..

 

abril 5, 2011 Posted by | AGRICULTURA, ARQUITECTURA, ARTE, AUDIO, AVIACIÓN, ¿PERIODISMO?, BIOGRAFÍA, CINE, COMUNICACIONES, DERECHOS HUMANOS, ECOLOGÍA, ECONOMÍA, EDUCACIÓN, EDUCACIÓN PREESCOLAR, EDUCACION ESCOLAR, FILOSOFÍA, FOLCLORE, GEOGRAFÏA, GUERRA, HISTORIA, Humor, INDÍGENAS, Infraestructura, LITERATURA, LO CULTURAL/IDEOLOGICO, LO LÚDICO, MÚSICA, MEDICINA, NARRATIVA, PERIODISMO, Pintura, POESÍA, POLÍTICA, Religión, SALUD, Sicología, SISMOLOGÍA, Teatro de calle, Televisión, TURISMO, TV, Uncategorized | | 1 comentario

Resplandores nucleares en el Atlántico Sur (I).Sudáfrica

Via: lapolillacubana
enero 13, 2011 at 12:14 am
URL:
lapolillacubana  http://wp.me/pbsQl-1J8
Por Salvador Capote
Base aerea Patrick en Florida, E.U.A.

 

Estado de Florida, E.U.A.
 
La Base Patrick de la Fuerza Aérea estadounidense en la Florida amaneció en alerta roja el 22 de septiembre de 1979. La tensión era extrema pues el personal que monitoreaba las señales satelitales detectó transmisiones del satélite VELA con el patrón característico de las explosiones nucleares: dos grandes resplandores seguidos uno del otro, el primero de corta y el segundo de mayor duración, separados por oscuridad casi total.
 (Los satélites Vela, con un número total de 12: seis del plan Vela Hotel, y seis del plan Vela Avanzado; fueron parte del proyecto Vela. La misión de la serie Vela Hotel era descubrir las explosiones nucleares en el espacio, mientras que la serie de Vela Avanzada era no sólo descubrir estas explosiones espaciales sino, también, las producidas en la atmósfera. fuente: Wikipedia)
Explosión Nuclear
Los sensores del satélite determinaron que la explosión había tenido lugar en el punto situado en las coordenadas 47º S y 40º E, donde se unen las aguas del Atlántico Sur y el Océano Indico, cerca de las islas Prince Edward y Marion, pertenecientes a Sudáfrica. Se trataba, por tanto, de una prueba nuclear, y analistas políticos y científicos llegaron rápidamente a la misma conclusión: la responsabilidad era de Sudáfrica, de Israel, o de ambos.
Sur Africa AFO36L

                                      Ubicación de Cuba y de Angola

¿Qué interés táctico o estratégico podía tener Sudáfrica en el desarrollo de un arma nuclear? –En 1975, Cuba comenzó a enviar tropas para defender la independencia de Angola frente a la invasión sudafricana.

Combatientes angoleño y cubano.

Hasta esa fecha, el poderoso ejército racista no había tenido rival en el continente, pero las fuerzas internacionalistas cubanas, aliadas al Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA), lo obligaron a retroceder más de 700 kilómetros, desde las cercanías de Luanda hasta la frontera con Namibia. La derrota del ejército del apartheid en 1976 (la primera, porque sufriría una segunda aún mayor y decisiva en 1986, en la histórica batalla de Cuito Cuanavale) fue en extremo humillante para Sudáfrica porque la soberbia de una ideología de supremacía blanca había quedado hecha trizas frente a un ejército angolano-cubano que cubría todo el espectro de colores de piel. Fue seguramente por estos días que el gobierno de Pretoria adquirió la certeza de que sólo la posesión de armas nucleares podría garantizar –pensaban ellos- la existencia del régimen.

 Casa blanca, Washington.

De acuerdo a la opinión más difundida por los medios, la prueba nuclear del Atlántico Sur había sido diseñada para que pasase inadvertida, al tener lugar en un sitio remoto del océano y en medio de una tormenta que disiparía las radiaciones. El satélite VELA, que podría detectar la explosión, se consideraba obsoleto, estaba fuera de servicio y el gobierno de Estados Unidos ya no publicaba sus trayectorias. Sin embargo, el VELA estaba allí la noche del 22 de septiembre y sus viejos sensores captaron el doble resplandor (1).

Lo cierto es que en ese año de 1979 era ya prácticamente imposible que ocurriese una explosión nuclear en cualquier parte del mundo sin que fuese detectada de inmediato. La que tuvo lugar el 22 de septiembre no sólo fue descubierta por el satélite VELA sino también por otros medios; por ejemplo, por la observación de alteraciones atmosféricas desde el laboratorio de la ionosfera de Arecibo en Puerto Rico y por los datos hidroacústicos (ondas de sonido que se mueven a través del océano) en la isla de la Ascensión, situada a mitad de camino entre Brasil y la costa occidental africana (2). Al presidente Jimmy Carter le faltó la energía necesaria para enfrentar el hecho y cometió el error, tal vez por consideraciones electorales, de inútilmente tratar de ocultar la evidencia. El panel de expertos convocado por Carter y presidido por el físico del MIT Jack Ruina sostuvo la tesis de que las señales habían sido causadas por el impacto de un meteorito sobre el satélite. Sin embargo, el informe de la “Defense Intelligence Agency” (DIA) de junio 26 de 1980, que permanece en gran parte sin desclasificar, señaló que las probabilidades de que un meteorito causase las señales eran inferiores a 1 en 100 billones.
Limpiando la Casa Blanca

Con la administración del nuevo presidente Ronald Reagan el “Incidente VELA”, por supuesto, fue rápidamente olvidado. “Con Washington cerrando los ojos y con Israel dándole la mano, el programa de armas nucleares de Sudáfrica se aceleró y sus capacidades convencionales se fortalecieron” (3).

Otra lectura de la información disponible es más convincente. Se acercaban las elecciones en Estados Unidos y para el gusto de la ultraderecha y de los halcones del Pentágono el presidente Jimmy Carter era demasiado decente y sin la garra que el imperio necesitaba en sus relaciones internacionales. Carter había adquirido prestigio con los Acuerdos de Camp David, su política anti-apartheid y su defensa de los derechos humanos. Todo ello y en particular su firme actitud con respecto a la no-proliferación de armas nucleares, fue puesto en solfa –de forma muy conveniente para sus adversarios- por los resplandores en el Atlántico Sur.
Pero una tercera lectura, me parece, se acerca más a la realidad. Sudáfrica percibía como una amenaza a su seguridad nacional los éxitos de los movimientos de liberación en los países vecinos y -en su propio territorio- del Congreso Nacional Africano (NAC). Además, el ejército internacionalista de la pequeña isla antillana constituía un enemigo formidable porque estaba compuesto en su totalidad por voluntarios que conocían perfectamente bien lo justo de la causa por la cual luchaban y se empeñaban en el combate como si estuviesen defendiendo a su propia tierra. Lo más preocupante para Washington y Pretoria era la creciente simpatía de los pueblos de África hacia los combatientes cubanos.
Combatientes cubanos en Angola
En septiembre de 1979, Sudáfrica estaba a punto de lograr la fabricación de un arma táctica nuclear y habría de lograrlo al siguiente año. Pero el tiempo apremiaba y necesitaba con urgencia un poder de disuasión que le permitiese una mayor capacidad de maniobra en la compleja situación político-militar que enfrentaba. La misma necesidad tenía Israel, sobre todo después del triunfo de la Revolución Islámica en Irán. Sudáfrica no podía detonar una bomba nuclear sin el concurso técnico de Israel y, a su vez, Israel necesitaba del uranio de Sudáfrica y de los inmensos espacios oceánicos al sur de Ciudad del Cabo para realizar pruebas nucleares. Lo importante pues no era determinar la paternidad de los resplandores nucleares sino que éstos demostraban la complicidad entre los dos gobiernos de apartheid: contra negros africanos uno y contra palestinos el otro.
La política de Tel Aviv ha sido y continúa siendo la de no afirmar ni negar lo que se relacione con su desarrollo nuclear. Señala el historiador Polakow-Suransky (4) que Sudáfrica aprendió de Israel que la “ambigüedad” en este campo podía lograr que el mundo los tomara más seriamente. Según él, el ministro de Defensa, Magnus Malan supo sacar ventaja del misterioso doble destello. Entrevistado por Polakow-Suransky, el general Malan confesó que había instruido explícitamente al embajador de Sudáfrica en Washington que no negara la responsabilidad de Pretoria, y añadió con sonrisa socarrona: “Recuerde una cosa en este tipo de situación: el bluff”.

Sin embargo, las fuerzas cubanas no se amedrentaron ni se retiraron de Angola, ni en 1979 cuando el arma nuclear sudafricana era todavía probablemente un “bluff” ni en 1988 cuando era ya una amenaza real de aniquilación y podía ser el recurso desesperado de un régimen destinado a desaparecer. Documentos secretos desclasificados por el gobierno sudafricano post-apartheid revelaron que en 1975 Israel convino en vender armas nucleares a       Sudafrica.                                     Combatientes cubanos en Angola
El entonces ministro de Defensa Shimon Peres (que sería galardonado con el Premio Nobel de la Paz) ofreció venderle a Pretoria misiles Jericó de tres tipos diferentes (para guerra convencional, química y nuclear). El ofrecimiento se produjo durante una reunión el 31 de marzo de 1975. La revelación “parece corroborar por primera vez en forma documentada una relación nuclear durante largo tiempo sospechada pero nunca probada” (5).
Los documentos incluyen actas de reuniones secretas entre oficiales de ambos países; en una de ellas aparecen las firmas de P.W. Botha (el “gran cocodrilo”) y de Shimon Peres, a la sazón ministros de Defensa de Sudáfrica e Israel respectivamente. Un documento previamente desclasificado, escrito por el jefe del estado mayor del ejército sudafricano, el mismo día en que tuvieron lugar las reuniones entre Israel y Sudáfrica, describía los beneficios de la adquisición de misiles balísticos Jericó con cabezas nucleares (6).
El “Wisconsin Project on Nuclear Arms Control”, organización privada no lucrativa fundada en cooperación con la Universidad de Wisconsin, publica periódicamente el “Risk Report” que ofrece información sobre los programas de armas de destrucción masiva en todo el mundo. En el informe de enero-febrero de 1996 (7) se afirma que “Israel fue el más importante suministrador de misiles a Sudáfrica. Pretoria obtuvo la mayor parte de lo que necesitaba de Tel Aviv”.

Citando al boletín industrial “Nuclear Fuel”, el Informe Risk revela que el tungsteno que envuelve al uranio para incrementar el poder de la reacción en cadena, era obtenido por Sudáfrica mediante traficantes de metales desde otros países africanos. En 1989 –se afirma en otra parte del informe- un poderoso misil (versión del Jericó-II israelita) fue disparado desde el centro de pruebas sudafricano (“Overberg Test Range”) y voló cerca de 1,500 kilómetros. El lanzador espacial RSA-4 es técnicamente similar al de Israel. El Informe Risk considera el lanzamiento de este misil como “fuerte evidencia” de la cooperación entre ambos países en armas nucleares y misiles de largo alcance.

Otros datos de extraordinario interés aparecen en el informe. Durante los años ochentas, Sudáfrica produjo uranio altamente enriquecido en su planta de Pelindaba. La técnica utilizada (“split-nozzle gaseous diffusion”) fue siministrada por Alemania Occidental. Entre 1984 y 1988 la compañía de Pennsylvania “International Signal and Control” (ISC) envió a Sudáfrica más de $30 millones en equipos militares que incluían antenas para el rastreo telemétrico de misiles en vuelo, giroscopios para los sistemas de guía y otros equipos imprescindibles para un sistema de misiles de alcance medio. En 1988, en la aduana estadounidense descubrieron un cargamento de giroscopios para la fabricación de misiles antitanques que iban a ser enviados clandestinamente a Sudáfrica. En 1990, cuando ya el régimen del apartheid agonizaba, se supo que la compañía de la Florida “York Ltd.” había estado vendiendo ilegalmente a “South Africa’s Telecom Industries” equipos computarizados que servían para guiar en su vuelo a grandes misiles balísticos.
Combatientes del MPLA (Angola)

En realidad, aunque la mayor parte de la ayuda a Sudáfrica para la fabricación de armas nucleares fue suministrada por Israel o a través de Israel, Estados Unidos y varios países europeos comparten la responsabilidad. Con el poder de las armas nucleares, el régimen de Pretoria hubiera desempeñado en Africa el mismo papel de gendarme imperial que juega Israel en el Medio Oriente. Sólo el heroísmo del ANC, de la SWAPO, del MPLA y del ejército internacionalista cubano lograron impedirlo.

Los mismos países que hoy piden sanciones y amenazan con la guerra a Irán, negándole el derecho a un desarrollo nuclear pacífico, son los que entregaron la tecnología y los recursos para la fabricación de armas nucleares a Israel y a Sudáfrica. Según cálculos de la Federación de Científicos de Estados Unidos (“Federation of American Scientists”) Israel puede poseer en estos momentos unas 200 armas nucleares.

(Continuará)

(1) Thomas C. Reed and Danny B. Stillman: “The Nuclear Express”, Zenith Press, 2009, p. 178.

(2) Sasha Polakow-Suransky: “The Unspoken Alliance”, Pantheon Books, 2010, p.140.

(3) Sasha Polakow-Suransky: Idem, p, 142.

(4) Sasha Polakow-Suransky: Idem, p, 141.

(5) Adrian Blomfield: “The Telegraph”, 24 May 2010.

(6) BBC News, Middle East, 24 May 2010.

(7) The Risk Report: “South Africa Nuclear Autopsy”, Vol. 2, No. 1, January-February 1996.

enero 16, 2011 Posted by | AVIACIÓN, HISTORIA, POLÍTICA | , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

6 de enero de 1897:Nace Manuel Ríos, primer piloto venezolano en volar solo en el cielo patrio.Venezuela.

 

El 6 de enero de 1897, nació en Altagracia de Orituco (Guárico) el capitán Manuel Ríos, primer piloto venezolano en surcar solo los cielos de la Patria. El 14 de abril de 1921 abordó un Caudron francés en presencia del entonces director de la Escuela de Aviación Militar, coronel David López Henríquez, y algunos compañeros venezolanos y franceses. Piloteó la nave sobre La Barraca y Piñonal (Maracay), pasando por Cagua hacia los valles de Aragua a 3.000 pies (unos 900 metros) de altura. Sobrevoló Villa de Cura y San Juan de los Morros (Guárico), y regresó a Maracay, donde aterrizó en el aeródromo ante los suspiros de alivio de autoridades y compañeros, y descendió orgulloso de su máquina.

Caudron G-3

Éste fue el primer vuelo de Manuel Ríos en la década de los 20 del siglo XX. En abril de 1923 se convierte en instructor de vuelo debido a la partida de los instructores franceses hacia su país. El 19 de diciembre efectuó, junto a Miguel Rodríguez y Francisco Leonardi, una exhibición aérea con motivo de la celebración del aniversario de la Causa Rehabilitadora, en un evento que contó con la presencia del general Juan Vicente Gómez, presidente de la República, y otras personalidades. Ríos aterrizó felizmente luego de realizar algunas piruetas en el aire.

Manuel Ríos fue el primer piloto condecorado con la Orden del Libertador.

Hoy día, la base aérea de El Sombrero (Edo.Guárico, Venezuela), donde se encuentra la base terrena de nuestro satélite Simón Bolívar, lleva su nombre.

enero 12, 2011 Posted by | AVIACIÓN, Uncategorized | , , , , , , | 4 comentarios

28 de diciembre: Fuerza Aérea incorpora cuatro cazas tácticos Su-34.Venezuela.

Fuerza Aérea incorpora cuatro cazas tácticos Su-34 a base de entrenamiento en el centro de Rusia.
Moscú, 28 de diciembre, RIA Novosti.

La segunda partida de cuatro cazas tácticos Su-34 fue recibida en el Centro de entrenamiento de pilotos de Lípetsk, comunicó el portavoz de la Fuerza Aérea rusa, coronel Vladímir Drik.

enero 12, 2011 Posted by | AVIACIÓN, Uncategorized | , , , , | 2 comentarios

27 noviembre 2010: Aviación Militar Bolivariana cumple 90 años de historia y 18 de unión con Venezuela.

Extraido de: Correo del Orinoco.www.correodelorinoco.gob.ve/

La AMB celebra hoy su día con buenas noticias: ya se iniciaron las negociaciones entre el Gobierno Nacional y la República Popular de China para la adquisición de 10 ó 12 unidades de transporte. También fue firmado un convenio con Bielorrusia para la modernización de la Base Aérea Libertador, donde se construirá un gran terminal internacional.

El sistema K8W forma parte del plan de modernización

Hoy, 27 de noviembre, se celebran 90 años de historia de la Aviación Militar Bolivariana (AMB). Esto, según decreto presidencial número 7.102, firmado en diciembre pasado por el presidente de la República, Hugo Rafael Chávez Frías, para conmemorar la primera batalla aérea que vivió el país durante la rebelión cívico-militar del 27 de noviembre de 1992, hace ya 18 años.

El combate de 1992 marcó un antes y un después en la historia patria

Si bien es cierto que la creación de la escuela de aviación militar se oficializó un 10 de diciembre de 1921, el Jefe del Estado fijó la fecha en homenaje a la gesta heroica de los pilotos revolucionarios que aquel 27 de noviembre, desde la Base Aérea Libertador, en Maracay, se unieron a la causa del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200).

Con aviones Tucanos y OV10 Broncos, los pilotos emprendieron un vuelo hacia Caracas para luchar por la justicia social y derrocar el régimen del expresidente Carlos Andrés Pérez.

“Esta fecha (27N) para nosotros es histórica ya que hicimos patria; en el año 1998, que el presidente Chávez ganara las elecciones, significó que no nos equivocamos, que el pueblo nos dio la razón”, manifestó a Venezolana de Televisión (VTV), el teniente coronel de la Aviación, Edwind Reyes, quien contaba con apenas 23 años de edad en aquella época.

El plan era perfecto: los pilotos practicaban para participar en el desfile aniversario de la Aviación Militar, el cual se celebraba el 10 de diciembre. “Tomamos unos aviones en Barcelona (Anzoátegui), eran unos Tucanos artillados para operaciones especiales, y se utilizó el simulacro de las prácticas para hacer nuestro movimiento histórico”, recordó Reyes.

“El 27 de noviembre de 1992 se produjo la identificación del componente aviación con el pueblo”, expresó el coronel Héctor Pérez. Dijo no arrepentirse de su actuación aquel día, “ya que hoy, gracias a ese 27 de noviembre, hemos avanzado mucho y lo podemos evidenciar con la Revolución”.

Se puede decir que la aviación militar ha tenido varias etapas: una primera en la década de los años 70, cuando se invirtió mucho dinero en la compra de los aviones T2D, los OV10 Bronco y los Mirage: luego pasado los años, hubo otro repunte con la adquisición de los cazabombarderos F-16 A y F-16B.

Sin embargo, la aviación se vino abajo por factores económicos y por las políticas neoliberales del pasado.

A su llegada al poder, Chávez se encontró con equipos casi obsoletos; todos, con sistemas americanos, que posteriormente no pudieron ser repotenciados ya que Estados Unidos empezó a restringir el suministro hasta lograr bloquear militarmente al país.

No obstante, el gobierno de Hugo Chávez logró grandes alianzas militares con países como China y Rusia, con el fin de satisfacer la defensa del espacio aéreo nacional, a fin de ejercer la plena soberanía sobre el territorio venezolano.

Mata: “Antes, un general no hablaba con un sargento de tropas; ahorita estamos todos unidos”

“El éxito para el desarrollo futuro de nuestro país es que tengamos una aviación militar desarrollada, para poder llevar el bienestar a los pueblos más lejanos”, expresó el ministro del Poder Popular para la Defensa, General en Jefe Carlos Mata Figueroa, a propósito de cumplirse 90 años de la creación de la primera escuela de aviación en el país.

Mata Figueroa sostiene que el desarrollo de la aviación durante los 11 años de Revolución ha sido “grandísimo en todos los sentidos”, ya que este componente de la FANB ha recibido nuevos equipos para la defensa aérea del país. “Ha sido una preocupación del Comandante en Jefe que la FANB tenga una aviación moderna como la que se merece el país”, expresó

Gracias a la adquisición de nuevos y modernos equipos durante los últimos 10 años, la Aviación salió del ostracismo. “Ha sido una preocupación del Comandante en Jefe el que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana tenga una aviación moderna como la que se merece el país”, señaló el Ministro.

La FANB, hoy más que nunca, “está jugando un rol importantísimo en este proceso revolucionario que vive nuestra patria. Estamos dándolo todo por darle al pueblo la mayor suma de felicidad posible, que es lo que se merece Venezuela”, agregó.

Para el titular de Defensa, el mayor logro de estos 90 años de historia es la unión cívico-militar y la calidad profesional de cada aviador militar; incluye en el reconocimiento a las tropas y al componente civil “que se ha asimilado para trabajar dentro de la Aviación”.

Aseguró que la inversión en materia militar obedece a un plan estratégico para la defensa del país, y no como se hacía en la Cuarta República. “Lo que aquí se compra obedece a un plan”, ratificó.

BASES MODERNAS

Sobre los planes a futuro dentro de la AMB, el General en Jefe aseguró que ya se están adecuando las diversas bases aéreas con equipos más modernos, acordes con la realidad que vive el país.

“Estamos mejorando nuestras bases aéreas. A nosotros nos engañaron durante mucho tiempo diciéndonos que teníamos bases modernas, pero eso es mentira. Hace más de 30 años nos hablaron de la base del futuro, que era Bamari y nunca se hizo nada; pero ahora llegó la Revolución y podemos asegurar que en Bamari vamos a tener una moderna base de operaciones”, adelantó.

Además de Bamari, el Gobierno Nacional trabaja en la modernización de las bases aéreas Babavalle, Barú y Balanda, entre otras. “Hemos ido mejorando, porque lo importante es el bienestar de nuestros militares. Tenemos aviones, helicópteros, radares y una serie de equipos de comunicaciones nuevos para darle el bienestar a nuestra gente en sus bases aéreas”, explicó.

El Ministro considera que el 27 de noviembre marcó un antes y un después en la historia militar del país. “Es una fecha que marca nuestra historia militar y contemporánea (…) El 27 de noviembre, el 4 de febrero y el 27 de febrero marcaron nuestra historia. Le dieron el vuelco al país e hicieron posible que la Revolución Bolivariana se instaurara y llegará para marchar hacia la búsqueda de la suprema felicidad posible”, puntualizó.

UNIDA AL PUEBLO

Venezuela tiene hoy una Fuerza Armada unida, y más en el componente aéreo, dijo el comandante general de la Aviación, Mayor General Jorge Oropeza Pernalete. Además, aseguró que la Aviación y la FANB están en una lucha permanente para brindarle mejor calidad de vida al pueblo venezolano.

El Comandante General del componente informó que otros equipos apoyarán a los Hércules C-130

Dijo, además, que la unión de la aviación militar y el pueblo venezolano se materializó con la llegada del presidente Chávez. Recordó que, antes del 27N, la aviación estaba de alas caídas. “Antes, en la Cuarta República, teníamos la moral decaída; ahora podemos ver que existe una Fuerza Armada mejor equipada; las relaciones han mejorado. Antes, un general no hablaba con un sargento de tropas; ahorita estamos todos unidos”, dijo.

El máximo comandante de la Aviación Militar se mostró complacido con los diversos convenios militares suscritos por Venezuela con otros países; en especial, China, Rusia y Bielorrusia. “Gracias a las relaciones con China adquirimos los 18 aviones K8W y los radares JL11”, recordó.

Pernalete informó que ysición de un nuevo avión de transporte aéreo, el D8, una aeronave con capacidad de carga de doce toneladas.

“El Gobierno está en plena negociación para la adquisición de 10 ó 12 unidades, que tendrán el objetivo de apoyar a los Hércules C-130”, informó.

Añadió que ya fue firmado un convenio con Bielorrusia para la modernización de la Base Aérea Libertador, donde se construirá un gran aeropuerto internacional. “Allí se van a hacer muchas mejoras, al igual que en la escuela de Aviación”, acotó.

Una pilota entre pilotos

A pesar de cumplirse hoy 90 años de la historia de la aviación militar, Venezuela sólo cuenta con una mujer preparada para el combate aéreo. La Teniente de Primera Yarelis Amanda Sánchez Mendoza, se convirtió, el 10 de diciembre del año 2009, en la pionera de un grupo de mujeres, al obtener el ala en el pecho que la acreditó como la primera pilota de la Aviación Militar de Venezuela.

En un país en el que cuatro de los cinco poderes públicos están dirigidos por damas, no había existido una mujer que tomara las riendas de una nave de combate. Sin embargo, esta venezolana emuló la hazaña lograda por Amelia Earhart, quien en el año de 1932, y tras atravesar el océano Atlántico, se convirtió en la primera pilota femenina del mundo.

Sánchez también se une a la Teniente del Ejército, Yanireth Zárraga, quien pasó a la historia al convertirse en la primera mujer en el planeta capaz de pilotear el sistema MI-26T, el helicóptero más grande del mundo.

Hoy día son miles las mujeres venezolanas que pertenecen a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, y centenares las que componen la Aviación Militar Bolivariana. Seguramente después de Yarelis Sánchez muchas más se formarán como pilotas de la mejor fuerza aérea del continente.

T/ Ricardo Rojas
F/ Cortesía AMB, Archivo CO
Caracas-Maracay

noviembre 27, 2010 Posted by | AVIACIÓN, HISTORIA, Uncategorized | , , , , , , , , | 2 comentarios