Taimaboffil's Blog

A la mujer, jóvenes y niñ@s, con pretendida óptica revolucionaria.

ESCRIBIENDO PENDEJADAS

TANTO MEDICAMENTO PARA MANTENERTE VIVO TERMINA POR AFECTAR EL ORGANISMO EN EL CUAL UNO PERVIVE, APARTE DE LA SOBREESTIMACIÓN OCCIDENTALISTA U OCCIDENTAL DE LA VIDA, (LA VIDA ES SOBRE TODO ACCIDENTAL, MÁS QUE ORIENTAL) VA DESVIRTUANDO LA FUNCIÓN VITAL. PUEDE SONAR Y ES EXTREMISTA PENSAR QUE LOS FINALES, COMO EN EL PIANO, SON NECESARIOS Y PARTE DEL TEMA INTERPRETADO. EL FENÓMENO DE VIVIR ES COMO CUALQUIER OTRO, TAN SOLO POESÍA.UNO AVANZA EN BUSCA DE ESPERANZA Y VA OTEANDO EL HORIZONTE,PERO NADA BROTA, EXCEPTO NUEVAS VIDAS EN BUSCA DEL QUIEN SABE. ARAR EN EL MAR ES MAGNÍFICO, ES COMO AMAR A LA MUJER Y AL MAR.HAY QUE VER QUE UNO SI ESCRIBE PENDEJADAS TAN TEMPRANO, HERMANA, HERMANO.

agosto 16, 2011 Posted by | FILOSOFÍA, POLÍTICA | | Deja un comentario

17 de julio 2011:¿ANSIEDAD? Claves espirituales para alcanzar la felicidad. Venezuela

LA SEMANA PASADA  (MARTES 12 AL DOMINGO 17 de julio, 2011) ANDUVE PISANDO LOS CAMINOS DE UNA FUERTE ANSIEDAD Y ESTO,  SIN SABERLO, AFECTABA MI SISTEMA CARDIOVASCULAR, PERO LUEGO DE MÚLTIPLES EXÁMENES, L@S MEDIC@s CUBAN@S DEL CDI Dr. SALVADOR ALLENDE (Chuao, Caracas. Venenzuela) CONCLUYERON QUE ME HALLABA AFECTADO POR UNA ENFERMEDAD LLAMADA DE LAS BATAS BLANCAS, ENTONCES COMENCÉ A INVESTIGAR Y DESCUBRÍ ESTAR FUERTEMENTE AFECTADO POR UN ESTADO DE ANSIEDAD QUE ELEVABA MI PRESIÓN ARTERIAL SIN QUE ME BAJASE PERMANENTEMENTE, A PESAR DE LAS DOSIS HABITUALES DE MEDICAMENTOS QUE HACE TIEMPO ME HABÍAN RECETADO. HURGUÉ EN INTERNET AL MÁXIMO, IGUALMENTE HICE DENTRO DE Mí…CLARO, PODÍA HACERLO GRACIAS A LA EXCELENTE ATENCIÓN MÉDICA RECIBIDA, LO CUAL ME PERMITIÓ LOGRAR UNA PROFUNDA CONCENTRACIÓN EN TALES ESFUERZOS DE EXPLORACIÓN POR FUERA Y HACIA ADENTRO DE MI MENTE. (Hice un paréntesis para reir con el programa “Como Uds. pueden ver” y contentarme, como toda Venezuela, con el triunfo de LA VINO TINTO. Gracias a VTV). LO MÁS ÚTIL QUE HALLÉ EN INTERNET ES LO QUE COPIO DE SEGUIDAS DEL BLOG  ramonribalta.blogspot.com  . Por su extensión no lo copié completo, pero nos ofrece una serie de cosas muy útiles para tod@s quienes atravesamos por situaciones cortas o largas de ANSIEDAD sin saberlo. Lo recomiendo con el corazón en la mano a mis compatriotas american@s y a l@s de allende la mar. MANUEL BOFFIL BELLO.

AUTOR:RAMÓN RIBALTA.(COACHING PARA EL ÉXITO:CLAVES PARA LA FELICIDAD ramonribalta.blogspot.com) http://t.co/Sh6Qug2
Aristóteles afirmó que todo lo que hacemos los seres humanos en este mundo es para lograr la experiencia de la felicidad. Sin embargo, al ser tan importante puede que hagamos cosas erróneas para conseguirlo y como resultado experimentamos un poco de felicidad y también un poco de sufrimiento.
La realidad de la vida de muchas personas es que los momentos de felicidad son muy efímeros y pasajeros. Dedicamos mucho tiempo, dinero y energía  en conseguir una serie de metas y objetivos, desatendiendo nuestro mundo interior, y con el tiempo esta huida de nosotros mismos suele pasarnos factura.
¿Tener, hacer, estar o ser? Cual es la fuente de tu felicidad?
La espiritualidad nos puede ayudar a comprender donde se encuentra la base de una felicidad más solida y duradera. Para ello en primer lugar nos tendríamos que preguntar cual es la fuente principal de nuestra felicidad y en cual de estos verbos se apoya nuestro bienestar y equilibrio. Quizás en  tener una determinada posición en la sociedad, o bien tener una serie de posesiones, o tener prestigio en mi comunidad, tener bastante dinero en el banco, tener un trabajo que me de seguridad, tener una pareja que me comprenda y me quiera, tener unos hijos inteligentes y maravillosos, etc. O quizás  mi felicidad  se basa en hacer determinadas cosas, hacer deporte, hacer un viaje, hacer una actividad concreta, etc. O bien mi fuente de felicidad reside en estar la compañía de unas personas determinadas, o estar en un ambiente positivo y feliz, o estar en una isla paradisíaca y tranquila…..
Si mi felicidad tiene como base principal algunos de estos verbos, (tener, hacer, estar)  he de comprender que todos tienen su apoyo en la temporalidad y la impermanencia, es decir, están sometidos al principio del cambio que rige en nuestras vidas, lo cual nos dice que todas las experiencias en este mundo tiene un principio y un fin, todo es pasajero y temporal. Tal como afirmaba el filosofo griego Heráclito, “lo único permanente es el cambio”. Por tanto si mi felicidad se basa en estos factores temporales y pasajeros,  cuando se terminen, los pierda o se vayan de mi vida, mi felicidad también se irá con ellos.
Partiendo del punto de vista que no hay nada malo en disfrutar de todas las cosas maravillosas que nos ofrece la vida, sin embargo, desde la perspectiva de la espiritualidad nos hacemos una serie de preguntas para intentar comprender mejor este estado de conciencia del ser humano. Si me felicidad tuviera como base principal el “ser”, ello me conectaría  con algo en mi interior que no cambia con el paso del tiempo y que no esta sometido a ese principio de temporalidad que rige en el mundo material. El “ser” me conecta con la dimensión del espíritu, con unos valores y cualidades innatos en la personalidad humana, en definitiva con una energía que es permanente y eterna,  y que llamamos el alma.
¿Por qué sufrimos?
El origen del sufrimiento (estados de ansiedad, tristeza, angustia, negatividad, vacío interior, etc.), es decir, cualquier estado emocional que nos produce un malestar o insatisfacción no viene provocado tan solo por nuestras circunstancias o el entorno,  sino por nuestros pensamientos y emociones. Desde la perspectiva espiritual la felicidad no es una experiencia provocada por algo exterior, sino un estado de conciencia que creamos cada uno de nosotros en nuestras mentes. Es nuestra forma de pensar acerca de las cosas que suceden a nuestro alrededor  lo que nos hace felices o infelices, es decir, la forma en que percibimos la realidad exterior y como la interpretamos y procesamos  en nuestras mentes. Por tanto, la forma en que vivimos el presente es lo que determina nuestro estado de felicidad. Como más sepamos vivir con plena conciencia del “Ser” y un estado de atención y presencia cada momento de nuestra vida, más  la felicidad será una experiencia que solo dependerá de nosotros mismos. En el momento que nuestra mente se aleja del momento presente y empieza a recordar el pasado o preocuparse por lo que sucederá en el futuro, o bien a tener deseos de querer esto o aquello,  entonces nuestra felicidad será como el mercurio, que en un momento esta en nuestras manos y al rato siguiente se resbala y escapa entre nuestros dedos sin casi darnos cuenta de ello. Nuestros pensamientos son los que nos hacen sentir felices o desagraciados, no nuestras circunstancias. Cuando más control tengamos sobre la mente, más control tendremos de nuestras vidas y por tanto de nuestra felicidad.
El poder de la actitud
Como nos posicionamos ante la vida, nuestra actitud, también es un aspecto fundamental a la hora de alcanzar la experiencia de la felicidad. Un buen método para ver el aspecto beneficioso en todo lo que nos sucede es hacernos preguntas positivas. En lugar de preguntar: ¿Por qué me tiene que suceder esto a mi?, uno se podría preguntarse: ¿Qué tengo que aprender de esta situación? o ¿cómo puedo beneficiarme de esta experiencia? Si una persona se siente infeliz o deprimida, generalmente ello significa que se está haciendo las preguntas equivocadas. Quizás diez cosas van bien en mi vida, pero una va mal, ¿a que le dedico más atención? si solo pienso en lo que no funciona mis sentimientos serán de desesperanza, ansiedad y preocupación.
Las puertas por donde se escapa la felicidad:
Debemos poner especial atención a las puertas principales por las que a menudo se escapa nuestra felicidad en la mente y que son:
a)      Los deseos insatisfechos generados por la mente y las expectativas que surgen debido a los mismos.
b)     Exceso de pensamientos desperdiciables acerca de lo que sucede en nuestro entorno.
c)      Una baja autoestima, lo cual provoca una falta de aceptación y valoración personal. Se depende mucho de lo que otros piensan o dicen acerca de uno mismo.
d)      No saber soltar el pasado. Falta de habilidad de perdonar y olvidar. Mantener sentimientos de odio o rencor hacia otras personas.
e)      EL apego y la dependencia de ciertas personas, las posesiones, o cualquier cosa temporal de mi entorno.
Decálogo para ser más feliz:
1) Conócete, acéptate y valórate a ti mismo. Desarrolla todo tu potencial.
2) Las cosas esenciales de la vida son las que no se ven. La felicidad no tiene que ver con lo que tenemos, sino en apreciar las pequeñas cosas que nos pasan cada día. La gratitud es la semilla de la abundante felicidad.
3) Uno es todo lo feliz que previamente el mismo se ha propuesto serlo. La felicidad es una elección y una decisión, no una lotería. Aprende a soltar tus apegos y vencerás el miedo.
4) La actitud que adoptas ante la vida es lo que determina tu felicidad. Según como piensas, así es tu vida. Aprende a “ocuparte” sin “preocuparte”
5) Cultiva el sentido del humor. Es esencial saber reírse de uno mismo.
6) Deja que el pasado sea el pasado. Perdónate a ti mismo y perdona a los demás.
7) Busca el equilibrio entre el “ser” y el “hacer”, el silencio y la acción.
8) Toma la responsabilidad de tu vida. Acepta las cosas tal y como te vienen. Evita juzgar a los demás. Aprende a ser el observador imparcial de todo lo que sucede.
9) Aprende a fluir con el momento presente. El pasado es historia, el futuro es un misterio, pero el ahora es un regalo, y por eso le llamamos el presente.
10) Cada día puedes crear felicidad en tu vida si buscas la forma de hacer felices a los demás.

julio 17, 2011 Posted by | EDUCACIÓN, FILOSOFÍA, SALUD, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

5 de abril 2011: Bandera EUAggggh!!!

Bandera EUAggggh!!!

SIN COMENTARIOS.Sssss..

 

abril 5, 2011 Posted by | AGRICULTURA, ARQUITECTURA, ARTE, AUDIO, AVIACIÓN, ¿PERIODISMO?, BIOGRAFÍA, CINE, COMUNICACIONES, DERECHOS HUMANOS, ECOLOGÍA, ECONOMÍA, EDUCACIÓN, EDUCACIÓN PREESCOLAR, EDUCACION ESCOLAR, FILOSOFÍA, FOLCLORE, GEOGRAFÏA, GUERRA, HISTORIA, Humor, INDÍGENAS, Infraestructura, LITERATURA, LO CULTURAL/IDEOLOGICO, LO LÚDICO, MÚSICA, MEDICINA, NARRATIVA, PERIODISMO, Pintura, POESÍA, POLÍTICA, Religión, SALUD, Sicología, SISMOLOGÍA, Teatro de calle, Televisión, TURISMO, TV, Uncategorized | | 1 comentario

José Martí: la idea del bien. CUBA

Via: lapolillacubana
Autor: Carlos Rodríguez Almaguer.

“No basta nacer. Es preciso hacerse”.

José Martí

Los que participábamos en la clausura de la primera Conferencia Internacional José Martí: Por el equilibrio del mundo, aquel 29 de enero de 2003 en el Palacio de las Convenciones de La Habana, recordaremos siempre la pregunta con que Fidel comenzó su discurso: “¿Qué significa Martí para los cubanos?” Y recordaremos aún más la respuesta que, luego de analizar un párrafo del texto martiano El presidio político en Cuba, sobre la existencia de dios en la idea del bien y la lágrima como fuente de sentimiento eterno, dio el Comandante a su propia pregunta: “Para nosotros los cubanos, José Martí es la idea del bien que él describió”.
 
Conocida es para todos la máxima legada por el Maestro en su artículo Maestros Ambulantes, publicado en Guatemala, donde nos dice que “Ser culto es el único modo de ser libre”, pero no siempre recordamos la oración anterior que constituye otra máxima de vida y en la cual nos revela que “Ser bueno es el único modo de ser dichoso”. Profundizar en el estudio y significación de estas dos verdades esenciales, más allá de una repetición cómoda y superficial que termina por convertir cualquier evangelio en mera consigna, bastaría para contribuir de manera eficaz a la formación de mejores seres humanos. Y en esto es bueno dejar sentado que cuando nos referimos a esa formación no estamos hablando solamente de las nuevas generaciones, sino de todos los hombres y mujeres que vivimos estos tiempos que él mismo llamaría “de reenquiciamiento y remolde”, porque a fuerza de destruir el medioambiente, de fabricar bombas y armas de destrucción cada vez más sofisticados y de ensayar a escala universal la enajenación de los hombres hasta hacerlos besar y bendecir la daga que los degüella, no le va quedando mucho tiempo de rectificación a nuestra desdichada especie.
 
Que cualquier idea por elevada y noble que sea tendrá en la práctica únicamente el valor que sean capaces de darle, en sentimientos, palabras y hechos, aquellos que dicen defenderla, no hace falta repetirlo; que ninguna doctrina política, filosófica, ideológica o religiosa sobrevive en la práctica social más allá del punto en que sus sacerdotes le deshonran el templo, es una verdad vieja; que a la patria se le honra tanto con la vida pública como con la privada, es algo conocido; que cualquier obra de amor, como lo ha sido la Revolución martiana de 1959, ha tenido siempre muchos enemigos, no es tampoco nuevo; y que los hombres somos el resultado de nosotros mismos, también lo conocemos.

Cuba tiene, en sus poco más de dos siglos de forja de la nación, una cantidad enorme de paradigmas, en proporción, no solo al tiempo histórico, sino también a su espacio geográfico. Nadie podrá negar que, desde los inicios, fue el seguir a determinados paradigmas universales, continentales o regionales, lo que inspiró a nuestros padres fundadores en su labor primigenia. Luego, cuando con sus sacrificios en los cadalsos, en las prisiones y en los destierros, los hombres de pluma y de palabra se fueron convirtiendo ellos mismos, acaso sin saberlo ni pretenderlo, en los primeros paradigmas de la incipiente cubanía, entonces comenzamos a nacer como pueblo y como nación, pues ellos se habían puesto de semillas para que germinara el sentimiento que daría “luego a los generales ejércitos para sus batallas”.

 
El referente histórico se convirtió para José Martí en arma principal de toda su actividad política, ideológica y sociocultural. Poniendo por delante el reflejo de las mejores vidas de aquellos que veían más allá de donde alcanzaba su bolsillo y veían los intereses de la patria; de esos que, puestos de pie sobre el yugo miserable de la ignominia, colocaban en su frente honrada la estrella “que lumina y mata”, Martí se convierte en Apóstol no solo de la independencia de Cuba, sino de aquella a la que él mismo llamó República Moral, donde cada hombre defendiera como cosa sagrada, “como de honor de familia”, la dignidad y el decoro de cada cubano, y donde nadie permitiera nunca que se ultrajara, ni en los demás ni en sí, a la tierra sagrada donde se vino al mundo.
 
Cada conmemoración del 10 de octubre, cada artículo de prensa, cada carta a compañeros de lucha, a amigos íntimos, a familiares, iría permeada de aquella idea encarnada en él de que la dignidad, el honor y la grandeza de la patria solo podría hacerse visible a través de la actitud cotidiana de sus hijos. Así, en respuesta al menosprecio y la ofensa lanzada contra los cubanos por la prensa yanqui, traza en su artículo Vindicación de Cuba, a partir de unos cuantos nombres de cubanos ilustres, el deber ser de un pueblo que apenas si existía en la diáspora de las emigraciones, donde el ejercicio de la libertad le permitía al cubano el despliegue de sus poderosas facultades, pues la otra parte, era llaga adolorida que padecía bajo la bota colonial de España, y cuyos mejores hijos morían asesinados o tuberculosos en las prisiones africanas.
 
Martí, como haría Fidel un siglo después, no solo nos enseñó el pueblo que éramos, sino que nos dibujó en el horizonte el pueblo que debíamos y podíamos llegar a ser, aún cuando tanto ellos como nosotros sabemos por la historia que nunca han logrado los pueblos empinarse hasta el punto que les ha sido trazado por sus hombres magnos, pero nadie se atrevería a negar que cuanto han crecido lo deben al empeño colectivo puesto en querer alcanzar esos pináculos. Ese horizonte, en tanto utopía, sirve sobre todo—como dijera un sabio americano—para eso, para caminar. Cómo si no, explicaríamos el milagro de que un pequeño país como Cuba, insular, con mínimos recursos naturales, sobre la base material de una economía renqueante por diversos motivos, entre ellos ese odioso monumento a la impotencia imperial que es lo que resultan al cabo el bloqueo y la guerra económica yanqui, pudiera alcanzar en el brevísimo plazo de cincuenta años, con hechos y realizaciones concretas, los beneficios que ha alcanzado la Revolución para los cubanos y para los pobres del mundo con quienes echó su suerte.
 
Cómo explicar la conducta de nuestros combatientes en África, de nuestros maestros en Nicaragua, Bolivia, Venezuela, Ecuador; de nuestros médicos en medio mundo, sobre todo en aquellos lugares donde la filantropía de otros demuestra su inferioridad con respecto a la solidaridad promovida desde siempre por la Cuba Martiana, como está ocurriendo ahora mismo en el combate a muerte entre el humanismo más puro y la epidemia más terrible que se libra en las dolorosas tierras haitianas.
 
A ese Martí Maestro, vivo y vivificador, es al que debemos buscar y enseñar los que queremos a Cuba, a América y a la Humanidad, para que nos sirva de alimento al alma y de sostén al cuerpo en estos tiempos tristes y definitivos donde resalta por contraste terrible aquella verdad tremenda contra la cual cada uno deberá medir sus actos: “En la arena de la vida luchan encarnizadamente el bien y el mal. Hay en el hombre cantidad de bien suficiente para vencer: ¡Vergüenza y baldón para el vencido!”

 

enero 19, 2011 Posted by | BIOGRAFÍA, FILOSOFÍA, HISTORIA, LO CULTURAL/IDEOLOGICO, POLÍTICA | , , , , | Deja un comentario

Antonio Gramsci: sobre la hegemonía del poder

VIA:
 

Antonio Gramsci

Secretario General del Partido Comunista Italiano
Texto sobre lo que escribió Antonio Gramsci sobre la hegemonía del poder, entre otras cosas.
 
Según ese concepto, el poder de las clases dominantes sobre el proletariado y todas las clases sometidas en el modelo de producción capitalista, no está dado simplemente por el control de los aparatos represivos del Estado, pues si así lo fuera dicho poder sería relativamente fácil de derrocar (bastaría oponerle una fuerza armada equivalente o superior que trabajara para el proletariado);
dicho poder está dado fundamentalmente por la “hegemonía” cultural que las clases dominantes logran ejercer sobre las clases sometidas, a través del control del sistema educativo, de las instituciones religiosas y de los medios de comunicación.
A través de estos medios, las clases dominantes “educan” o mantienen engreídos a los dominados, para que estos vivan su sometimiento y la supremacía de las primeras como algo natural y conveniente, inhibiendo así su potencialidad revolucionaria. Así por ejemplo, en nombre de la “nación” o de la “patria”, las clases dominantes generan en el pueblo el sentimiento de identidad con aquellas, de unión sagrada con los explotadores, en contra de un enemigo exterior y en favor de un supuesto “destino nacional”. Se conforma así un “bloque hegemónico” que amalgama a todas las clases sociales en torno a un proyecto burgués.
 

enero 12, 2011 Posted by | COMUNICACIONES, EDUCACIÓN, FILOSOFÍA, LO CULTURAL/IDEOLOGICO, Religión | , , , | 1 comentario

24 de diciembre: ¡Arriba las manos, esto es la Navidad!

autor: Fernando Buen Abad.

Via: http://www.correodelorinoco.gob.ve/ 

Ilustración: La Gran Hoguera. Humor Gŕafico

EL TRINEO DE LA MERCANCÍA NAVIDEÑA TIRADO POR JAURÍAS DE PUBLICISTAS

Sin la publicidad, sin la complicidad de los gobernantes, sin la complacencia de los mandos clericales… el cometido mercantil de los festejos navideños naufragaría en las tiendas departamentales. Los mass media han secuestrado, en alianza con sinnúmero de socios, la “Navidad”. Antes, durante y después del que se conoce como día del aniversario natalicio de Jesucristo, una vorágine mercantil se apodera del mundo y lo inunda con mal gusto, juguetería basura y música cursi al servicio de un episodio de expansión comercial cuya capacidad de penetración ha rebasado todo  límite. Y se lo promueve como logro moral del capitalismo.

Se trata de un ultraje navideño con juguetes, arbolitos, esferas, luces, moños y excesos de todo tipo. La “industria publicitaria” cumple su tarea ideológica, camuflada de cristiana, entrañable e inofensiva. Reino terrenal, de sistema avasallante de producción publicitaria en éxtasis capitalista, de objetos incontables y en plena crisis de sobreproducción. Nos inunda la publicidad, juega con nuestros sueños, planifica estrategias de ventas con bases materiales concretas y complejas, se hace de nuestras palabras y penetra nuestros campos imaginarios, nuestros deseos, nuestros apetitos, nuestras ambiciones… alienación que desgarra toda relación con la vida real para garantizar la usurpación del salario a cambio de baratijas de ocasión. “Noche de paz y noche de amor”… dicen.

Asalto ideológico penetrante que nos exige autodefensas para ayudarnos a desconfiar del oropel publicitario, interpretar correctamente las exageraciones y las ambigüedades, desnudar las trampas de la lengua burguesa. Aunque la tengamos metida en casa, la guerra ideológica emprendida por los mass media para hacernos compradores compulsivos de cualquier basura, debe ser combatida sistemáticamente y con los bolsillos del salario perfectamente cerrados.

13 IDEAS PARA CAMBIARLE LA SUERTE AL SALARIO DE LOS TRABAJADORES AMENZADOS POR LOS BUITRES DE LA PUBLICIDAD NAVIDEÑA:


  1. Celebrar sin fanatismo. (celebréis lo que celebréis) No hay dios padre ni dios hijo que se ponga contento con llenarle los bolsillos a esos mercachifles dueños de la payasada mercantil que nos saquea los salarios.
  2. No legitimemos las ideas y creencias del patrón ni de la clase a que él pertenece. No legitimemos los intereses de una clase dominante ni sus ritos ni su modo de vendérnoslos.
  3. No nos dejemos extorsionar: los modos en que la burguesía celebra sus “fiestas navideñas” no tiene por qué ser imitada. No se es “débil”, “feo”, “perdedor”, “pobre” o “tonto” si uno decide hacer con su dinero celebraciones totalmente distintas a las del burgués ostentoso.
  4. Nada de lo que se anuncia la publicidad debe ser comprado si no corresponde a necesidades concretas de los trabajadores. Nada debe ser comprado bajo chantaje, vergüenza o imposición alguna. Se puede discutir abiertamente la compra de artículos o regalos para celebrar, analizarlo con amigos y compañeros de trabajo, comparar precios y hacer compras colectivas. Eso ayuda a no enfrentar en soledad las argucias de la publicidad para engañar y saquear el dinero de los trabajadores.
  5. No comprar llevado por la idea de ser envidiado por todos. No permitir que manipulen nuestros deseos, instintos, antojos, afectos y cariños. Ningún juguete suplanta la relación personal, ningún objeto sustituye la solidaridad y el amor. Ni un solo peso a los manipuladores especialistas en propinar al pueblo golpes bajos para obligarlo a gastar en fetiches perversos.
  6. La publicidad mercantil es la ideología de la burguesía, es el púlpito del capitalismo, no le creamos un ápice. No gastar en Navidad, más allá de lo racionalmente indispensable, no nos hace pecadores, insignificantes ni estúpidos. No dejemos que nos acomplejen.
  7. Es mentira que con regalos se fortalece el afecto. De padres a hijos o de padres entre sí. Los hombres (trabajadores, obreros y campesinos) no dejarán de ser hermanos porque no gasten su salario en complacer a los publicistas. Que por su parte no son hermanos más que del dinero.
  8. Es mentira que en la Navidad de los burgueses todos somos “hermanos”, “hijos de Dios”… etc. En estas festividades la lucha de clases persiste y ningún comerciante dejará sus riquezas para beneficiar a los trabajadores, a quienes, por el contrario, esquilma y engaña ayudado por publicistas. Ni un centavo para ellos.
  9. No hace falta emborracharse ni embrutecerse para ser felices. Tampoco se es feliz por gastar mucho dinero. Todavía hay muchos momentos de felicidad que son gratis. Cosa de ingeniárnoslas.
  10. No dejarse “estimular” con las payasadas que inventan los publicistas empeñados en emocionarnos, sensibilizarnos, cachondearnos para que paguemos cualquier precio por cualquier basura.
  11. Ninguna publicidad logrará garantizar “mayor poder sexual”, “mágia”, “seducción”… los trabajadores no deben conceder ninguna credibilidad a quienes ofrecen paraísos imaginarios ni ilusiones mediocres. Todo lo que buscan es quedarse con el producto del trabajo, saquear lo que le queda al trabajador después de que el patrón ya ha esquilmado los salarios.
  12. Cuestionemos y sancionemos socialmente la publicidad burguesa produciendo interpretaciones críticas y disidentes sobre sus dispositivos ideológicos y sus fines contra la clase trabajadora.
  13. El salario de los trabajadores debe ser defendido por los trabajadores. Especialmente contra la publicidad burguesa.

EL DINERO O LA VIDA (o las dos cosas):

La publicidad en épocas navideñas expresa también la urgencia mercantil de las empresas. Les urge vendernos todo y, para eso, no importa qué clase de canallada (con música sacra o escenas glamorosas) halla que inventar. Los patrones afilan sus colmillos con ayuda de publicistas para vendernos su ideología y su mercadería. El producto del trabajo convertido en un botín acorralado con artefactos, engañifas, tentaciones generalmente innecesarias, inútiles e inservibles.

Quieren nuestro dinero a como dé lugar y quieren que lo entreguemos felices de la vida. Ese es su cinismo que mueve a risa por la ironía que se agudiza cuando se habla de “fraternidad entre hermanos” pero a la hora de quedarse con la mejor parte, la burguesía cierra las puertas de sus casas para que los pobres no entren a robar los juguetes caros de los niños ricos. Quieren vendernos cenas, viajes, cuentas bancarias, relojes, juguetes, bebidas… la ideología dominante desarrolla todo para intervenir en la conciencia de aquellos a los que somete y emplea el discurso publicitario navideño esencialmente para satisfacer la ansiedad de los patrones y sus “nichos de mercado”.

El capitalismo, con su publicidad, actualiza perversiones mercantiles contra el proletariado a quien aplica un tratamiento diversificado entre la seducción y el desprecio, a lo largo del año, claro, pero muy especialmente en navidad. La clase trabajadora es acribillada desde los medios de publicidad para engordar los ingresos que la burguesía secuestra impunemente con cualquier pretexto. Ocurre una guerra abierta inter-burguesa, batalla entre empresas, caracterizada por la virulencia manipuladora de mensajes elaborados por especialistas de la canallada mercenaria.

La clase trabajadora sufre los estragos de esa guerra porque es la enemiga de clase buguesa, la fuerza que produce la riqueza y la fuerza a la que el capitalismo devasta saqueándole el producto de su trabajo hasta la ignominia. Navidad es un pretexto más donde las paradojas de agudizan porque la hipocresía burguesa es infinita, celebran el nacimiento de Cristo mintiendo y robando a diestra y siniestra. Hay que recordar aquello de la aguja y el camello y aquello de los mercaderes en el templo.

El discurso dominante se explicita en los valores de las compras. Los trabajadores son víctima de una marejada discursiva que los somete al adoctrinamiento mercantil, manipulación psicológica, violencia simbólica destinada a amaestrarlos ante los caprichos del mercado. La publicidad medra los deseos, pero también los fabrica para “negociarlos” continuamente en su escalada permanente para la apropiación del mundo.

Es preciso multiplicar las luchas contra al modelo hegemónico de publicidad y la transformación radical de la cultura, degenerada en manos del capitalismo. Lucha contra el régimen de propiedad de las herramientas de producción en comunicación y contra las relaciones de producción dominantes .Lucha contra la alienación y la manipulación, lucha contra el discurso nazi-fascista incubado en la publicidad burguesa.

Lucha por una corriente Internacional de la Comunicación hacia el Socialismo y Por una Corriente Internacional de la Filosofía hacia el Socialismo

Dr. Fernando Buen Abad Domínguez.

Universidad de la Filosofía

Trece estrategias de autodefensa para no sucumbir al chantaje publicitario navideño

diciembre 6, 2010 Posted by | COMUNICACIONES, FILOSOFÍA, LO CULTURAL/IDEOLOGICO, POLÍTICA, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario

Simón Rodríguez y la revolución del pensamiento.

 AUTOR: J A Calzadilla Arreaza 

www.avizora.com/

¿Vale la pena tomar en consideración al decimonónico venezolano Simón Rodríguez (n. Caracas, Venezuela, 28 de octubre de 1769 – m. Distrito de Amotape, Perú, 28 de febrero de 1854*), en tanto que pensador, pedagogo y escritor, en la constitución de un proyecto de educación nacional que busca nutrirse ampliamente de la filosofía contemporánea?

A nuestra percepción, la respuesta debe ser afirmativa. En apoyo a ella, rápidamente alegaremos sólo tres grandes aspectos del pensamiento robinsoniano:

A. Epistemológico: La ruptura del discurso clásico colonial

B. Filosófico: El pensamiento de lo original. Paradoja e invención

C. Ético: La constitución política del sujeto republicano

 

A. Epistemológico: La ruptura del discurso clásico colonial

La obra entera de Simón Rodríguez se caracteriza por un esfuerzo constante de ruptura con los recursos expresivos formales del discurso clásico.

Rodríguez puede alinearse dentro del gran romanticismo revolucionario que en la literatura mundial se caracterizó por la invención de formas expresivas que rompieran con la categoría y la práctica de la imitación.

A la imitación del modelo que define al clasicismo la prosa continua y fragmentaria de Rodríguez opone la invención de un vehículo para la verdadera libertad del pensamiento.

Para un pensamiento en movimiento como lo considera Rodríguez, hace falta una escritura rizomática que supere el clásico modelo arborescente: lineal, irreversible, jerárquico, teleológico.

Pues Rodríguez ve en el discurso clásico la expresión de la mentalidad colonial, y para él la ruptura con este modelo expresa la revolución del pensamiento que debe acompañar a la revolución política y a la económica.

La experiencia política americana es para él una experiencia planetaria novedosa. Como los vanguardistas estéticos un siglo más tarde, considera que una nueva experiencia requiere un nuevo modo de expresión y una nueva imagen del pensamiento. Y esa imagen del pensamiento es la de un río de instantes creativos diferenciales que modifican el cauce central como los meandros originales de la creatividad y la adaptabilidad históricas, dictados por la experimentación constante en que la vida del pensar transcurre, acotando lo múltiple y lo diverso, pero en suma, lo real.

Técnicas como la logografía (la graficación tipográfica de los componentes y movimientos del pensamiento), la prosa desgranada en versos, el esquema, que exalta la función pedagógica de la página convirtiéndola en pizarrón de papel, logrando un libre-asociacionismo y un asistematismo empirista y anti-dogmático, dan al pensamiento una corporeidad sensible y viviente, que busca contribuir a la invención de una nueva retórica, una retórica revolucionaria que coincide en su espíritu con la modernidad literaria mundial, haciendo de Rodríguez, en la opinión de muchos especialistas latinoamericanos, el primer pensador y escritor propiamente moderno de nuestro continente y de nuestras letras.

B. Filosófico: El pensamiento de lo original. Paradoja e invención

Tres importantes enunciados robinsonianos nos bastarán para ejemplificar este pensamiento de lo original que rompe con las identidades y las contradicciones clásicas mediante la invención paradojal.

a. Colonicemos el continente con sus propios habitantes (programa político)

b. Lo único constante es la variación (principio ontológico)

c. Si hemos de imitar a otro imitemos su originalidad (programa metodológico)

Los tres enunciados encierran paradojas:

Colonización intraterritorial

Variación constante

Imitación original

Son juegos conceptuales, oximorones que bien podrían remontarse al pensamiento de Heráclito de Éfeso (mucho más que al de Sócrates).

La paradoja ha sido definida como “opinión contraria a la opinión”.

En la historia de los sistemas de pensamiento ha sido un instrumento de emancipación lógica con relación a los modelos dominantes en la Filosofía y en la Opinión. Los eleáticos la usaron contra el realismo inmediatista; los sofistas contra el dogmatismo religioso y político; los estoicos contra el idealismo platónico-aristotélico; la filosofía moderna y contemporánea contra el academicismo y la metafísica.

La paradoja puede entenderse como una operación lógico-literaria que:

a. Utilizando premisas usuales produce una conclusión novedosa, heterodoxa;

b. Afirma simultáneamente dos sentidos contradictorios, empujando al pensamiento más allá de la lógica usual.

La Filosofía siempre ha intentado una reforma de la Opinión imperante por medio de una reformulación de la Razón (contra el prejuicio, el dogma, el fanatismo, el desenfreno pasional).

Rodríguez filósofo, romántico revolucionario enemigo de la imitación, heredero de la Ilustración, enciclopedista fragmentario, empirista y pragmatista, insurge contra la Opinión colonial que domina y que lastra las nuevas repúblicas, aun luego de las victorias militares y políticas, reclamando la invención de una Razón republicana fundada en la Libertad, el Bien común y la Inmanencia del derecho.

Empirista, por el rechazo a toda metafísica, a todo principio o valor trascendente, exterior o superior a la realidad humana, geográfica, social y económica tangible. Los valores y principios se forjan en la experiencia de la realidad mediante el hábito y el modelamiento histórico del instinto social.

Pragmatista, porque considera que la imagen teórica hace posible la acción —moral, económica, política—, pero es la acción la que justifica la imagen teórica.

Los criterios centrales de este pensamiento creativo, erigido contra la imitación clásico-colonial como paradigma de la dominación del pensamiento, vienen a ser la invención, la variación, la originalidad. Dada una realidad novedosa, como la americana, es preciso crear y ejercer modos de comprensión y programación novedosos e intrínsecos, autóctonos e inmanentes, so riesgo de fracasar, no sólo en la comprensión sino en la realización misma. Inventamos o erramos, es el dilema. Estamos obligados a inventar.

C. Ético: La constitución política del sujeto republicano

Rodríguez pone en duda la constancia de una naturaleza humana que pudiera ser definida de una vez por todas, esencial y eterna, principio metafísico que impediría la modificación del sujeto político que reclaman las nuevas repúblicas. Considera que el sujeto humano —no sólo sujeto psicológico y jurídico sino sujeto de la acción social en general— se conforma y se constituye política e históricamente. Éste es el principio de la posibilidad de una pedagogía republicana, verdadero proyecto para la constitución de ciudadanos libres.

Las nuevas repúblicas han heredado un tipo de subjetividad colonial, que desea el premio por su servilismo y obedece por la fuerza del garrote, que burla la ley cuando no rige la amenaza y arrebata para sí solo, cuando puede, lo que no le es garantizado por ningún derecho.

El principio, empirista, es que el hábito social se ha hecho instinto, constituyendo el tipo de subjetividad que todavía impera en las poblaciones de las nuevas repúblicas, reproducido a través de las mismas familias que nutren el tejido social. El sujeto colonial se quiebra cuando se modifica, en las nuevas generaciones, el instinto social heredado, cuando se suplanta el deseo de la esclavitud por el ejercicio de la libertad racional, constituyendo un nuevo instinto social, un instinto republicano forjado en las escuelas (en donde se protege a los nuevos sujetos de los vicios coloniales de sus propias familias), que obedezca al derecho, a la ley y a la autoridad, no por la promesa del premio y la amenaza del garrote sino por la conciencia inmanente, hecha instinto mediante la enseñanza, del Bien común, como dicta la Razón con la que estamos colectivamente de acuerdo.

Una nueva constitución política del sujeto significa la formación de sujetos dentro de relaciones de poder diferentes, no de obediencia por la fuerza, en función del premio y la amenaza (Monarquía), sino de libre cooperación por el fin colectivo del que somos individualmente beneficiarios (República). 

Piensa en todos para que todos piensen en ti.

Este pensamiento que aquí hemos esbozado e intentado describir, empleando categorías de filosofías posteriores a él, nos parece contener un alto potencial de contemporaneidad, de interés teórico y práctico. Percibimos resonancias heracliteanas (en el devenir, el flujo y el azar); espinozistas (en la importacia del derecho natural y la libertad de la Razón); nietzscheanas (en la irreverencia ante los ídolos y la reversión de los valores). Pero presenta aun vinculabilidades con pensamientos más recientes como los de los franceses Gilles Deleuze (en la inmanencia, la desterritorialización y la rizomática) y Michel Foucault (en la política de la verdad y la historicidad del sujeto).

*fechas acotadas por Manuel Boffil Bello

AUTOR: J A Calzadilla Arreaza 

www.avizora.com/

diciembre 1, 2010 Posted by | EDUCACIÓN, FILOSOFÍA, LO CULTURAL/IDEOLOGICO, POLÍTICA, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario