Taimaboffil's Blog

A la mujer, jóvenes y niñ@s, con pretendida óptica revolucionaria.

Profesora y Camarada Antonia Muñoz, luego de leer su escrito (Boletín diario del PSUV,22/06/2011) acerca de la necesidad de saber amar al prójimo y hacer el bien para avanzar en esta nuestra ansiada revolución, permítame un piropo de quien tiene pretensiones de revolucionario y cristiano. Pues resulta que ayer le comentaba a un amigo que siempre tengo sobre mi computadora VIT una pequeña imagen de Nuestra Virgen de la Caridad del Cobre (semiológicamente es explicable el haberla colocado allí) pero lo comentado entre mi amigo y yo, un poco en broma (le pedí no confesarlo a ninguna dama) y un mucho en serio, era que el misterio de Jesús, el hijo de Dios, era muy fácil de descifrar considerando que fué nacido de Mujer, quien le acompañó en su gestación y luego en su vuelta y regreso desde la cruz hacia el Padre. Cuentan que allí Jesús le dijo: “madre he aquí a tu hijo”.

Anuncios

junio 22, 2011 Posted by | POLÍTICA | , | Deja un comentario

3 abril 2011: Blanca Eekhout: Ley contra el silencio y el olvido reivindicará a mártires de la IV República

http://www.psuv.org.ve/temas/noticias/blanca-eekhout-ley-contra-silencio-olvido-reivindicara-a-martires-iv-republica/

Prensa PSUV- AVN.- Para Blanca Eekhout, dirigente quien participó en el encuentro regional del PSUV realizado en San Carlos, el proyecto de Ley Contra el Silencio y el Olvido permitirá hacer justicia para las víctimas de torturas, represión y desaparición forzada durante la IV República, además de reivindicar las luchas y esfuerzos de los venezolanos en la construcción de un nuevo país en ese período de nuestra historia.
 

La dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) participó este sábado en el Encuentro regional del partido correspondiente a la región de los Llanos I, integrada por los estados Barinas, Portuguesa y Cojedes, realizado en San Carlos.

“Además de conmemorar las acciones emprendidas por estos hombres y mujeres valerosos, también reivindicará sus memorias como los mártires de la IV República”, señaló Eekhout.
 
 

Recordó que durante los mandatos de los gobiernos posteriores al Pacto de Punto Fijo, funcionarios de los cuerpos de seguridad del Estado, bajo la excusa de “sospecha” aprehendían a miembros de organizaciones políticas para torturarlos en los calabozos de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM).
 
 

Sólo durante el Gobierno de Raúl Leoni (1965-1969) fueron desaparecidos de manera forzada más de 2 mil militantes revolucionarios, entre los que destaca el dirigente comunista Alberto Lovera y el locutor revolucionario Cesar Burguillo.
 
 

El proyecto de Ley Contra el Olvido y el Olvido, propuesto por el pueblo legislador, será presentado el 21 de junio, cuando se celebra el Día Nacional del Periodista, en memoria del periodista venezolano Fabricio Ojeda, quien luchó contra la dictadura de Marco Pérez Jiménez y quien fue asesinado en los calabozos del antiguo Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (SIFA).

La bancada del PSUV respaldará la iniciativa popular, pues se trata de una deuda con los mártires que intentaron tomar el cielo por asalto durante la IV república y fueron acribillados por los cuerpos de seguridad del Estado venezolano, dominado por Gobierno de Acción Democrática y Copei.


El cadáver de Alberto Lovera flotó del mar después de haber sido arrojado desde un helicoptero

 

abril 4, 2011 Posted by | DERECHOS HUMANOS, HISTORIA, POLÍTICA | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

17 de Marzo 2011: PSUV invita a realizadores a crear cortos sobre el 11 de abril de 2002.Venezuela

Via: Prensa PSUV.-

La Comisión de Comunicación, Propaganda y Agitación del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) invita a los realizadores audiovisuales y productores independientes del país a participar en la creación de un collage audiovisual producido a partir de cortometrajes sobre el 11 de abril de 2002.

 

La iniciativa, que se enmarca en el 9º aniversario del Golpe de Estado orquestado por la oligarquía venezolana y en la puesta en práctica de la 3ª Línea Estratégica de Acción Política del PSUV, tiene como la finalidad reconocer y visibilizar las distintas experiencias que a partir de estos hechos marcaron al pueblo venezolano.

 

Las piezas a presentar darán cuenta de la identidad y el imaginario sobre los sucesos de aquellos días de resistencia popular y rescate de la democracia. En tal sentido, aquellos que deseen participar deben tener en cuenta las siguientes consideraciones: Los cortos deben tener una duración mínima de 2 minutos y máxima de 3 minutos. Las obras pueden ser realizadas en cualquier género, ficción, animación, documental, entre otros.

 

Las obras no serán productos de comercialización. Quienes deseen colaborar lo harán en apoyo al PSUV, cediendo los derechos de autor.

 

Los formatos para la recepción del material serán DVD y mini DV. Enviar el material a la Sede del PSUV en Caracas, ubicada en la Calle Colón, Maripérez Sur. El material debe estar identificado para dar crédito a los realizadores de las piezas seleccionadas (nombre/ organización, teléfono, correo electrónico, dirección). La fecha de entrega del material será hasta el viernes 1 de abril de 2011. Concluido el proceso de recepción del material, la Comisión de Comunicación, Propaganda y Agitación del PSUV dará inicio a la fase de visualización y selección para finalmente realizar un medio/ largometraje que será difundido a nivel nacional. Para cualquier información adicional pueden escribir a la siguiente dirección: nunezc@psuv.org.ve

marzo 17, 2011 Posted by | CINE, COMUNICACIONES, Televisión, Uncategorized | , , | 2 comentarios

La 1ª línea estratégica: De la cultura capitalista a la militancia socialista (Parte II)

La 1ª línea estratégica:

De la cultura capitalista a la militancia socialista

(Parte II)

Via: http://www.psuv.org.ve
Autora:  Ana Elisa Osorio

La 1ª línea estratégica:

De la cultura capitalista a la militancia socialista
(Parte II)

16.Feb.2011

En la columna anterior desarrollamos, someramente, lo que significa la cultura capitalista y las trabas que ella implica para la consecución del socialismo.

 

El avance hacia la militancia socialista pasa por distintos momentos que parten con la propia toma de conciencia de asumir como una necesidad individual y colectiva, el romper las cadenas que nos impone la cultura capitalista para abrirnos al mundo de la solidaridad, del colectivo, del servicio público.

 
Por supuesto que para ello el partido tiene que procurar ese despertar de la conciencia con acciones que contribuyan a la emergencia de nuevas conductas que serán estimuladas y modeladas en el debate al interior de nuestras organizaciones de base (consejos comunales, patrullas, frentes sociales etc.) y sobretodo en el accionar de las políticas sociales que nos vinculan con el pueblo y procuran el buen vivir entre nosotras y nosotros.
El procurarnos esta militancia socialista depende del asumir, cada uno, en lo individual y lo colectivo, una nueva ética que nos conduzca a conformar un nuevo sistema de valores donde prevalezca: la honestidad, la solidaridad, la consideración por el otro y la otra, el respeto por la naturaleza, la racionalidad y eficiencia en el uso de los recursos naturales y financieros, la austeridad, la humildad, el compromiso social, la justicia, entre otros.

Debemos combatir en todos los espacios donde ejerzamos nuestra militancia o simplemente convivamos: la llamada “viveza del venezolano”, el consumo suntuoso, el derroche, la corrupción, el burocratismo, el nepotismo, el maltrato intrafamiliar, cualquier tipo de injusticia y discriminación, el abuso de poder, el maltrato a la madre tierra, el maltrato a los usuarios de los servicios públicos o a nuestros servidores.

Cada una y cada uno debemos ser unos contralores de esta nueva ética, pero ojo, la contraloría debe empezar por nosotras y nosotros mismos para así tener autoridad moral para exigirle a los otros y otras su observancia.

Si somos capaces de asumir con pasión revolucionaria la aplicación de esta 1ª línea estratégica, entonces, juntas y juntos modelaremos la sociedad, los hombres y mujeres nuevos que necesitamos para transitar al socialismo.
 
Artículos Relacionados:

•La 1ª línea estratégica: De la cultura capitalista a la militancia socialista (Parte I)

febrero 17, 2011 Posted by | LO CULTURAL/IDEOLOGICO, POLÍTICA | , , , , , , , , | 2 comentarios

7 de febrero 2011: Simón Bolívar, Tito Salas y un niño con su álbum de barajitas.Venezuela.

7 de febrero 2011: Simón Bolívar, Tito Salas y un niño con su álbum de barajitas.Venezuela.

Autor: Manuel Boffil Bello

 

La 1ª línea estratégica:

De la cultura capitalista a la militancia socialista.

A mi modo de ver esta es la línea de acción política más complicada para desarrollar su aplicación por cuanto se trata de transformar la cultura con que nacimos, crecimos y que se ha metido entre nosotros (adentro, en nuestras conciencias) y se manifiesta en el día a día, en cada uno de nuestros procederes.

Ana Elisa Osorio (PSUV)



El araguaney o árbol de Ipé amarillo
(árbol nacional de Venezuela).

Era en Caripito, rodeado de un paraíso siempre verde como ojos de la mujer aquella  insospechada, inundado por la hermosura de tanto brillar de araguaney, acacia y mangos de dulces colores en un campo “staff” petrolero (segregación planificada de clases sociales,   ausencia cotidiana  de la realidad social circundante).. Mi existencia era muy joven, casi infantil creo, cuando revisé infinitas veces una de mis secretas posesiones más preciadas (aprendiendo a acumular bienes materiales): un montón de “barajitas” o “cromos” coleccionables (aprendiendo el consumismo) que  iba adhiriendo a un álbum (ritual repetitivo de apropiación), usando “goma” (un pegamento líquido traslúcido) contenida en un frasquito “mágico”, cuya tapa servía como suave dispensador…hecho de caucho, del color de la “borra” que traían los lápices Mongol en un extremo. Pegaba cariñosa y dedicadamente cada barajita a mi álbum y entre más compraba (compra compulsiva infantil/juvenil inducida/manipulada por moda) y más lo hacía, más me hablaban ellas del más grande héroe de mi universo casi infantil:  el único mundo imaginario posible y real de entonces, aprovechado por la empresa editorial y distribuidora . Ellas  me  contaban,  confidencialmente,  cosas  que  ningún  otro  niño -y mucho menos las niñas, pensaba- escondían en su memoria visual tantas imágenes como yo atesoraba (brega por la posesión) acerca de SIMÓN JOSÉ ANTONIO DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD: El Libertador Simón Bolívar, luchador insigne y valiente, a quien vi mil cien veces peleando en el abordaje al bergantín “El Intrépido” a pleno mar abierto, junto a sus arrojados hombres, entonces compañeros de mis imaginarias aventuras marinas. (A excepción de las obras de Tito Salas, difusoras de la venezolanidad, el americanismo y la libertad de los Pueblos, el álbum plantea la utilización del héroe Bolívar como objeto de consumo a cambio de ser premiado por el logro, sin más ninguna información razonada -intencionalmente-, a diferencia de los superhéroes de los “comics”, etc., que son desarrollados para transmitir valores relativos a intereses específicos predeterminados por el Gran Capital de las sociedades de consumo).

“Expedición de Los Cayos”. Autor: Tito Salas
en: Casa natal del Libertador Simón Bolívar,
Caracas Venezuela.
 
 
También admiré a Jean Laffitte, confundiéndolo –menos mal, onomatopéyicamente– una vez con Laffayette, lo cual me fue aclarado por el Papá más maravilloso del mundo, quien también era Marino (con mayúscula) y me permitía “hacerme el loco” cuando él me corregía dulcemente los detalles, haciendo las veces de mi “remolcador” conduciendo mi barco/su barco, hacia una amable y dosificada realidad en mis soñadas aventuras. (Él, sabiendo acerca del imaginario infantil, sin pretender romper sueños, explicaba  razonadamente y conversabamos del por qué de sus ideas/palabras, a diferencia de los álbumes de comunicación/inducción unilateral). 

Barco en Rio San Juan, Caripito. Estado Monagas

 Todo este hurgar en mis primeros recuerdos sobre Simón Bolívar viene al caso debido a un comentario de mi Madre. Ella, durante una tarde de esas, de conversaciones políticas entre familiares y amistades, me preguntó intrigada: ¿De donde te viene a ti tanta admiración…y tanta cosa por Bolívar? Resulta que alguien del grupo había ofendido la memoria de El Libertador, es más se habían “metido” hasta con el Mariscal Sucre y, siendo que: “los amigos de mis amigos son mis amigos y sus enemigos lo son míos”, reaccioné musitando un “…siendo apenas niño grande ya era bolivariano” y recordé a Tito Salas, su obra pictórica. Con el tiempo lo demás vino por añadidura, mediante el ejemplo del Héroe Simón varias veces leido y…la intelectualmente mal mentada “sensibilidad social” (amor al nuestro Pueblo más desposeído, como a uno mism@), de allí en adelante comenzaron a pintarse con atomizador de sangre de colores mis paredes -también en aquel lejano Caripito- con el rostro de la recordada revolucionaria eterna: Livia Gouverneur.  

Camarada Livia Margarita Gouverneur Camero
Caracas. Nacida: 1941- Caida: 1961

 Allí supe de la ella inexistente, allí la conocí. Llegué tarde a su lucha, era un muchacho y ya la camarada Livia había sido sembrada como flor que, hoy en mil flores, llena esta la tierra de ella/nuestra. Supe entonces que las “niñas” también arriesgaban y entregaban su vida por ideales revolucionarios. Entendí en mi ingenuidad que habían quienes asesinaban seres humanas(os) por ser revolucionarias(os)…y seguí buscando,  ya sin álbum alguno.



Bastó luego -otra vez el implacable tiempo- la muerte de un bebé, recién nacido y asesinado por su propia gente: la policía estatal, durante una invasión a terrenos merideños por gente-del-Pueblo-sin-casa, enviada a sacarlos de allí a gas, sangre y fuego por el miserable gobernador copeyeco de entonces: Germán Briceño Ferrigni.

Allí se accionó para siempre mi gatillo, desde abajo y frente a las nieves eternas, las del fiel mucuchíes, el perro “Nevado” de Bolívar. No hubo nunca más la posibilidad consciente de marcha atrás…si acaso un paso, para luego avanzar dos.

Parecido debió ser mi “viejo álbum”
Ya mi viejo y recordado álbum, ex-profeso o no, había cumplido un cometido: había sembrado otra semilla bolivariana, gracias (no voy a negarlo) a sus magníficas ilustraciones, algunas -por supuesto- fascímiles de muchas de las titánicas obras del enorme pintor venezolano Tito Salas (Británico Antonio Salas Díaz), difusor de la Historia Patria y de Bolívar, con sus obras en óleo, quien sí cumplió su cometido consciente de siembra de amor y venezolanidad, artista cuya imagen personal -por coincidencia- hallé un día en Internet.
Mi primera mirada al gigantesco pintor  Tito Salas ante El Libertador Simón Bolívar.
(Británico Antonio Salas Díaz: Tito Salas).
Nace en Caracas: 8 de mayo, 1887.
Muere en Caracas: 18 de marzo, 1974.
 
( Fuente:  http://www.venezuelatuya.com/biografía/salas/htm
 Tito Salas, conocido pintor de temas históricos, en opinión de Arturo Uslar Pietri su virtud como artista plástico ha sido pintar para enseñar la historia. Su verdadero nombre era Británico Antonio Salas Díaz. Sus padre José Antonio Salas, fue uno de los primeros comerciantes que establecieron en Venezuela una industria cervecera. Los estudios de pintura los inició en la Academia de Bellas Artes de Caracas. Luego de obtener el primer lugar del certamen anual de dicha Academia (1901), viaja a París en 1905 para inscribirse en la Academia Julian donde tuvo como maestro a Jean Paul Laurens. Durante este tiempo asiste también a la escuela de La Grande Chaumière donde recibió clases de los pintores Lucien Simon, Courtois y Prinet. Ese mismo año, envía una obra al Salón Oficial de París. En 1906, obtuvo una medalla de oro por su composición La San Genaro. En este período viaja a Italia, donde es impactado por la obra de los pintores Tiépolo, Tintoretto, Tiziano, sobre todo, por el género histórico cultivado por estos maestros.
 
 
Entre 1907 y 1908, viaja a España, donde pinta una serie de obras basadas en la observación de escenas y costumbres del país. En 1908, obtiene la medalla de oro de la Exposición de Bruselas. Retorna a Venezuela en 1911 y trae consigo el tríptico de Simón Bolívar que se encuentra actualmente en el Palacio Federal. El historiador Vicente Lecuna, encargado de asesorar los trabajos de restauración de la Casa Natal de Bolívar, le encomienda a Tito Salas la labor de decorar los muros del inmueble con algunas escenas de la vida del Libertador (1913). En este lapso, Salas elabora entre otras, las siguientes pinturas: La emigración a Oriente, El Matrimonio de Bolívar y María Teresa, La Expedición de los Cayos, El terremoto de 1812. Una vez culminado su trabajo en la casa natal (1931), Salas recibe el encargo de los murales del Panteón Nacional, los cuales termina en 1942. Aunque su obra como pintor de temas históricos ha opacado su trabajo como paisajista, no se debe olvidar que Salas destaca entre los artistas que contribuyeron a desarrollar la tradición del arte moderno en Venezuela a partir de 1900. Hacia el fin de su vida, retirado en su casa colonial de Petare (Estado Miranda) trabajó intensamente en obras de mediano y pequeño formato. En 1970, poco antes de su muerte, Salas pintó para la residencia presidencial «La Casona», en Caracas, una obra titulada Los Causahabientes, que representa en un conjunto a los presidentes de la República de Venezuela que gobernaron durante el siglo XIX).
 
Hoy me toca afirmar que, con mi amigo “El Tiempo”,  mi búsqueda de Bolívar es muy consciente ya, aunque sigo hallando individualidades,  quienes con la imágen saben difundir la VENEZOLANIDAD BOLIVARIANA, además del Pueblo que ya ha comenzado a ser una UNIDAD, no individual, sino cada vez más cercana a lo colectivo. Me acerqué más al Pueblo y a Zamora, y ahora a Marcos Evangelista Pérez Jiménez y su tiempo gracias al cine nacional y a personalidades como Román Chalbaud y Julio César Mármol (+), quienes al igual que a Tito Salas, coincidencialmente encontré el mismo día, esta vez no en Internet sino en el archivo de mi cámara. Hoy me tomo la libertad de publicar la foto habiéndole avisado a la hija de Mármol  y amiga “Mela” acerca de mi hallazgo, pues ella me agarró “fuera de base” al comentarme que su padre había fallecido. Fué poco despúes de esta foto, así que la publico para guardarla para otras y otros en “Google images”. 

Román Chalbaud y Julio César Mármol
(durante el rodaje del film “Días de Poder”)
fotografía: Manuel Boffil Bello

Hoy chamitas y chamitos de primero y segundo grados de Educación Primaria cuentan con el Proyecto Canaima, recibiendo sus computadoras portátiles alimentadas responsablemente (contenidos de textos e imágenes) por el Estado Bolivariano, pues los álbumes bien pueden llegar a distorsionar la historia que las escuelas no enseñaban y son publicaciones hechas con fines de lucro.  Al fin y al cabo aquí en nuestra República Bolivariana de Venezuela, la educación no pudieron privatizarla: es y seguirá siendo pública y gratuita.

Pareciera contradictorio que lo diga ahora, después de tanto comentar acerca de toda la información lograda inicialmente de un álbum (pero aclaro: habiéndome sido -previamente-  inculcados valores por mis padres, además de su supervisión permanente). Recordemos al ilustre prócer de la inmunda derecha cuando afirmó sabiamente cínico, por su canal terrorista de tv -Globovisión- lo siguiente: “PUEDE QUE ESPECULEMOS (AL PUEBLO), PERO DAMOS FUENTES DE EMPLEO“. Sin embargo, para quienes aun dudan, debo finalmente insistir en que todo medio privado -sabido es por todos- como parte de LO CULTURAL/IDEOLOGICO EN MANOS EXPLOTADORAS: DISTORSIONA, MEDIATIZA, LIMITA Y OPRIME HASTA LA TOTAL DOMINACIÓN.

febrero 6, 2011 Posted by | BIOGRAFÍA, CINE, COMUNICACIONES, HISTORIA, LO CULTURAL/IDEOLOGICO, Pintura, POLÍTICA, Televisión, TV | , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

La 1ª línea estratégica: De la cultura capitalista a la militancia socialista.Venezuela

febrero 4, 2011 Posted by | POLÍTICA | , , , , , , , , , | 2 comentarios

El mundo sePRONUNCIAR en solidaridad con la Revolución Bolivariana

Prensa PSUV.- Este MIRCOLES 2 de febrero serealizar en ms de 70 países del mundo una jornada de solidaridad internacional con la Revolucin Bolivariana de Venezuela y el proceso de Liberacin Nacional con Perspectiva hacia el Socialismo que vive nuestra nacin.
En la acostumbrada rueda de prensa de todos los lunes, Rodrigo Cabezas, integrante de la Direccin Nacional del PSUV, inform que la jornada se realizar en el contexto de los 12 aos que cumple la Revolucin Bolivariana de Venezuela.
Tendremos jornadas de calle y movilizacin con intelectuales, poetas, movimientos culturales, cientficos, militantes revolucionarios, afirm Cabezas, quien presidir las jornadas en La Paz, capital de Bolivia.
Tambin habr movilizaciones en las capitales de Estados Unidos, Cuba, Nicaragua, Chile, Ecuador, Argentina, Paraguay, Mxico, Colombia, El Salvador, Espaa, Portugal, entre otras.
En esas capitales habr movilizaciones de solidaridad con la Revolucin. Agradecemos a los movimientos sociales de todos esos paises, a todos los partidos progresistas, a todos los partidos democrticos y de izquierda la solidaridad con nuestra Revolucin y haber aceptado realizar esas jornadas este mircoles 2 de febrero, seal el Presidente del Parlamento Latinoamericano.
Los Diputados y Diputadas en la Asamblea Nacional y el Parlatino, esperan que estas jornadas contrasten con la matriz meditica segn la cual en el mundo se percibe a la Revolucin Bolivariana como un proceso autoritario y sin respaldo de los sectores progresistas.

febrero 1, 2011 Posted by | POLÍTICA | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

24 de ENERO, 2011:El PSUV Y LAS LÍNEAS ESTRATÉGICAS DE ACCIÓN POLÍTICA. VENEZUELA.

EL PSUV

y

LAS LÍNEAS ESTRATÉGICAS

de

ACCIÓN POLÍTICA.  

Este documento base contiene las líneas políticas de acción para acometer las tareas por venir:
1.- De la “cultura política capitalista” a la militancia socialista.
El triunfo electoral de la Revolución Bolivariana en diciembre de 1998, y su posterior avance, se produjeron por encima de muchas de las estructuras partidistas entonces existentes, tanto de derecha como de izquierda, casi todas atravesadas por la “cultura capitalista” de apropiación y uso del poder político, cuyo origen es el modelo rentista petrolero que penetró el alma nacional.
 
 
Esta “cultura capitalista” se expresa en el hecho de considerar que pertenecer a un partido equivale a “invertir” en él, a través de sus contribuciones financieras o con su trabajo militante, y que esa “inversión” debe ser “recompensada” o “remunerada” con puestos, cargos, prebendas o influencias en el Estado, en el terreno de los negocios o en el mismo partido.
 
 
La fortaleza de la Revolución Bolivariana se sustenta, en buena medida, en la voluntad del máximo liderazgo de la Revolución, de enfrentar esta “cultura capitalista”, favoreciendo el contacto directo con el pueblo, interpelándolo, pero sobre todo dejándose interpelar por él, convirtiéndose en una suerte de intérprete de las demandas y las aspiraciones populares, dándole voz a los que nunca la tuvieron y haciendo visibles a los invisibles, a los marginados, a los olvidados y explotados.
 
 
Luego de las rebeliones militares – populares del 4 de Febrero y del 27 de Noviembre de 1.992, hijas de la rebelión popular del 27 de febrero de 1.989, y del proceso posterior de movilización popular liderados por el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200, la Revolución Bolivariana optó por la lucha electoral, y se hizo necesaria dotarla de un instrumento político electoral, el Movimiento V República, para lograr que aquella enorme masa popular en movimiento tuviera la cohesión, disciplina y eficiencia electoral necesarias para derrotar a la oligarquía y sus partidos. Hoy, al PSUV le toca ejercer esa función y ser vanguardia en el proceso de construcción y defensa de la Revolución Bolivariana y Socialista.
 
 
Sin embargo, a pesar de haber logrado preservar una amplia mayoría en la Asamblea Nacional en las últimas elecciones parlamentarias, los resultados pusieron en evidencia algunas fallas en el funcionamiento del PSUV y su vinculación con la base social de apoyo a la Revolución.
 
 
Entre las posibles causas de esta situación, podemos verificar, en mayor o menor medida, algunas actitudes o desviaciones características de los partidos tradicionales, tales como el burocratismo, el oportunismo, el sectarismo, el nepotismo y el gradual alejamiento de la base social bolivariana, resultantes de la persistencia de la “cultura capitalista” en el seno de la sociedad.
 
 
Esta cultura es reproducida a lo interno del Partido, y se expresa en que algunos sectores lo conciben como un medio para el “ascenso social” de los y las militantes con responsabilidades de dirección a distintos niveles. Algunos camaradas se consideran líderes absolutos e indiscutibles en sus espacios, y asumen la discrecionalidad de excluir del Partido, y hasta de la Revolución, a quienes se atrevan a diferir o a disentir de ellos y ellas.
 
 
De acentuarse este tipo de comportamiento, el PSUV podría terminar convertido en un partido/iglesia, una suerte de “guía de las masas incultas”, que considera a sus militantes y a las diversas formas de organización popular como simples correas de transmisión de la línea indiscutible de los nuevos “sacerdotes”. De seguirse este camino, estas prácticas debilitarán la base social de apoyo a la Revolución Bolivariana.
 
Es por ello, que el Comandante Hugo Chávez, Presidente del Partido y líder de la Revolución, hace un llamado a las 3R², orientadas a revertir los efectos perversos de estas conductas. En este sentido, toda la dirigencia y la militancia del Partido debe comprometerse, de la manera más disciplinada, en la concreción de las 3R², desde los distintos niveles de dirección hasta la militancia de base. Pero serán las bases del Partido las protagonistas de este proceso. No será una rectificación “desde arriba”, sino fundamentalmente desde las bases.
 
 
2.- Convertir la maquinaria en un Partido-Movimiento al servicio de las luchas del pueblo.
Las circunstancias en que se desenvuelve la Revolución Bolivariana, pacífica y democrática, hacen necesaria la existencia de un partido que asegure la movilización electoral, pero, principalmente, la formación ideológica, la coherencia y la sincronización de las acciones populares (ofensivas y defensivas).
 
El Partido tiene que ejercer su función como “maquinaria electoral”, pero, principalmente, como instrumento para la transformación de la sociedad, desde los sistemas de dirección y gestión general del país hasta la cotidianidad ciudadana.
 
 
Sin embargo, debemos reconocer que en el PSUV, se ha venido produciendo una imposición de la lógica de la maquinaria, donde se concibe el hecho electoral como un fin en sí mismo, y no como una tarea en la lucha por democratizar radicalmente la sociedad venezolana. La amplia base social de la Revolución termina instrumentalizada bajo la forma de “masa de maniobra” electoral en cada proceso, y lo que es peor, con formas organizativas que cada año se redefinen en función del mismo, perdiendo por ende su condición de sujeto de la Revolución.
 
 
En el ámbito interno, es necesario reconocer que las aspiraciones de la militancia por lograr la democracia interna, en cierto modo, han sido frustradas por algunos militantes con cargos de dirección o de gobierno, los cuales manejan recursos y gestionan cuotas de poder, para imponer a sus lealtades personales por encima de los auténticos liderazgos populares, leales a los principios revolucionarios. Esta situación obliga a una profunda revisión de los mecanismos de selección de nuestras autoridades y de nuestros candidatos y poner en una balanza sus ventajas y desventajas.
 
 
La dinámica del Partido se agota en la gestión administrativa de lo político, se concentran muchas energías en reuniones de información y coordinación, en elecciones primarias para cualquier cosa, desperdiciando muchas reservas de energía que deberían estar en el terreno, en las comunidades, junto con el pueblo.
 
 
Este confinamiento del Partido en sí mismo, conduce al progresivo alejamiento de la cotidianidad del pueblo, al desconocimiento de sus demandas y problemas. El Partido comienza a concebirse como un ente separado y superior al pueblo que debe “conducir”, y el trabajo revolucionario cotidiano, junto con las masas populares, es sustituido, en ciertos casos, por una especie de “contienda electoral”. Todo lo cual provoca un profundo sentimiento de rechazo hacia ese tipo de prácticas.
 

El Partido-Movimiento y la satisfacción de las necesidades humanas: Optar por la lógica del Partido-Movimiento implica posicionarse dentro de las masas populares, estableciendo y desplegando una amplia política de alianzas con las diversas formas de organización popular, incluyendo los sectores patrióticos y democráticos de las clases medias, apoyándolas e invitándolas a poner su talento y conocimiento al servicio de la construcción de una sociedad del buen vivir para todos y todas.
Es necesario establecer objetivos concretos, sobre el terreno, dentro del proceso real de transformación de la sociedad hacia el Socialismo. Se trata de trabajar junto con el pueblo, en su lucha diaria por transformar sus condiciones materiales de vida y la satisfacción de sus necesidades humanas.
 
 
En este sentido, el accionar del Partido deberá orientarse, inmediatamente, a las actividades vinculadas a la construcción de la nueva institucionalidad democrática, entendida ésta como nuestra militancia viviendo en el seno de cada espacio social para canalizar las demandas y aspiraciones del pueblo.
 
 
Esta política de alianzas con movimientos sociales, colectivos y organizaciones populares es apenas un primer paso para avanzar en el proceso de recuperación y rearticulación de fuerzas. Más allá, el objetivo es sumar para la causa revolucionaria a sujetos sociales y sectores de la población que se mantienen al margen de la política.
 
 
El escalón fundamental de la Revolución Bolivariana se sitúa hoy en lo local (en lo municipal, en lo parroquial y especialmente en cada comunidad). Es allí, en las comunidades urbanas y rurales, donde chocan más directamente los intereses “apropiadores” y representativos de la vieja “cultura capitalista” partidista contra los esfuerzos socialistas, participativos y protagónicos populares. Es allí donde se construye el Poder Popular, la toparquía planteada como tesis por el Maestro Simón Rodríguez. Es allí, donde se gana o se pierde la base social de apoyo a la Revolución.
 
 
En el corto plazo, nuestro principal campo de batalla para lograr concretar el Socialismo es el ámbito donde viven los sujetos sociales: el espacio territorial. Para ello, el PSUV debe dotarse de una estructura estable político territorial de dirección que comprenda los estados, los municipios, las parroquias, las comunidades y sus sectores específicos.
 
 
3. Convertir el Partido en un poderoso medio de propaganda, agitación y comunicación.
No hay mejor propaganda que la completa imbricación de la militancia del Partido con las masas populares. Es el contacto directo permanente, es la lucha cotidiana, orientada a la resolución de problemas concretos, la que determina la manera como es percibido el Partido por el pueblo.
 
 
No obstante, la maquinaria del Partido con la fuerza de la que dispone, debe estar puesta al servicio de una audaz política propagandística, que al mismo tiempo, difunda de manera masiva los lineamientos tácticos y estratégicos y sirva de proceso de formación político-ideológica, pero sin perder nunca el anclaje en lo local. La propaganda también debe girar en torno a los problemas concretos de las comunidades.
 
 
Debe ser recuperada la idea de la propaganda, entendida como un poderoso factor de movilización, utilizando su elaboración, reproducción y distribución como un elemento para la activación y moralización permanente de nuestras fuerzas.
 
 
El Partido debe retomar su papel de agitador de las masas populares, sobre todo en aquellos territorios controlados por la oposición, sin obviar la labor contralora que debe ejercer a todos los niveles, gobernados por nosotros.
 
 
De la misma manera, es necesario tener conciencia de que la política no se hace sólo desde las pantallas de la televisión, sino que deben multiplicarse formas diversas de comunicación popular, sin descartar ningún método, por más rudimentario que pueda parecer.
 
 

Buena parte del esfuerzo

propagandístico debe estar

dirigido al 56,5% de la

 población venezolana, que

tiene 29 años o menos.

 

 

4.- El PSUV como plataforma del desarrollo y fortalecimiento del Poder Popular:
El Comandante Hugo Chávez ha hecho reiterados llamados al Partido, a los fines de establecer una amplia política de participación y de interpelación popular, orientada al impulso del control popular de la gestión gubernamental en todos sus niveles.
 
 
Esta política de interpelación popular es una de las tareas principales de los y las militantes del PSUV: reconocer, organizar y viabilizar las amplias demandas sociales acumuladas en nuestra sociedad, para que se encuentren soluciones sostenibles, en el marco de la lucha por la construcción del Socialismo Bolivariano.
 
 
Es preciso reconocer que esta tarea ha sido, en muchos sentidos, descuidada por el PSUV, en parte presionado por circunstancias propias de nuestro proceso político, en parte como consecuencia de una valoración errada de la relación entre el pueblo, el Partido y el gobierno. Un partido desvinculado de las luchas del pueblo y sus demandas, es un partido que ve seriamente limitada su capacidad para servir de instrumento motorizador de la transformación socialista de la sociedad.
 
De esta manera, se reconoce como una cuestión de primerísimo orden, a partir de este momento, profundizar y consolidar los vínculos entre el Partido y las masas. Para consolidar estos vínculos, es fundamental que los sectores populares se reconozcan en el Partido, es decir, el Partido no puede ser identificado como una suerte de apéndice del Estado, sino como un instrumento que acompaña al pueblo en sus luchas y en la construcción del Poder Popular.
 
 
El Partido debe visibilizar y canalizar las crecientes y variadas demandas insatisfechas del pueblo, interpelando junto a él a todas las instituciones y organizaciones públicas o privadas que puedan afectar, negativa o positivamente, el acceso a la satisfacción de las necesidades humanas.
 
Para estos efectos, se propone que las Patrullas Socialistas del PSUV, impulsen la conformación de movimientos locales en torno a Bases de Patrullas y Círculos de Luchas Populares y del Buen Vivir, cuya gestación pudiera tener lugar en el marco de la celebración de los Consejos Bicentenarios del Poder Popular, que se proponen más adelante en este documento.
 
 
Las Bases de patrullas y Círculos de Luchas Populares y del Buen Vivir deben surgir, en un primer momento, de la articulación del Partido con los movimientos sociales y organizaciones populares.
 
 
Pero más allá de éstas, las Bases de Patrullas y Círculos de Luchas Populares y del Buen Vivir pueden surgir como instrumentos para organizar y movilizar a las comunidades en torno a problemas específicos, en la búsqueda de su solución colectiva.
 
 
Aún donde no hay organización social a la cual pueda integrarse, las Bases de Patrullas Y Círculos de Luchas Populares y del Buen Vivir, existen circunstancias comunes de penuria, necesidad y anhelos que unen a las comunidades, y que muchas veces se expresan de manera dramática y urgente.
 
 
Estas necesidades deben ser identificadas y abordadas tempranamente, y a partir de ellas, de la implicación en la organización y motorización de estas demandas para lograr respuestas del Estado, establecer las bases de la organización social necesarias para crear las REDES DE LUCHAS POPULARES Y DEL BUEN VIVIR, en el seno del poder popular.
 
 
Las Bases de Patrulla y Círculos de Luchas Populares y del Buen Vivir tendrán la responsabilidad de elaborar el mapa de los conflictos y problemas sociales generados por el capitalismo o por la ineficiencia de la instituciones del Estado, así como de los proyectos propuestos por la comunidad y, a partir de éstos, comenzar a desarrollar un plan de articulación con las luchas existentes y las emergentes. Luego, una vez acumulado un saldo mínimo organizativo, elaborarán un plan de acción que vincule a los funcionarios responsables de la gestión gubernamental en las diversas áreas con el Poder Popular.
 
 
En otro aspecto de la movilización popular, el Partido debe desarrollar la tesis robinsoniana del Pueblo Legislador, orientando a la mayoría revolucionaria que conforma nuestro Bloque Patriótico y Socialista de diputados y diputadas en la Asamblea Nacional, para que se constituya en uno de los impulsores del proceso de transformación socialista, a partir del desarrollo de una agenda legislativa radicalmente democrática, que permita desmontar progresivamente el andamiaje de la dominación burguesa sobre nuestro pueblo. Esta agenda legislativa, en buena parte, deberá surgir desde la iniciativa popular discutida en las Bases de Patrulla y Círculos de Luchas Populares y del Buen Vivir, liderada por el Partido y otras fuerzas políticas y sociales de la Revolución.
 
 
5.- La Constitución del Gran Polo Patriótico: una audaz política de Repolarización.
En este sentido, y con base en la propuesta de construcción de un Gran Polo Patriótico que apueste por los cambios democráticos y revolucionarios de la sociedad venezolana, rescatando el espíritu nacionalista y libertario que hace 200 años animó la lucha de pueblo venezolano para darse una Patria Soberana, se propone:
 
 
1.- La realización de Consejos Patrióticos Bicentenarios en todos los municipios, reuniendo a la base del Partido, a los militantes de los partidos aliados, a todas las formas de organización popular revolucionaria, con el propósito de trabajar sobre los asuntos generales y específicos de todas las áreas y dominios de la vida social local. Sus objetivos inmediatos serían:
 a) Debatir ampliamente y aprobar un plan de
construcción del Socialismo en lo concreto.
 
b) Impulsar la creación de las Bases de Patrullas
y Círculos de  Luchas Populares y del Buen Vivir,
cuyo propósito sería el pleno ejercicio de la contraloría social de la gestión de gobierno y proponer soluciones, así como protagonizar la denuncia y el combate a la explotación concreta del capitalismo (depredación ambiental, estafa, atropello laboral, especulación, etc.) y su superación, a través de medidas y políticas socialistas.
 
 
Una vez culminado el tiempo de conformación de los Consejos Patrióticos Bicentenarios, realizar Consejos Patrióticos Bicentenarios a escala estadal, con los mismos propósitos.
 
 
Simultáneamente al desarrollo de estos Consejos (o posterior a estos), se pueden realizar Consejos Patrióticos Bicentenarios Sectoriales (economía y sus cadenas productivas), frentes sociales (trabajadores, educación, salud, campesinos, mujeres, afrodescendientes, personas con discapacidad, pobladores, buhoneros, motorizados, jóvenes, ambiente, comunicación), y otras formas de organización social tales como los Consejos Comunales, entre otros.
 
 
Un proceso de este tipo crearía las condiciones para reunificar y, sobre todo, ampliar la base popular que sustenta a la Revolución (obreros, campesinos, pobladores, estudiantes) y para lograr alianzas con sectores patrióticos de la clase media profesional, de la cultura, del deporte y de pequeños y medianos empresarios honestos.
 
 
Este amplio proceso de planificación participativa e inclusiva a escala nacional, centrada en luchas y demandas concretas de las comunidades y no en abstracciones discursivas, podría constituir, en el corto plazo, un viraje estratégico en la ampliación de la correlación de fuerzas favorables a la Revolución Bolivariana.
 
 
En el Gran Polo Patriótico, el Partido debe ser el más activo participante del gran esfuerzo de unir a los patriotas venezolanos y venezolanas en la gran tarea de defender la Independencia y la Soberanía Nacional y Popular como única garantía de lograr una sociedad donde el pueblo venezolano garantice la plena satisfacción de sus necesidades humanas.

enero 25, 2011 Posted by | POLÍTICA | , , , , , , | Deja un comentario