Taimaboffil's Blog

A la mujer, jóvenes y niñ@s, con pretendida óptica revolucionaria.

26 de noviembre de 1820: se firmó en Trujillo (Venezuela) el Tratado de Armisticio Venezuela/España.

 

 

Monumento en Santa Ana de Trujillo.

Tal día como hoy, el 26 de noviembre de 1820, se firmó en Trujillo el Tratado de Armisticio con el fin de facilitar las negociaciones para la paz definitiva entre España y la Gran Colombia.

(WIKIPEDIA: Un armisticio consiste en la suspensión de las agresiones entre dos grupos (países, naciones, facciones) que se encuentran enfrentados en una lucha armada. No incluye necesariamente la firma de un tratado de fraternidad sino que solamente cesan las hostilidades.

A lo largo de la historia, durante algunas guerras se han decretado armisticios en períodos especiales. Por ejemplo, los ejércitos cristianos no se agredían durante la Navidad, o las ciudades-estado griegas durante las Olimpiadas.

Un armisticio es una situación de pacto que no equivale a un tratado de paz. Por ejemplo, al armisticio de la guerra de Corea de 1953 no ha seguido tratado de paz alguno. A lo largo de la historia ha habido intentos de armisticio como el intento de la Segunda Guerra Mundial entre Francia y Alemania (1940)).

El texto se iniciaba: “Deseando los Gobiernos de Colombia y de España transigir las discordias que existen entre ambos pueblos”, lo que implicaba un reconocimiento de parte de España de la existencia de la República de Colombia. Era una trascendental victoria política para los patriotas producto de su constancia y heroísmo durante diez largos años de guerra y privaciones.

De ahora en adelante eran dos naciones, de igual a igual. El Libertador Simón Bolívar dejaba de ser “el forajido”, “el bandolero” para pasar a ser “Su excelencia el Presidente”. Los patriotas dejaban de ser “una banda de traidores” para ser reconocidos como un ejército beligerante.

Antes de firmar los tratados, los españoles hicieron un intento por dividir a los patriotas. A tal fin, Pablo Morillo se dirigió por separado a los principales jefes del Ejército Libertador proponiéndoles que juraran la Constitución española y enviaran delegados a las Cortes. Nadie aceptó la oferta, todos respondieron que únicamente Bolívar estaba autorizado para negociar con España. El Libertador, por su parte, declaró su decisión de no reunirse con Morillo si la intención no era reconocer a la Gran Colombia.

El cambio de Morillo y las autoridades españolas era a consecuencia de los sucesos ocurridos en España, donde Fernando VII de Borbón había sido obligado a jurar una Constitución y aceptar la reunión de las Cortes.

Aunque el Armisticio se rompió antes de vencerse el plazo, sirvió para refrescar la tropa, entrenarla, vestirla y darle nuevos bríos para la lucha que continuó y desembocó en la batalla de Carabobo. Otro hecho positivo de este Tratado fue la finalización de la Guerra a Muerte, aunque en la práctica ya Bolívar la había dejado de hacer.

El 27 de noviembre de 1820, en el pueblo de Santa Ana, en Trujillo, se realiza la histórica entrevista entre Bolívar y el Jefe realista Pablo Morillo, para ratificar con un abrazo los Tratados que acababan de firmar.

Bolívar y Morillo

Es fama que este recio general español se sintió avergonzado cuando vio concurrir al sitio previsto al Libertador, con la mínima compañía, montado en una mula, sin arreos militares, con gorra de campaña y una levita azul. En cambio Morillo venía con sus mejores galas y una considerable escolta. Después de numerosos abrazos, se hicieron originales brindis.

Luego, el Jefe español propuso que se erigiera en el sitio una pirámide que recordara el abrazo fraternal, y Bolívar y Morillo pusieron la primera piedra de ese monumento que hoy existe en Santa Ana. Ambos coincidieron, en sus respectivas relaciones, que pasaron los momentos más felices al entablarse tal amistad.

El 1º de Diciembre de 1820 renuncia a la Capitanía General de Venezuela el General Pablo Morillo, quien había venido con órdenes de pacificar las colonias y dejó el mando en manos del General Miguel de la Torre y regresó a España.

 

noviembre 26, 2010 Posted by | HISTORIA, POLÍTICA, Uncategorized | , , , , , , , , , | Deja un comentario

23 de noviembre: Manuela Sáenz.

En Honor de La Coronela Manuela Sáenz, conmemorando su muerte física, publicamos varios textos (posts) en este blog y en Taima (taimaboffil.blogspot.com):Manuela Sáenz y su Simón, además de los otros cuyos títulos se inician con la fecha del 23 de noviembre. Manuel Boffil Bello.

noviembre 23, 2010 Posted by | BIOGRAFÍA, HISTORIA, Uncategorized | , , , , , , , | Deja un comentario

23 de noviembre de 1810: Junta Suprema Conservadora de los Derechos de Fernando VII

En 1810, el nuevo Gobierno formado en Venezuela a raíz del 19 de abril, toma el nombre de Junta Suprema Conservadora de los Derechos de Fernando VII, para defender los derechos del monarca derrotado en España a causa de la invasión francesa.

Se trató de la primera organización autónoma tras siglos de colonización y dominio peninsular, y con ello, se facilitaron las condiciones para que las fuerzas patriotas encontraran vías expeditas para encender en el resto de la población la chispa revolucionaria, acción que conduciría a la proclamación de la independencia el 5 de julio de 1811.

vía ENcontrARTE – Efemérides – 23 de noviembre : Junta Suprema Conservadora de los Derechos de Fernando VII.

noviembre 23, 2010 Posted by | HISTORIA | , , , | Deja un comentario

23 de noviembre:en honor a MANUELA SÁENZ Y JUANA AZURDUY, Cartas entre CORONELAS DE LA REVOLUCIÓN.

JPEG - 22.1 KB

Se conocieron estas mujeres extraordinarias, en Charcas, diciembre de 1825. Manuelita, ascendida en el campo de Ayacucho, por el propio Sucre; Doña Juana, por el Libertador. Dos mujeres sublimes.  

Señora
Cnel. Juana Azurdui de Padilla
Presente.-

Señora Doña Juana:
El Libertador Bolívar me ha comentado la honda emoción que vivió al compartir con el General Sucre, Lanza y el Estado Mayor del Ejército Colombiano, la visita que realizaron para reconocerle sus sacrificios por la libertad y la independencia.

El sentimiento que recogí del Libertador, y el ascenso a Coronel que le ha conferido, el primero que firma en la patria de su nombre, se vieron acompañados de comentarios del valor y la abnegación que identificaron a su persona durante los años más difíciles de la lucha por la independencia. No estuvo ausente la memoria de su esposo, el Coronel Manuel Asencio Padilla, y de los recuerdos que la gente tiene del Caudillo y la Amazona.

Una vida como la suya me produce el mayor de los respetos y mueven mi sentimiento para pedirle pueda recibirme cuando usted disponga, para conversar y expresarle la admiración que me nace por su conducta; debe sentirse orgullosa de ver convertida en realidad la razón de sus sacrificios y recibir los honores que ellos le han ganado.

Téngame, por favor, como su amiga leal.
Manuela Saenz.

JPEG - 23.9 KBCnela.Juana Azurdui de Padilla*

- Cullcu, 15 de diciembre de 1825

Señora Manuela Saenz.
El 7 de noviembre, el Libertador y sus generales, convalidaron el rango de Teniente Coronel que me otorgó el General Puyrredón y el General Belgrano en 1816, y al ascenderme a Coronel, dijo que la patria tenía el honor de contar con el segundo militar de sexo femenino en ese rango. Fue muy efusivo, y no ocultó su entusiasmo cuando se refirió a usted.

Llegar a esta edad con las privaciones que me siguen como sombra, no ha sido fácil; y no puedo ocultarle mi tristeza cuando compruebo como los chapetones contra los que guerreamos en la revolución, hoy forman parte de la compañía de nuestro padre Bolívar. López de Quiroga, a quien mi Asencio le sacó un ojo en combate; Sánchez de Velasco, que fue nuestro prisionero en Tomina; Tardío contra quién yo misma, lanza en mano, combatí en Mesa Verde y la Recoleta, cuando tomamos la ciudad junto al General ciudadano Juan Antonio Alvarez de Arenales. Y por ahí estaban Velasco y Blanco, patriotas de última hora. Le mentiría si no le dijera que me siento triste cuando pregunto y no los veo, por Camargo, Polanco, Guallparrimachi, Serna, Cumbay, Cueto, Zárate y todas las mujeres que a caballo, hacíamos respetar nuestra conciencia de libertad.

No me anima ninguna revancha ni resentimiento, solo la tristeza de no ver a mi gente para compartir este momento, la alegría de conocer a Sucre y Bolívar, y tener el honor de leer lo que me escribe.

La próxima semana estaré por Charcas y me dará usted el gusto de compartir nuestros quereres.

Dios guarde a usted.
Juana.

Cnela.Juana Azurdui de Padilla*: leer en este mismo Blog o en Taima.

noviembre 22, 2010 Posted by | BIOGRAFÍA, HISTORIA, POLÍTICA, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

20 de noviembre de 1817:Simón Bolívar añade la 8va. Estrella al pabellón nacional.

 

Un día como hoy, después de la Campaña de Guayana, en 1817, se añade una octava estrella al pabellón nacional.

El Libertador Simón Bolívar es quien la añade, en representación de la nueva  provincia liberada: la provincia de Guayana. El decreto de las ocho estrellas tuvo vigencia durante 4 años, hasta quedar derogado por la Ley del 4 de octubre de 1821, dictada por el Congreso de Cúcuta. Este decreto del Libertador fue ignorado hasta que en el 2006 el presidente Hugo Rafael Chávez F. lo hizo cumplir.

Moneda Provincia de Guayana

noviembre 20, 2010 Posted by | HISTORIA, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

18 de noviembre de 1903: Gringos han separado Panamá de Colombia y se firma Tratado de Hay-Bunau Varilla

18 de noviembre de 1903: Gringos han separado Panamá de Colombia y se firma Tratado de Hay-Bunau Varilla

En 1903 después de la separación de Panamá de Colombia, por los gringos, se firma el Tratado Hay-Bunau Varilla para la construcción del Canal de Panamá, tratado que le garantizó a los Estados Unidos el derecho perpetuo de uso sobre una franja de diez millas de ancho a ambos lados del Canal, así como las aguas y tierras necesarias para la construcción, mantenimiento, saneamiento, operación y defensa del Canal dentro o fuera de esta Zona.
Fue firmado por Philippe Bunau Varilla, en representación de la República de Panamá y John Hay de los Estados Unidos .El tratado fue ratificado después por la Junta Provisional de Gobierno de Panamá y por el Senado de Estados Unidos.

noviembre 18, 2010 Posted by | HISTORIA, POLÍTICA | , , , , , , , | Deja un comentario

18 de noviembre 1868: muere José Tadeo Monagas.

José Tadeo Monagas
En 1868, muere el militar y político venezolano, José Tadeo Monagas, Presidente de la República en tres ocasiones (1847-1851; 1855-1858; 1868).
Como oficial del ejército patriota se desempeñó en campañas militares ejecutadas en el oriente venezolano durante la guerra de la independencia desde 1810 hasta 1821. Participó en las campañas de El Centro, de Guayana y la de Los Llanos, y militó en la Revolución de Las Reformas.
Junto a su hermano José Gregorio, instiuyó un régimen caudillista de tipo dinástico, en el cual, por primera vez, se representaba y defendía los intereses de los liberales. Su ambición de postergarse políticamente en la presidencia junto a su hermano, generó en el país una permanente inestabilidad política y, posteriormente constituyó la causa que dio origen a la Guerra Federal.

Candidato por tercera vez a la presidencia de la república, el ya viejo caudillo, cuya candidatura era la que contaba con mayores posibilidades de triunfo, no logró llegar a la culminación del proceso eleccionario y murió, un día como hoy, 18 de noviembre de 1868, de pulmonía.

noviembre 18, 2010 Posted by | BIOGRAFÍA, HISTORIA, POLÍTICA | , , , , , , | Deja un comentario

18 de noviembre de 1836: Nace Máximo Gómez

Máximo Gómez

 

 

En 1836, nace en Baní, Santo Domingo, Máximo Gómez, General durante la Guerra de los Diez Años (primera guerra de independencia) y Jefe de las tropas revolucionarias cubanas en la Guerra de Independencia.

Llegó a Cuba a los 29 años como oficial del Ejército español. Tres años más tarde se incorporó al movimiento emancipador cubano, donde sus dotes de mando y las victorias logradas lo convirtieron en el jefe de las fuerzas revolucionarias hasta su dimisión en 1876. Se unió a José Martí, líder del Partido Revolucionario Cubano, con quien desembarcó en Cuba tras el grito de Baire que inició la guerra de la independencia de Cuba.

Fue jefe militar de las fuerzas revolucionarias hasta el final de la guerra, en 1898. Por los servicios prestados a la República durante más de 30 años, fue declarado ciudadano cubano por nacimiento.

noviembre 18, 2010 Posted by | Uncategorized | , , , , , , , , | Deja un comentario

16 de noviembre de 1820: Antonio José de Sucre es nombrado por El Libertador, Jefe del Estado Mayor del Ejército Patriota.

Antonio José de Sucre

En 1820 Antonio José de Sucre es nombrado por El Libertador, Jefe del Estado Mayor General del ejército patriota.

Desempeñó estas funciones hasta finales del mes de enero de 1821, cuando fue nombrado Comandante General del Ejército del Sur encargado de luchar por la liberación de Ecuador, Perú y Bolivia. En los pocos meses que ejerció dicha jefatura, logró la firma del histórico armisticio de regulación de la guerra que firmaron en Trujillo, Simón Bolívar y el jefe realista Pablo Morillo

noviembre 16, 2010 Posted by | HISTORIA | , , , , , | Deja un comentario

Campamento saharaui destruido « Lapolillacubana’s Weblog

 

 

URGENTE: El campamento saharaui está destruido: la guerra sigue en El Aaiún”

El campamento de resistencia saharaui levantado a las afueras de El Aaiún se encuentra “totalmente destruido” y en estos momentos “la guerra continúa en la ciudad”, según declaró a Europa Press la cooperante española Raquel del Castillo, que precisó que se han registrado “varios muertos”.

“Han llegado varios muertos al hospital, procedentes tanto del campamento como de la ciudad”, declaró en conversación telefónica desde el lugar de los hechos. “Todas las jaimas han sido quemadas, el campamento está absolutamente destruido”, prosiguió Del Castillo, dirigente de la organización no gubernamental Thawra.

“La guerra en estos momentos continúa en la ciudad”, explicó Del Castillo. Se han escuchado “disparos” en las principales avenidas de El Aaiún y “la gente se defiende con lo que puede”, prosiguió. “Han arrebatado un camión antidisturbios de los marroquíes y se defienden con él”, añadió.

EL POLISARIO DENUNCIA LA TORTURA DE UN ACTIVISTA

Por su parte, el copresidente del Comité para el Respeto de las Libertades y los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental (CORELSO), Ennema Asfari, ha sido detenido y “brutalmente torturado” por las autoridades marroquíes durante la noche del domingo al lunes, según ha denunciado el Ministerio de los Territorios Ocupados de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

vía Campamento saharaui destruido « Lapolillacubana’s Weblog.

noviembre 9, 2010 Posted by | DERECHOS HUMANOS, POLÍTICA | , , , , , , , | Deja un comentario

Venezuela: Batalla de Los Magueyes

José Tomás Boves

En 1814, noviembre o9, en el Estado Monagas, cerca de Guanaguana, se libra la Batalla de Los Magueyes, en la que Boves derrota al General José Francisco Bermúdez.

El 5 de diciembre de ese mismo año, ambos caudillos volvieron a enfrentarse en la sabana de Urica, en el Estado Anzoátegui, donde las tropas realistas volvieron a derrotar al ejército patriota.

via: APORREA.ORG./ENCONTRARTE

noviembre 9, 2010 Posted by | HISTORIA, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario

Toma del Castillo de Puerto Cabello, 1823.

 

 El 8 de noviembre de 1823, se produce la Toma del Castillo de Puerto Cabello.

Último reducto de una facción realista, liderada por el General Español Sebastián de la Calzada, que no aceptaba las condiciones de la capitulación firmada por los españoles después de la Batalla Naval del Lago de Maracaibo, finalmente fueron sometidos por 500 hombres al mando del General José Antonio Páez, quien los guió en medio de la noche, abriéndose paso por los manglares que los españoles mantenían sin defensas por creer que era imposible ser atacados allí.

Fueron capturados 248 hombres de distintos rangos y funciones, y causaron 59 heridos y 156 bajas a los realistas, además de obtener el arsenal de cañones, fusiles y quintales de pólvora.

vía ENcontrARTE – Efemérides – 08 de noviembre : Venezuela: Toma del Castillo de Puerto Cabello.

noviembre 8, 2010 Posted by | HISTORIA | , , , , | Deja un comentario

Operación militar de Marruecos contra el campamento saharaui de El Aaiún

08/noviembre/2010

Eran las 6.30 de la mañana (una hora más en Madrid) cuando las Fuerzas de Seguridad marroquíes recibían la orden de acceder al campamento de Gdeim Izik, cerca de El Aaiún, donde unas 20.000 personas protestan desde hace casi un mes contra Rabat. Las comunicaciones con el interior del campamento son difíciles por vía telefónica pero diferentes fuentes desde El Aaiún así como un comunicado del Frente Polisario indican que hay enfrentamientos entre saharauis y agentes marroquíes, que avanzan arrojando gases lacrimógenos y agua desde camiones cisterna. También al menos un helicóptero sobrevuela la…

vía Operación militar de Marruecos contra el campamento saharaui de El Aaiún.

noviembre 8, 2010 Posted by | DERECHOS HUMANOS, POLÍTICA | , , , | Deja un comentario

luego de leer: La sublevación en la ONU.

“CONOZCO LA BESTIA POR DENTRO PORQUE PROVENGO DE SUS ENTRAÑAS”…creo que dijo un muy respetado y requeteleido dirigente revolucionario, hoy opuesto al proceso adelantado por el Presidente Comandante Hugo Chávez.

Es cierto, provenimos de sus entrañas, plagadas de tentáculos succionadores de toda forma de progreso distinta a la de sus intereses particulares, regurgitando permanentemente con su dominación/alienación cultural, económica y -si les resulta factible- militar.¿Qué más se puede esperar de quienes se hacen llamar América, como si reinasen solos en la cima del mundo? ¡Quienes usan las bombas atómicas y todo tipo de arma mortal para asegurarse la “pacificación” de gualquier grito insolente de LIBERTAD, llegando hasta a imponer el bloqueo al PUEBLO CUBANO como si fuese un “civilizado castigo”, cuyo ejercicio tienen de prerrogativa como HIBRIDOS “SUPERIORES” DE UN COLEGIO “RELIGIOSO”!

Con sus guerras y bloqueos no han podido pisar más allá de donde sus patas de barro pisan…

vía La sublevación en la ONU (Segunda y última parte) | PSUV.

noviembre 3, 2010 Posted by | DERECHOS HUMANOS, POLÍTICA | , , , , , , , | Deja un comentario

Muerte de Giradot en Bárbula, por Cristóbal Rojas.

Atanasio Giradot (Medellín, Colombia:1791, Bárbula, Venezuela: 1813). Militar neogranadino que se sumó a la causa patriota. Acompañó a Bolívar en la Campaña Admirable, murió peleando contra Monteverde en la batalla de Bárbula el 30 de septiembre de 1813, en el acto de clavar la bandera en la cumbre que se disputaban los combatientes. En su honor, Bolívar dispuso que se le diera su nombre al 4º Batallón de línea, del que Giradot había sido oficial.

octubre 18, 2010 Posted by | EDUCACIÓN, HISTORIA, Pintura | , , , , | Deja un comentario

Juana Azurduy: La lucha de las mujeres en la independencia

lapolillacubana | Marzo 7, 2010 at 11:08 pm | Etiquetas: 8 de marzo, Juana Azurduy, Mujeres, Nuestra America | Categorías: America Latina, Nuestramerica | URL: http://wp.me/pbsQl-196

En homenaje al Día Internacional de la Mujer, y muy especialmente, en homenaje a todas las mujeres Nuestroamericanas, dignas descendientes de la estirpe gloriosa de Juana!!  Muchas felicidades, compañeras: El presente es de lucha, ¡¡EL FUTURO ES NUESTRO!!
Juana Azurduy: La lucha de las mujeres en la independencia
Por Mara Espasande (*)
¿Cuántas mujeres políticas podemos nombrar?, ¿Cuántas filósofas, historiadoras, militares, poetas, escritoras? Hasta el más erudito podría descubrir que sólo encuentra un pequeño puñado de nombres…
La historia mundial, latinoamericana y argentina es una historia de hombres hecha por hombres. Una hipótesis para explicar esta situación podría sostener que en el marco de una sociedad patriarcal, la mujer quedó relegada al ámbito privado. Sin embargo, indagando en nuestro pasado descubriremos que esto no fue así. Si bien la estructura social condiciona el papel público de las mujeres, fueron muchas las que se animaron a quebrar esa barrera y protagonizar acontecimientos fundamentales para la historia de nuestra patria.
Cuando estas mujeres -además de tener la osadía de desafiar esta estructura social- se comprometieron con las luchas por la liberación de nuestros pueblos, sufrieron un doble silenciamiento: por su género, pero también por su pelea contra la clase dominante y las estructuras de opresión. “Malditas” al decir de don Arturo Jauretche, que “habiendo protagonizado hechos importantes o habiendo realizado obras valiosas, en ambos casos antagónicos al sistema predominante, han sido hundidos (diríamos hundidas en este caso) en el silencio y el olvido, para que las mayorías populares de hoy no puedan adquirir sus ideas o sus trayectorias para enriquecerse en la continuidad de la misma lucha”(1).No se trata entonces de hacer una historia paralela, ni caer en reduccionismos simplistas, ni ensalzar sus figuras individuales y vidas ejemplares que sin duda llevaron a cabo. Nos proponemos desde una óptica de la sociedad en su conjunto, hacer justicia con esa “mitad invisible de la historia” (2) que junto a muchos hombres lucharon por la construcción de la patria grande. La independencia se presenta en la historiografía liberal como la “gesta de los grandes hombres”. Hombres políticos, militares, escritores, intelectuales. Bien podría cuestionarse ¿no aparecen las mujeres en el relato de Mitre, cociendo las banderas, haciendo los trajes militares, donando sus joyas para el engrandecimiento del Ejército de los Andes? Es verdad, las mujeres aparecen instaladas en un lugar complementario, servicial a las demandas del momento, “colaboradoras necesarias”, pero no protagonistas y siempre actuando dentro del ámbito privado.
Juana Azurduy fue una de esas mujeres, que se convirtió en líder montonera en la guerra contra los realistas en el Alto Perú, siendo ésta una de las batallas más difíciles y sangrientas de la gesta de la independencia americana.
Oriunda de Chuquisaca nace en el seno de una familia con una buena posición económica. Ya a los 16 años en el Convento de Santa Teresa donde estudiaba, organiza reuniones clandestinas donde siguen apasionadamente la sublevación de Túpac Amarú. Expulsada de esta casa de estudios, se casa con Manuel Padilla con quien tiene 4 hijos. El matrimonio apoya los levantamientos de Chuquisaca y La Paz de 1809. Una vez desatada la guerra en 1810 Manuel organiza la resistencia contra los realistas en el Alto Perú. En ese momento Juana junto a otras mujeres dejan su hogar para sumarse al ejército. Por su conocimiento del quechua y aymará convoca a los indios a incorporarse a la guerra, “seguir a Juana es seguir a la tierra” comentarán respondiendo a su llamado. Luego de las derrotas patriotas de Vilcapugio y Ayohuma nacerá la “Guerra de republiquetas” en las cuales Juana realiza un pacto con el Cacique Juan Huallparrimachi que forma el cuerpo de “Los Húsares”. En el transcurso de la guerra mueren sus cuatro hijos y ella queda embarazada. Resulta casi increíble imaginar a Juana pariendo en medio del territorio de guerra, dando a luz y con su niña en brazos luchar contra un grupo de realistas que la había encontrado, para llegar a un poblado indígena donde poner al resguardo a la recién nacida y continuar la batalla. El cargo de “Teniente Coronel” otorgado por Manuel Belgrano y la visita del Libertador Simón Bolívar, son los únicos reconocimientos que Juana recibe. Al finalizar las guerras de la independencia entrará en el olvido y exclusión muriendo en la pobreza extrema en 1862. Juana constituye un ejemplo por su compromiso con la realidad política de su época hasta las últimas consecuencias. Por la postergación de los intereses personales en pos de la construcción social. Esta es una de las tantas mujeres silenciadas de América Latina al igual que Macacha Güemes, Martina Céspedes, la haitiana Marie-Jeanne, Paula Jaraquemeda en Chile, Francisca Javiera Carreda, Josefa Camejo en Venezuela o Manuelita Sáenz en Ecuador. Junto a ellas hubo mujeres indígenas, mestizas y criollas que quizás sea nuestra tarea integrarlas a nuestra memoria colectiva. Historias que sin duda, nos interpelan como mujeres, argentinas y latinoamericanas, ¿cuáles son las luchas presentes?, ¿dónde la patria necesita nuestro compromiso y esfuerzo? Estamos convencidas de la riqueza y la fuerza que tenemos para aportar en la construcción de esa patria grande que no pudo ser alcanzada en el siglo XIX. El siglo XXI recién comienza y su historia está por escribirse.

marzo 8, 2010 Posted by | BIOGRAFÍA, HISTORIA, POLÍTICA | , , | Deja un comentario

Fusilamiento de Piar.Notas de un extra clandestino.

1817. Una tarde de la Ciudad de Angostura, hoy Ciudad Bolívar, capital del Estado del mismo apellido de mi General Libertador.

En instantes, a un costado de La Catedral de la ciudad, disparos definitivos y tristemente eternos, de fusiles, interrumpirán la vida de Manuel Piar, General  en Jefe y amigo de El Libertador Simón Bolívar, quien habrá perdido no solo a un soldado libertario sino admirado como militar, pero la Patria debe ser libre y para tal: UNIFICADA. Al menos tales propósitos fundamentan las luchas independentistas de siempre. No se puede perder la UNIDAD, no  se puede tronchar el destino de América…deben ser libres los hombres, pues una vez conocida la libertad, si se la pierde: su ansia en el ser humano, resulta tan enorme  que cualquier otra  pérdida es tan efímera y microscópica como la propia vida.

 Retumban los disparos ante la orden dada al pelotón.

 Simón, Simón José Antonio de La Santísima Trinidad. Debió tragar muy fuerte al observar aquel ajusticiamiiento desde su ventana. Debió revivir mil recuertos de la muerte, que signó toda su vida habitualmente, en especial cuando veía  el sacrificio de aquel hombre legendario.

 16 de octubre de 1817:  el General Manuel Píar ha muerto. Vencedor de, entre muchas batallas, en “El Juncal” y “san Félix”, Piar, quien había sido detenido por orden del mismo Bolívar, sometido a juicio militar por insubordinación, conspiración y deserción, muere, siendo su cuerpo  inhumado y enterrado en el Cementerio de El Cardonal (Ciudad de Angostura). Bolivar no le degradó como General en Jefe.

Finalmente la Jefatura  Suprema se consolida en la persona del General Simón Bolívar.

enero 28, 2010 Posted by | HISTORIA, NARRATIVA, PERIODISMO, POLÍTICA | , , , | Deja un comentario

JOSEFA CAMEJO

Josefa Venancia de la Encarnación Camejo Talavera. El bello sexo que no temió a “los horrores de la guerra”

ENcontrARTE

Baje la versión PDF del artículo

  
…pareciera que es mentira
que el falconiano se olvida
que es legitimo heredero
de un libertario camino
que anduvo con rostro altivo
Doña Josefa Camejo…
                   Alí Primera / Falconía
 
El caso de Josefa Camejo es único en la historia de Venezuela.
Nacida en tierras del Estado Falcón, se dedicó con ardor a luchar por la independencia de nuestro país y no sólo en su ámbito local sino en varias regiones venezolanas.
Ella es una verdadera heroína nacional.
 
Eran tiempos de transformación de la estructura política, económica y social. Unos que luchaban por nuevas formas y otros que defendían el orden establecido. En aquel enfrentamiento profundo, Josefa Camejo tomó partido por la independencia, la que se alcanzó a costa de mucho esfuerzo y sangre del pueblo, en una lucha que se desarrolló, más con los propios hermanos que no deseaban la independencia, que contra el estado español que debilitado, casi no pudo oponerse a la misma. Huelgan los paralelismos con el presente: la historia dirá sobre las muchas Josefas que hoy habitan suelo venezolano.
 
Para entender cuan subversiva debió ser, debemos recordar que si bien eran tiempos de revolución y cuestionamiento, en esos años eran válidos principios de comportamiento social como los promovía Monseñor Ibarra, quien en 1802 expresaba lo importante que era que a las mujeres se les cuenten cosas sencillas, “pues no entienden y es tiempo perdido”, o los de Narciso Coll y Prat en 1811: “Mujeres opinando lo que no pueden saber, pueblo sufriendo” y no podían saber porque “no pueden comprender nada de filosofemas, ni de revoluciones políticas, ni de lectura” . La Iglesia Católica hablaba de la “inteligencia débil” de las niñas y en la imposibilidad de que entendieran, dados sus remilgos y su pereza. Las mujeres, entonces, no debían ser “bachilleras”, ni “varonas” sino pudorosas, castas y modestas, Y Josefa como mujer de lucha, fue “varona”.
 
Esta singular mujer, hija de Miguel Camejo y de Sebastiana Talavera y Garcés, nació en el fundo de Aguaque, en Curaidebo, Pueblo Nuevo, península de Paraguaná, Estado Falcón, el 18 de mayo de 1791, 16 años después de que en esa misma tierra y reflejando la incipiente influencia de las revoluciones angloamericana y francesa, el zambo libre José Leonardo Chirinos, comenzara la sublevación de negros y mestizos de Coro, que tuvo un trágico final.
 
La niña Josefa omenzó sus estudios en el colegio de las hermanas Salcedo de Coro donde recibió una esmerada educación. En esos dias comenzaron sus inquietudes políticas quizá impulsadas por las conversaciones que mantenía con su tío, quien con los años fue llamado “tribuno de la república”.
 
Más tarde continuó sus estudios en Caracas donde pudo entrar en contacto con la efervecencia de las ideas libertarias republicanas participando activamente en las acaloradas sesiones de la Sociedad Patriótica.
 
Eran los dias en que, desde España, el Consejo de Regencia envió comisionados para hacer que los venezolanos reconocieran la autoridad del nuevo cuerpo, los que llegaron a Caracas el 18 de Abril de 1810. Esa noche Josefa habrá sido una de las tantas y tantos que corrieron la voz “todos a la Plaza Mayor”. Y allí seguramente, estuvo ella desde las siete de la mañana de ese histórico 19 de abril.
La jovencita de 19 años no asistió a la sesión del Cabildo caraqueño que comenzó al llegar el Capitán General Vicente Emparan, pero habrá lo escuchado cuando desde el balcón preguntó a la muchedumbre si estaban satisfechos con su gobierno. Habrá visto al Canónigo Madariaga detrás de Emparan levantando el brazo, indicando al pueblo que contestara negativamente. Y habrá gritado mil veces desde la plaza “No, No, No”, a coro con la gente. Habrá escuchado a Emparan exclamar “pues entonces, yo tampoco quiero mando”. Y habrá saltado de alegría porque la revolución había triunfado al crearse “la Junta conservadora de los Derechos de Fernando VII”.
 
Pero la tierra que la vió nacer, Paraguaná, se sumó tardíamente al proceso independentista nacional. Debido a su estratégica ubicación, una vez declarada la independencia de Caracas en 1811, el gobierno realista de la Provincia de Coro, impuso un riguroso cerco vigilante sobre la península y esto impidió que la jóven Josefa, volviera inmediatamente a su tierra.En diciembre de 1815 se instaura la la Provincia de Coro que incluye las ciudades de Coro, Carora, Barquisimeto, Tocuyo y San Felipe, para erguirse como provincia autónoma en julio de 1818, al separarse de la Provincia de Caracas. 
 
En 1811, en Mérida, estado bajo el cuidado de su tio, Monseñor de Talavera y Garcés, para entonces Rector del Seminario de esa ciudad, conoce el Coronel Juan Nepomuceno Briceño Méndez, con quien contrae matrimonio. En compañía de su esposo y su madre Sebastiana se radica en Barinas donde participa en varios movimientos independentistas, Ante la amenaza de los realistas, Josefa Camejo encabeza un numeroso grupo de mujeres, ansiosas todas de participar también en la lucha armada, y el 18 de octubre de 1811 dirije una petición dirigida al Gobernador de la Provincia, Pedro Briceño del Pumar, mostrando la extrañeza de las mujeres barinesas porque «no se haya contado con ellas para proteger su seguridad … »
 
El documento titulado “Representación que hace el Bello Sexo al Gobierno de Barinas”; en que las firmantes enteradas de la invasión que intentaban los guayaneses por San Fernando, se ponían a la orden para la defensa de Barinas, sin ningún temor los horrores de la guerra. Un párrafo de la carta decía: “el amor a la Patria vivifica a los entes más apáticos y no hay obstáculos por insuperable que no venza. Nosotras, revestidas de un carácter firme y apartando a un lado la flaqueza que se nos atribuye, conocemos al día los peligros a que está expuesto el país; él nos llama a su socorro y sería una ingratitud no atender el llamado a unas vidas que sostiene. El sexo femenino no teme a los horrores de la guerra, antes bien, el estallido del cañón no hará más que alentar su fuego y encenderá el deseo de libertad que sostendrá a toda costa en obsequio del suelo patrio. En virtud, y deseando alistarnos en el servicio para suplir el defecto de los militares que han partido para San Fernando, esperamos nos tengan presentes y puedan destinarnos a donde les parezca conveniente…”
 
A principios de 1813, Barinas fue asediada por tropas realistas al mando de José Antonio Puey, por lo que el gobernador, Manuel Antonio Pulido se vio en la necesidad de llevar a cabo el traslado de la población hacia San Carlos en el Estado Cojedes, travesía en la que su madre muerió ahogada cuando cruzában el río Santo Domingo.
En San Carlos, los pobladores procedentes de Barinas se unieron a las fuerzas de Rafael Urdaneta. Josefa y su amiga Manuela Tinoco, vestidas de hombre y llenas de ideales de libertad, se suman a las tropas.
 
En 1814 se refugia en Nueva Granada –hoy Republica de Colombia–. En Bogotá, nace su primer hijo, Wenceslao y allí permanece hasta 1819, año en que entra triunfante a la capital Simón Bolívar.
 
A mediados de 1818 regresó a a Paraguaná, viajando disfrazada de vagabunda para que no la reconocieran. Allí organiza una rebelión en el caserío Aguaque, con esclavos que trabajaban en sus tierras. Derrotada se arroja al mar para salvar su vida.
 
Después de un tiempo en Barinas, en 1821 va a Maracaibo que acababa de pronunciarse por la independencia. Rafael Urdaneta le encomienda la tarea de levantar la provincia de Coro a favor de la independencia,
 
Sin embargo, se organiza para continuar la lucha y el 3 de Mayo de 1821 con un grupo de 15 hombres se presentó en Baraived, lugar donde descansaba el jefe realista José Chepito González, a quien enfrentó y derrotó. Tomó Pueblo Nuevo y con la ayuda del Comandante Segundo Primera, depone al gobernador y nombra a un gobernador civil – Don Mariano Arcaya – . Tras leer un manifiesto mediante el cual se declara libre la Provincia de Coro y en el que se juraba fidelidad a la República, marcha y toma el Puerto Real de La Vela y la ciudad de Coro, el 9 de Mayo.
 
No se tiene conocimiento sobre los últimos dias Josefa Camejo. Algunas versiones dicen que murió probablemente en Maracaibo en 1862 y otras en 1870. No ha sido posible ubicar su tumba, pero su sitio para la posteridad está reservado en el Panteón Nacional,
 
El 8 de Marzo de 2002, en ocasión de la ceremonia de incorporación simbólica de Josefa Camejo al Panteón Nacional, en el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer, el presidente Hugo Chávez pronunció unas breves palabras elogiando su figura:
“En estas calles de Caracas Josefa Camejo estuvo junto a Simón Bolívar, Germán Roscio, José Félix Ribas, alentando su juventud caraqueña por la independencia, haciendo barra a Francisco de Miranda, dándole la fuerza de la juventud. Luego estuvo por Barinas a la orden del gobernador patriota de aquella región, defendiéndola contra los realistas, luego se fue a Mérida donde se casó y a Bogotá donde estaba en la primera fila en 1819 cuando Bolívar entró triunfante a aquella hermosa ciudad neogranadina después de la batalla de Boyacá”, relató el Presidente.
En el año 20, -prosiguió- en Maracaibo, Rafael Urdaneta le dió la orden de irse a Coro porque todavía aquella región estaba dominada por los realistas, por lo tanto, Camejo fue quien logró el pronunciamiento de Coro a favor de la Revolución y luego siguió su vida.
–Ella también vivió la frustración al ver que la Patria de Bolívar se vino abajo en 1830. Hoy le rendimos tributo, pues a Josefa Camejo, heroína y revolucionaria bolivariana y lo hacemos en el Panteón Nacional en honor a todas las mujeres patriotas de Venezuela, en honor a su coraje, amor y passion.
 
“Rescatemos y pongamos en alto los nombres y figuras de heroínas y héroes como Josefa Camejo, a quien hoy traemos al Panteón Nacional”.                                                                                   
 
FUENTES:
Nota:
Esta breve presentación del Personaje de ENcontrARTE 29 no pretende constituir un documento de relevancia investigativa sino resaltar y divulgar la importancia de una figura que ha jugado un papel trascendente en el proceso de rebeldía contra el orden establecido de su tiempo.

enero 19, 2010 Posted by | BIOGRAFÍA, HISTORIA, POLÍTICA | , , | Deja un comentario

Campaña Admirable.

El 14 de mayo de 1813 sale de Cúcuta el ejército conducido por Simón Bolívar con destino a Venezuela. Lo integran brillantes oficiales granadinos y venezolanos, por lo que la campaña que se inicia se llamará la Campaña Admirable. Ellos eran, entre otros, Rafael Urdaneta, José Félix Ribas, Atanasio Girardot, Antonio Ricaurte, Luciano D’Elhuyar, etc.

Bolívar había recibido el 30 de marzo la deseada autorización, para invadir a Venezuela, aunque no a entera satisfacción; además, las divergencias surgidas entre él y el coronel Manuel del Castillo retrasan notablemente la empresa libertadora.

Cuando Bolívar llega a Mérida, el 23 de mayo de 1813, el pueblo lo aclama como LIBERTADOR, siendo la primera vez que así se le llama. El Concejo de esta ciudad merideña, presidido por don Luis María Rivas, le saluda en sesión especial con estas palabras: «¡Gloria al Ejército Libertador y gloria a Venezuela que os dio el ser, a vos, ciudadano general! Que vuestra mano incansable siga victoriosa destrozando cadenas, que vuestra presencia sea el terror de los tiranos y que toda la tierra de Colombia diga un día: Bolívar vengó nuestros agravios».

El 14 de junio llega a la ciudad de Trujillo. Al día siguiente, después de meditar largas horas, dictó aquella terrible Proclama de Guerra a Muerte, documento controversial que se le justifica a Bolívar por la manifiesta crueldad de los españoles realistas. Esta proclama, en que se ofrece la vida a los americanos, aún cuando sean culpables, y a los españoles y canarios se les amenaza con la muerte, «aún siendo indiferentes», si no obran activamente en obsequio de la libertad, tuvo el efecto que se deseaba, es decir, estimular a unos y amedrentar a otros. Para este día de la Proclama de Guerra a Muerte, Bolívar no había cumplido aún los 30 años de edad.

El 2 de julio de 1813, el ejército libertador, con José Félix Ribas y Rafael Urdaneta a la cabeza, vence en Niquitao. Luego obtendrá la hermosa victoria de Los Horcones. Bolívar, por su parte, después de libertar a San Carlos, derrota por completo al enemigo en Taguanes, obligando a Monteverde a retirarse a Puerto Cabello. El 2 de agosto entra el Libertador a Valencia, en medio del frenesí del pueblo. Allí deja de Gobernador Militar a Girardot, y con tropas de éste y de Urdaneta siguió hacia su objetivo principal, la ciudad de Caracas.

A su ciudad natal llega Bolívar, triunfante, el día 6 de agosto, dejando atrás las penurias, los sacrificios de la Campaña Admirable. La Gaceta de Caracas, de veinte días más tarde, comenta: «Que se considere al héroe caraqueño en medio de un concurso de más de 30.000 almas recibiendo los homenajes sinceros de todo un pueblo a quien acaba de libertar …» Los realistas, que ejercían el Poder Civil y Militar de Caracas, huyen precipitadamente de la ciudad. Después, en 14 barcos se dirigen hacia Curazao. Tres días tenía el Libertador en Caracas, en medio de homenajes sinceros del pueblo y de las autoridades republicanas. Pero su celo, su actividad eran cada vez más notorios.

Breve Recuento De Lo Ocurrido En La Campaña Admirable Y Después De Ella

Exiliado en Nueva Granada, después de la capitulación de 1812, Bolívar se entregó de lleno a la tarea de conseguir ayuda para invadir a Venezuela. En el Manifiesto de Cartagena expuso su plan de acción al gobierno neogranadino. Después de prestar servicios y participar en varias campañas en el vecino país (Cartagena, Santa Marta, Pamplona), obtuvo la ayuda del gobierno de la Nueva Granada e invadió por San Antonio del Táchira a comienzos de marzo de 1813. La campaña se completó con todo, éxito en cinco meses. Bolívar, secundado por José Félix Ribas, Rafael Urdaneta, Atanasio Girardot y otros patriotas venezolanos y granadinos, derrotó a los realistas en Niquitao, los Horcones y Los Pegones, y ocupó gran parte del territorio de las provincias de Barinas, Mérida, Trujillo y Caracas. Monteverde se refugió en Puerto Cabello y Bolívar ocupó Caracas el 7 de agosto de 1813. Los españoles quedaron en poder de Puerto Cabello, Coro y las provincias de Maracaibo y Guayana. La situación político-militar a mediados de 1813, y como resultado de las dos campañas, guardaba cierta semejanza con la de 1811. Durante la Campaña Admirable, Bolívar proclamó la “guerra a muerte”, en la ciudad de Trujillo, el 15 de junio de 1813. Y a raíz de la ocupación de Caracas, declaró restablecida la República y asumió la dictadura.

CONSECUENCIAS DE LAS CAMPAÑAS DE 1813

Los éxitos militares de 1813, permitieron a los patriotas ocupar la mayor parte del territorio que había estado bajo el gobierno de la Primera República. Mariño asumió el gobierno de las provincias orientales, Cumaná y Barcelona, y se proponía crear, junto con las de Margarita y Guayana, el Estado de Oriente. En Caracas, Bolívar asumió el gobierno de los territorios liberados en la Campaña Admirable, declaró restablecida la República y comenzó a preparar la defensa frente a la reacción realista, que bien pronto empezó a hacerse sentir desde diferentes puntos. Puerto Cabello, Coro, Maracaibo y Guayana pasaron a ser, como en 1812, los puntos de mayor peligro. Y ahora, también, los llanos de la provincia de Caracas, donde el jefe español José Tomás Boves, convertido en caudillo de los llaneros, amenazaba con un formidable ejército hacia los valles de Aragua y la capital.

La reorganización del gobierno se llevó a cabo a raíz de la ocupación de Caracas por Bolívar el 7 de agosto, y adoptó la forma de una dictadura ejercida por el jefe patriota. En aquellos momentos no era posible restaurar las autoridades republicanas de 1812. Los miembros del Gobierno y del Congreso de 1812 se encontraban dispersos, y no había condiciones para intentar un nuevo gobierno constitucional. Bolívar, respetuoso de los sentimientos republicanos de muchos patriotas, consultó la opinión de los hombres más representativos del momento en relación con la forma que debía adoptar el gobierno. Francisco Javier Ustáriz elaboró un plan de gobierno, según el cual El Libertador debía ejercer el mando supremo hasta tanto fuera organizar un gobierno constitucional. El plan de Ustáriz, respaldado con la opinión de otros hombres como Miguel José Sanz y Miguel Peña, sirvió de base para que Bolívar asumiera la dictadura en 1813. Además, la Municipalidad de Caracas, reunida el 14 de octubre, lo confirmó como Jefe Supremo, y lo proclamó con el título de Libertador.

El Libertador consideró su gobierno como una etapa transitoria y manifestó su intención de restablecer constitucionalmente la República. En un discurso pronunciado en Caracas, el 2 de enero de 1814, dijo:

“Anhelo por el momento de transmitir este poder a los representantes que debéis nombrar
yo no he venido a oprimiros con mis armas vencedoras: he venido a traeros el imperio de las leyes: he venido con el designio de conservamos vuestros sagrados derechos. No es el despotismo militar el que puede hacer la felicidad de un pueblo, ni el mando que obtengo puede convenir jamás, sino temporariamente, a la República. Un soldado feliz no adquiere ningún derecho para mandar a su patria. No es el árbitro de las leyes ni del Gobierno; es el defensor de su libertad
Elegid vuestros representantes, vuestros magistrados, un gobierno justo y contad con que las armas que han salvado la República, protegerán siempre la libertad y la gloria nacional de Venezuela”.

Así, pues, El Libertador asumió el mando supremo en 1813, como consecuencia de la Campaña Admirable, y en vista de la imposibilidad que había en aquellos momentos de transmitirlo al gobierno legal. Y porque la opinión expuesta por personas notables de Caracas fue la de que mientras persistiera la situación de peligro, Bolívar debía ejercer el mando supremo.

El gobierno patriota de 1813 y 1814 fue una dictadura ejercida por El Libertador. Pero al igual que la que ejerciera Miranda en 1812, fue una dictadura del tipo clásico. En efecto, en la antigua Roma, durante la república, cada vez que un peligro extraordinario amenazaba al estado, se designaba un dictador entre los ciudadanos más prominentes. El dictador tenía autoridad civil y militar y era nombrado por seis meses, al cabo de los cuales se le retiraban los plenos poderes.

No obstante que en 1813 no había ningún organismo de gobierno que pudiera investir a Bolívar con el mando supremo y que sólo hubiera opiniones favorables al ejercicio del mando, su gobierno fue de este tipo. Y las mismas circunstancias difíciles que se prolongaron hasta 1819, dejaron en manos de Bolívar el ejercicio de este poder, que no pudo renunciar hasta febrero de 1819 ante el Congreso de Angostura.

LA SITUACIÓN MILITAR

Una vez resuelto el problema político con el establecimiento de la dictadura, el gobierno pasó a enfrentar el peligro más grave, que era el de tipo militar: la reacción realista, que comenzaba a amenazar de diferentes puntos.

El enemigo había recibido refuerzos importantes en Puerto Cabello. El Libertador, que había sitiado esta plaza, tuvo que retirarse perseguido por Monteverde. En los alrededores de Puerto Cabello se libraron los encuentros victoriosos de Bárbula y las Trincheras. A raíz de este último, Monteverde se refugió de nuevo en la plaza.

Desde Coro avanzó el brigadier español Ceballos, quien derrotó a Bolívar y tomó Barquisimeto. A fines de noviembre, El Libertador se desquitó de estas derrotas venciendo a los realistas en Vigirima y Araure.

Pero el mayor peligro amenazaba en los llanos, donde el español José Tomás Boves, convertido en caudillo de los llaneros, había organizado un poderoso ejército y avanzaba hacia los valles de Aragua. Campo Elías, español al servicio de la República, lo derrotó en Mosquitero, a mediados de noviembre de 1813; pero Boves se repuso y volvió al ataque, derrotando al propio Campo Elías en La Puerta y atacando a los patriotas en San Mateo. El general Mariño quien llegó con refuerzos desde Oriente se enfrentó a Boves en Bocachica. Después del encuentro, Boves se retiró a Valencia y Mariño a La Victoria. Entre tanto, Ceballos había puesto sitio a Valencia, defendida por Urdaneta. Bolívar llegó con refuerzos y Ceballos levantó el sitio y fue a unirse a las tropas de Juan Manuel Cagigal. Poco después, Cagigal y Ceballos intentaron un nuevo ataque sobre Valencia; pero fueron derrotados por Bolívar en Carabobo, el 28 de mayo de 1814.

Repuesto Boves después de Bocachica, avanzó con sus tropas en un nuevo intento que vino a significar la derrota de los patriotas en esta segunda etapa de la vida de la República. Boves derrotó a Bolívar y a Mariño en La Puerta, y entró a los valles de Aragua. Puso sitio a Valencia, y no pudiendo tomarla, propuso un tratado al jefe patriota que defendía la plaza, Juan Escalona, jurando cumplir religiosamente con las estipulaciones convenidas. Confiados en, las promesas de Boves, los defensores entregaron la plaza; pero el jefe español no cumplió su palabra y ordenó pasar por las armas a todos los defensores.

Después de La Puerta, Boves quedó dueño de los valles de Aragua y avanzó con sus tropas sobre Caracas. Bolívar, Mariño, Ribas y otros jefes se retiraron a Oriente con la esperanza de rehacer sus fuerzas y repeler al enemigo. La retirada de estas tropas fue seguida por la emigración de gran parte de la población de la ciudad, que huía del terror del jefe español.

Boves ocupó Caracas y organizó un nuevo gobierno realista. Desconoció a Cagigal, que había sido designado Capitán General de Venezuela por las autoridades metropolitanas, y asumió el mando con el titulo de “Comandante General del Ejército Español”. Destacó a Morales en persecución de los patriotas que huían a Oriente, y poco después él mismo se puso al frente de las operaciones. En Aragua de Barcelona, Cumaná y Urica, los republicanos intentaron inútilmente resistir a las tropas de Boves y Morales.

Después de la batalla de Urica, en la cual murió Boves, el 5 de diciembre de 1814, el ejército patriota quedó liquidado y Venezuela cayó, una vez más, en poder de los realistas.

LOS FRACASOS REPUBLICANOS DE 1812-1814
Sus causas

El gobierno republicano restablecido por Bolívar después de la Campaña Admirable, duró menos que el que se inició el 19 de Abril de 1810. Y la derrota patriota fue más aplastante aún que la de 1812. Para la explicación de estos hechos es conveniente observar que la naturaleza del gobierno patriota de 1813 tenía muy poco en común con el de 1812. El de 1813 fue un gobierno fuerte, centralizado por la dictadura del Libertador, quien no iba a cometer ninguno de los errores que él mismo le había criticado a la República de 1812. Nada de debilidad ni de tolerancia con los enemigos. Se decretó y se practicó la guerra a muerte y se tomaron medidas radicales en todos los aspectos de la administración. En los azarosos días de 1814, El Libertador dictó una serie de medidas contra la propiedad privada, tan enérgicas como aquella emisión de papel moneda ordenada por el Congreso de 1811. En efecto, Bolívar dispuso que todos los propietarios contribuyeran a la paga de los soldados republicanos.

Que los hacendados destinaran la tercera parte de sus esclavos a sembrar maíz y arroz, a objeto de que no faltaran víveres para la guerra. Ordenó recoger todos los posos fuertes en circulación y cambiarlos por papel moneda. Y, por último, decretó la confiscación de toda propiedad para el Estado. Durante este segundo período de la guerra, no hubo terremoto ni sistema federal. Y, sin embargo la derrota se presentó una vez más en las filas republicanas.

¿Cuál era, entonces, la causa de los fracasos republicanos de estos años?

La verdadera causa de los fracasos de 1812 Y 1814, fue la impopularidad de la Independencia.

La Guerra de Independencia fue iniciada y dirigida por los criollos, quienes, aspiraban a destruir el orden colonial y sustituirlo por un gobierno propio. Los españoles, a su vez trataban de conservar su dominio y destruir la fuerza revolucionaria. La guerra se entabló entre esos dos bandos, cuyos objetivos políticos y militares estuvieron muy bien definidos. Las masas populares en aquella contienda, representaban una fuerza decisiva para el bando que lograra su apoyo.

Con el fin de ganarla a su causa, los criollos debían acallar sus antiguos prejuicios y ofrecer a los pardos, que formaban la mayoría del pueblo, el derecho a la igualdad política y social que siempre les habían negado. La clase dirigente de la independencia, los criollos, tenía que hacer concesiones a los pardos, tomar medidas radicales en favor de ellos. Había que divulgar los propósitos del movimiento de independencia y formar una conciencia nacional en el pueblo. Mientras eso no ocurriera, sería imposible conseguir la adhesión de las masas populares, que desconfiaban de los criollos y dudaban de la sinceridad de sus propósitos. Y sin la participación de las masas a su favor, la causa de la Independencia estaba perdida.

El proceso de formación de una conciencia nacional tendría que realizarse en muchos años, aun cuando para conseguirlo los jefes patriotas tomaran medidas radicales al respecto, como 1o hizo Bolívar con el decreto de guerra a muerte. Pero entre tanto, los realistas trataron hábilmente de aprovechar para sus fines políticos la vieja rivalidad entre criollos y pardos, y obtuvieron, demagógicamente, éxitos transitorios. Pero los éxitos realistas no podían ser duraderos, porque sus jefes, entre ellos Boves, no ofrecían al pueblo otra cosa que la vuelta al antiguo régimen colonial.

El hecho de que Boves ofreciera a los pardos que formaban su ejército repartirles los bienes de los blancos, no pasó de ser un engaño, pues una vez triunfante, Boves no procedió a formar un gobierno de pardos, que habría sido la expresión política de aquella promesa, sino que, por el contrario, restableció la autoridad española y formó en Caracas un gobierno con antiguos mantuanos, como el marqués de Casa León, Juan Nepomuceno Quero y otros colaboradores criollos del bando realista.

La verdadera causa de los fracasos de 1812 y 1814, la encontramos, pues, en la falta de unidad del pueblo venezolano en la lucha por la independencia nacional. Los criollos, no obstante ser la clase dirigente y más importante en el movimiento, tenían en sus filas elementos vacilantes y colaboradores de los españoles. Y los pardos, sin una conciencia clara de aquellos sucesos, veían con desconfianza y hostilidad una causa encabezada y defendida, precisamente, por quienes se habían opuesto a su lucha por la igualdad social y política.

Es admirable la constancia y tenacidad de que dieron pruebas nuestros próceres, luchando no sólo contra los enemigos españoles, sino también contra la ignorancia y la superstición del pueblo que, fanatizado por el régimen, se colocaba al lado de sus dominadores. Nuestros próceres tuvieron que vencer tales circunstancias adversas en un proceso largo, sin desanimarse en la lucha. Pocos comprendieron esa situación y previeron lo que iba a ser la lucha por la Independencia, con tanta claridad como lo hizo El Libertador. En una proclama de 1814, Bolívar prevenía contra las ilusiones de pronta victoria, y señalaba como un obstáculo importante esa actitud negativa del pueblo. Decía:

“Compatriotas: están disipadas las esperanzas de pronta victoria .. Nuestros propios hermanos, unidos por siglos de esclavitud a nuestros tiranos, dilatan, Dios sabe por cuánto tiempo, la época de la libertad

La idea del Libertador al respecto, fue que había que prepararse para una lucha larga, organizar un ejército profesional, formar cuadros cuyo espíritu no se abatiera ante descalabros transitorios. En el Manifiesto de Cartagena había dicho que “el valor, la habilidad y la constancia corrigen la mala fortuna”. Para El Libertador era una necesidad organizar desde abajo, no sólo el ejército, sino también al pueblo, y, prepararlo para una lucha que indudablemente llevaría unos cuantos años. Las derrotas de los años 12 y 14 fueron debidamente asimiladas como experiencia valiosa. La guerra había que hacerla no con soldados bisoños, propensos al derrotismo y la deserción, sino con soldados expertos, disciplinados, instruidos con conciencia de la causa por la que luchaban, capaces de superar los fracasos con la constancia y la tenacidad. Y esas cualidades, de las que dieron grandes pruebas nuestros próceres, se fueron sembrando poco a poco en la conciencia del ejército libertador, hasta convertirlo en la fuerza que logró la emancipación de nuestro país y contribuyó eficazmente a la de países hermanos, que luchaban también por su independencia nacional.

BOLIVAR LIBERTADOR

El 23 de mayo de 1813 llega Bolívar triunfalmente a Mérida en su rutilante carrera hacia la gloria, después que la vanguardia de su ejército hizo huir al jefe realista Correa. En Mérida, Bolívar es aclamado por primera vez como Libertador.

VOLVER

enero 17, 2010 Posted by | HISTORIA, POLÍTICA | , , | Deja un comentario

UN FILM, AUTORES: EL PUEBLO, ZAMORA, BRITO, CHALBAUD…LA VILLA DEL CINE”.

Autor: Manuel Boffil Bello.

Ezequiel Zamora

Un día 10 de diciembre de 1859  se libró la Batalla de Santa Inés y me pregunto: ¿Cuántos de nosotros sabíamos del suceso de esa batalla y su importancia histórica, de su fecha o al menos de la ubicación geográfica de Santa Inés en Venezuela?

En nuestra infancia y juventud, ¿cuáles respetables historiadores y sus libros nos hablaron de Zamora y las luchas populares de la época? 

El desconocimiento de nuestra Historia Nacional me obliga a repetir este breve texto que vuelve al blog…por lo menos.

En La Villa del Cine, y posteriormente en el Teatro Teresa Carreño, disfrutamos una proyección de la  realización del Director Román Chalbaud: “ZAMORA”, cuyo autor literario Luis Brito G., también comparte con el General del Pueblo, Ezequiel Zamora, la sangre y el ardor de nuestro protagonista: El Pueblo. Vimos la película fluir por la fase de La Guerra Federal, a través de nuestra Historia, imborrable en el trayecto de la luz que, más allá de la persistencia retiniana, perenne recorre trayecto al infinito, develando sus inmensas posibilidades didácticas. Ya meditando un muy poco, imaginamos su distribución a comunidades de compatriotas, su discusión y reflexiones, la confluencia del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, el M. del Poder Popular para la Educación, etc.; cine foros, sistematizados en comunas, centros comunales, núcleos productivos, didácticos, etc., con material impreso, complementario de videos, discos compactos, TV u otros medios, aprovechando experiencias de equipos docentes (“yo si puedo”, p.ej.), y proyecciones de “La Villa del Cine” con las alcaldías de Zamora y Plaza.

A veces, uno cree descubrir el hielo, el agua tibia, y hasta cree haberinventado el grito, pero el alborozo ante lo que se piensa nuevo y cercano, por posible, busca rasgar el aislamiento. Estemos realmente en Guatire y Guarenas, más y más tierra adentro, más en Santa Inés, el País y aún más allá, con nuestro Satélite Simón Bolívar, comenzando quizás, con alguna prueba piloto de la serie que, para televisión se prepara…con las y los jóvenes estudiantes, vecinos inmediatos de “La Villa del Cine” y del futuro…Al fin y al cabo lo que tendríamos que hacer es seguir aprendiendo a arar en la tierra y en el mar, con enorme entusiasmo, propio de todo aquel que se siente y es revolucionario.

El Pueblo inquebrantable, debe ser y será, como siempre, autor magnífico de su propia historia.

 
                              ZAMORA VIVE, LA LUCHA SIGUE!!!!
 
Ver también:
1º de febrero 1817: Ezequiel Zamora 1817- 1860. Venezuela

diciembre 10, 2009 Posted by | CINE, EDUCACIÓN, EDUCACION ESCOLAR, HISTORIA, POLÍTICA, Televisión, TV | , , , , , , , , , | Deja un comentario