Taimaboffil's Blog

A la mujer, jóvenes y niñ@s, con pretendida óptica revolucionaria.

TAIMA.

LA TAIMA ES MARÍA LIONZA.
(Ante el impune asesinato de mi sobrino Jorge Andrés Avila Boffil. Fecha de hoy: 21/04/04)

Estoy aquí.
Lucho y pienso
en la palabra esperanzada.

Pido taima:

sé que existe,
pues la escribo a diario en mis paredes,
y la he visto muchas noches sembrar rosas,
cabalgando furiosa su unicornio.

Pido taima:

porque ahora,
hasta escribir duele,
y duele más al recordar
a “hombre” decir de mujer
“mierdita chavista”.

Y callé mi violencia.

Pido taima:

porque muerte me vió ya
3 veces
seguidas en bala:
2 a cuerpo y
1 a mente y
otra, sin salida,
otra más a corazón.

Y callé mi violencia.

Pido taima:

porque tuve que escuchar
de sangre de mi sangre,
que muerte es chavista.

Y callé mi violencia.

Pido taima:

porque sé, a ciencia cierta,
de flores nobles,
como mi Reina
María Lionza,
renaciendo en cualquier parte
de Caracas:
hasta en mi propio
yo.

Pido taima:

Reina,
y no callo mi dolor ante El Señor.
Mucho menos mi amor por mujer
y por esta, nuestra revolución.

Pido taima:

callo mi violencia.
Algún día volveré a cantar…

Anuncios

octubre 31, 2009 Posted by | Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

Sobre la Educación.

Autor: Simón Bolívar.

Método que se debe seguir en la educación de mi sobrino Fernando Bolívar.

                                                             Simón Bolívar.

La educación de los niños debe  ser siempre adecuada a su edad, inclinaciones, genio y temperamento.

Teniendo mi sobrino más de doce años, deberá aplicársele a aprender idiomas modernos, sin descuidar el suyo. Los idiomas muertos deben estudiarse después de poseer los vivos.

La geografía y cosmografía deben ser de los primeros conocimientos que haya de adquirir un jóven.

La historia, a semejanza de los idiomas, debe principiarse a aprender por la contemporánea, para ir remontando por grados hasta los tiempos oscuros de la fábula.

Jamás es demasiado temprano para el conocimiento de las ciencias exactas, porque ellas nos enseñan el análisis de todo, pasando de lo conocido a lo desconocido, y por ese medio aprendemos a pensar y a racionar con lógica.

Mas debe tenerse presente la capacidad del alumno para el cálculo, pues no todos son igualmente aptos para las matemáticas

Generalmente todos pueden aprender la geometría y comprenderla; pero no sucede lo mismo con el álgebra y el cálculo integral y diferencial.

La memoria demasiado pronta, siempre es una facultad brillante, pero redunda en detrimento de la comprensión; así es que el niño que demuestra demasiada facilidad para reconocer sus lecciones de memoria, deberá enseñársele aquellas cosas que lo obliguen a meditar, como resolver problemas y poner ecuaciones; viceversa a los lentos de retentiva, deberá enseñárseles a aprender de memoria y a recitar las composiciones escogidas de los grandes poetas; tanto la memoria como el cálculo, estan sujetos a fortalecerse por el ejercicio.

La estadística es un estudio necesario en los tiempos que atravesamos y deseo que lo aprenda mi sobrino.

Con preferencia se le instruirá en la mecánica y ciencia del ingeniero civil, pero no contra su voluntad, si no tiene inclinacion a esos estudios.

La música no es preciso que la aprenda, sino en el caso de que tenga pasión por ese arte; pero sí debe poseer aunque sea rudimentos del dibujo lineal, de la astronomía, química y botánica, profundizando más o menos en esas ciencias según su inclinación o gusto por alguna de ellas.

La enseñanza de las buenas costumbres o hábitos sociales es tan esencial como la instrucción; por eso debe tenerse especial cuidado en que aprenda en las cartas de Lord Chesterfiel a su hijo, los principios y modales de un caballero.

La moral en las máximas religiosas y en la práctica conservadora de la salud y de la vida, es una enseñanaza que ningún maestro debe descuidar.

El derecho romano, como base de la legislación universal, debe estudiarlo.

Siendo muy difícil apreciar donde termina el arte y principia la ciencia, si su inclinación lo decide a aprender algún arte u oficio yo lo celebraría, pues abundan entre nosotros médicos y abogados, pero nos faltan buenos mecánicos y agricultores que son los que el país necesita para adelantar en prosperidad y bienestar.

El baile, que es la poesía del movimiento y que da la gracia y la soltura a la persona, a la vez que es un ejercicio higiénico en climas templados, deberá practicarlo si es de su gusto.

Sobre todo recomiendo a usted inspirarle el gusto por la sociedad culta donde el bello sexo ejerce su benéfico influjo; y ese respeto a los hombres de edad, saber y posición social que hace a la juventud encantadora, asociándola a las esperanzas del porvenir.

Memorial dirigido al Director de un Colegio en Norteamérica donde estudiaba su sobrino. Publicado en La Opinión Nacional del 24 de julio de 1883.

octubre 31, 2009 Posted by | EDUCACIÓN, HISTORIA, LITERATURA, LO CULTURAL/IDEOLOGICO, POLÍTICA | , , , , , , | Deja un comentario

Ay…Padre, nuestr@s niñ@s palestin@s.

"Dejad que los niños vengan a mí, porque de ellos es..."“Dejad que los niños vengan a mí, porque de ellos es el reino de los cielos…”

EL SILENCIO CÓMPLICE

ASESINA

EL GRITO

DE

LOS NIÑOS PALESTINOS

3175668076_f43025c66a_onIÑO PALESTINO QUEMADO

3174838381_237fd70544_onIÑOS PALES TINOS CAMILLA

MIDEAST ISRAEL PALESTINIANS

3174838869_7afd297b30_ocURETAJE NIÑO pALESTINA

gaza_ataque_350gRITO pALESTINO NIÑO

3175673524_78f0889ca8_opAEDRE pALESTINA

3174829099_69ddd20f24_oPALESTINAS LLANTO3174837741_b208e2aaf9_ollorar mi niño pALESTINA

                                                                                                               3174840405_b5d6a62cf2_oAtaud Palestina

Apocalipsis. 3:1617

“Mas porque eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.”

octubre 30, 2009 Posted by | HISTORIA, POLÍTICA, Uncategorized | , , , , , , , , | Deja un comentario

abril y luci…

Sábado, 17 de Octubre de 2009, tomado del Blog de Irina Capriles (LOs Pollitos dicen)

Abril, desde el ordenador de al lado, me pregunta cómo se llaman los barcos que van debajo del agua…
– submarinos, le digo.

Más tarde se le olvida y vuelve…
– Cómo era que se llamaba el barco debajo del agua?

Y responde Luci desde la cocina…

– ¡Titanic!

octubre 30, 2009 Posted by | Uncategorized | , , , | Deja un comentario

Carta a su Maestro Don Simón Rodríguez…

Pativilca, 19 de enero de 1824.

Al señor don Simón Rodríguez.
MIRADA ENTRE BOSQUES

¡Oh mi Maestro!

Oh mi amigo!

Oh mi Robinson! Vd. en Colombia!Vd. en Bogotá, y nada me ha dicho, nada me ha escrito. Sin duda es Vd. el hombre más extraordinario del mundo; podría Vd. merecer otros epítetos pero no quiero darlos por no ser descortés al saludar un huésped que viene del Viejo Mundo a visitar el Nuevo; sí, a visitar su patria que ya no conoce, que tenía olvidada, no en su corazón sino en su memoria. Nadie más que yo sabe lo que Vd. quiere a nuestra adorada Colombia. ¿Se acuerda Vd. cuando fuimos juntos al Monte Sacro en Roma a jurar sobre aquella tierra santa la libertad de la patria? Ciertamente no habrá Vd. olvidado aquel día de eterna gloria para nosotros; día que anticipó, por decirlo así, un juramento profético a la misma esperanza que no debíamos tener. 

Vd., Maestro mío, cuánto debe haberme contemplado de cerca aunque colocado a tan remota distancia. Con qué avidez habrá seguido Vd. mis pasos; estos pasos dirigidos muy anticipadamente por Vd. mismo. Vd. formó mi corazón para la libertad, para la justicia, para lo grande, para lo hermoso. Yo he seguido el sendero que Vd. me señaló. Vd. fue mi piloto aunque sentado sobre una de las playas de Europa. No puede Vd. figurarse cuán hondamente se han grabado en mi corazón las lecciones que Vd. me ha dado; no he podido jamás borrar siquiera una coma de las grandes sentencias que Vd. me ha regalado. Siempre presentes a mis ojos intelectuales las he seguido como guías infalibles. En fin, Vd. ha visto mi conducta; Vd. ha visto mis pensamientos escritos, mi alma pintada en el papel, y Vd. no habrá dejado de decirse: todo esto es mío, yo sembré esta planta, yo la regué, yo la enderecé tierna, ahora robusta, fuerte y fructífera, he aquí sus frutos; ellos son míos, yo voy a saborearlos en el jardín que planté; voy a gozar de la sombra de sus brazos amigos, porque mi derecho es imprescriptible, privativo a todo. 

Sí, mi amigo querido, Vd. está con nosotros; mil veces dichoso el día en que Vd. pisó las playas de Colombia. Un sabio, un justo más, corona la frente de la erguida cabeza de Colombia. Yo desespero por saber qué designios, qué destino tiene Vd.; sobre todo mi impaciencia es mortal, no pudiendo estrecharle en mis brazos: ya que no puedo yo volar hacia Vd. hágalo Vd. hacia mí; no perderá Vd. nada; contemplará Vd. con encanto la inmensa patria que tiene, labrada en la roca del despotismo por el buril victorioso de los libertadores, de los hermanos de Vd. No, no se saciará la vista de Vd. delante de los cuadros, de los colosos, de los tesoros, de los secretos, de los prodigios que encierra y abarca esta soberbia Colombia. Venga Vd. al Chimborazo; profane Vd. con su planta atrevida la escala de los titanes, la corona de la tierra, la almena inexpugnable del Universo nuevo. Desde tan alto tenderá Vd. la vista; y al observar el cielo y la tierra, admirando el pasmo de la creación terrena, podrá decir: dos eternidades me contemplan: la pasada y la que viene; y este trono de la naturaleza, idéntico a su autor, será tan duradero, indestructible y eterno como el Padre del Universo. 

¿Desde dónde, pues, podrá decir Vd. otro tanto tan erguidamente? Amigo de la naturaleza, venga Vd. a preguntarle su edad, su vida y su esencia primitivas; Vd. no ha visto en ese mundo caduco más que las reliquias y los desechos de la próvida Madre: allá está encorvada con el peso de los años, de las enfermedades y del hálito pestífero de los hombres; aquí está doncella, inmaculada, hermosa, adornada por la mano misma del Creador. No, el tacto profano del hombre todavía no ha marchitado sus divinos atractivos, sus gracias maravillosas, sus virtudes intactas. 

Amigo, si tan irresistibles atractivos no impulsan a Vd. a un vuelo rápido hacia mí, ocurriré a un apetito (*) más fuerte: la amistad invoco. 

Presente Vd. esta carta al Vicepresidente, pídale Vd. dinero de mi parte, y venga Vd. a encontrarme. 

BOLIVAR.

(*) Así está en la copia original de letra de Diego Ibarra, quien sirvió de amanuense en la secretaría.  Palabra empleada en la acepción de deseo vehemente del ánimo. En las versiones publicadas dice “epíteto”, lo que no viene al caso.

octubre 29, 2009 Posted by | EDUCACIÓN, HISTORIA, LITERATURA, LO CULTURAL/IDEOLOGICO, POESÍA, POLÍTICA | , , , , | Deja un comentario

Juego tradicional venezolano: LA SORTIJA.

LO ADELANTÉ EN TRANSCRIPCIÓN.

octubre 29, 2009 Posted by | Uncategorized | | Deja un comentario

Kelly Pacheco rompe el celofán

 

 

 
 

 Kelly Pacheco rompe el celofán

En el cuarto piso, apartamento 11, primer poemario de esta autora barquisimetana, cuyas imágenes y atrevimiento lo sitúa en un espacio diferencial dentro de la nueva literatura venezolana:

“Pero la idea, de que al abrir la segunda gaveta, voraces vaginas
saldrán de entre tus secretas cosas a morder mi mano, no acaba de convencerme”.

Kelly Pacheco nos honra con esta publicación que incrementa el reservorio poético del Estado Lara y el país, dando muestra de su fertilidad y sobretodo, de ese punto de ebullición que hoy día vivimos al calor de una revolución cultural que incentiva el pensamiento crítico y creativo.

Ediciones Yo invita a disfrutar de esta obra publicada por la Red nacional de Imprentas, Capítulo Lara.

octubre 29, 2009 Posted by | LITERATURA, POESÍA | , , , , | Deja un comentario

Mujeres condenadas

“Mujeres condenadas”.Autora: Mora Torres Publicado:Octubre 28 ,2009. Extraido de: Monografías.com

Entre mis viejos escritos (Fighting for the Freedom) encontré una novela que no recordaba mucho (La novela). Se llama “Mujeres condenadas” (Mujeres asesinas: ¿criminales o heroínas?), título que cambiaría por otro menos monumental, pero respecto a éste hay varias observaciones dentro del manuscrito: “Citar a Baudelaire”, por ejemplo (Bien vale un verso). Otra reflexión que encuentro: “Es probable que el libro se llame Mujeres condenadas ¡en latín!. En cálculos, se supone que mi abuela nació en 1890 (Fotografía post mortem en el Perú siglo XIX); que la parió a mi madre en 1930 (Totalitarismo 1930 y totalitarismo siglo XXI), y que yo vine al mundo en 1970. Ahora tendría 25 años y estaría en la cárcel desde hace cinco por un crimen que cometí a los 20 (La asesina ilustrada; el libro de la muerte). Aunque todo esto es, quizá, demasiado redondo”. Transcribiré algunos capítulos salteados y reducidos, porque me parece que a mis amigos y colaboradores puede llegar a interesarles (Breve ensayo sobre el afecto, amor y amistad). Capítulo I Si maldita, que me maldigan las cosas más sólidas. Que me maldigan no los pequeños momentos en que al mirar la estrella (que yo llamo Clara) apresé el inmóvil perfil de la belleza muerta, sino las muchas horas en que se desprende de mí una esencia mortal. Que mis ojos sean capaces de cubrir la reliquia de un hombre que se pudre y de observar la fosa abierta de su corazón, y la aberración de ser todos los hombres sea yo misma, llamándome Hitler y Teresa y Calígula y Agustín y Francisco, y ésos que no fueron ni esto ni lo otro, apenas los peluqueros, los diáconos y los sirvientes de ellos; apenas los que viven a ciegas porque nacidos como ciertos roedores en un lugar estrecho y oscuro, no necesitan de la vista para encontrar alimentos y perdurar su tiempo de sepulcros. Estoy presa, y me parece que he nombrado mi vida al hablar de esos ciertos roedores. La condena que me impusieron es semejante, mirada panoránicamente, a mis días anteriores a ella. Si no recuerdo mi nacimiento, sí en cambio mi infancia fue como ese tubo negro que se sospecha que observamos al nacer; el patio gris y las paredes leprosas que me albergaron eran el envejecido útero de mi madre; también el de mi abuela, que parió a mi madre a los cuarenta años inaugurando una tradición de progenitoras añosas en la familia, cuando a su vez sus antepasados ya habían legado a la ciudad varias generaciones de bellas prostitutas. La más bella de todas fue mi abuela, Corina, y por eso fue menos prostituta que dama de compañía de varones de altísimo rango, que hembra amancebada de un político de renombre, que enjoyada muñeca de palcos de ópera alquilados. El dinero que su hermosura consiguió se lo comieron estos vicios inocentes que le dejaron los mismos que la sacaron del horror. Vestidos caros y perfumes, carruajes ricos, espectáculos y viajes por el mundo -después, cuando yo era adolescente y ella una anciana legendaria, como en un golpe de dados, el dinero volvió. (…) Puedo decir que mi abuela me dio también un sentido de la vida; un modo sutil de mirarla como a un reloj de arena cuya arena se acaba en poco rato, que es delicioso ver caer con blandura, deformando el montón de horas que fueron. Mi madre, Iris, fue entre mi abuela y yo un puente devastado por el que crucé para alcanzar a Corina. La primera vez que descubrí a mi madre ella estaba sentada en un sillón, un poco a oscuras, tejiendo con la luz que entraba escasamente por ser casi de noche. La cara parecía roja, el pelo era gris, las manos, las de una viejecita de cuento; la ropa, igual, como la de una viejecita protagonista de un cuento de pobres; pero estaba calzada con un par de zapatos de salir, y daban una impresión grotesca esos tacos aguja, relustrados, en el conjunto de miseria. Yo sabía sin entender del todo que estas incongruencias correspondían a una eterna contienda con mi abuela, que Iris alternaba su resignado estar con fragmentos de lucha. Le pregunté por los zapatos y ella dejó la masa de tejido rosado y corrió al dormitorio; se encerró a llorar. La curiosidad por esta pequeña historia me persiguió durante largo tiempo. La actitud de mi madre me hizo pensar en algo más que en una simple competencia con Corina, y adjudiqué a ese par de charoles un valor de misterio que tal vez no tenía, pero que curiosamente influyó mucho más tarde en los sucesos que me trajeron hasta aquí. Yo buscaba manchas de sangre en los zapatos; si no, el modo de que me revelara el amante escondido por detrás, o a la persona que refugiáramos en casa, de la que mi madre hubiera tomado el par. Si eran un robo, un asesinato, o memoria de alguien. Salí a jugar al patio. Ya era de noche y yo suponía que una de esas estrellas del cielo me pertenecía; la tenía identificada y la llamaba Clara; Clara tenía una voz dentro de mí. Yo preguntaba y eran otras palabras, no las de una niña, las que respondían en mi interior cuando le preguntaba a Clara; el tono era insidioso, maligno. Me contestaba con ecos de la voz de una antigua amiga de mi abuela que yo no conocí pero cuya historia me contaron. Tan bien descripta por mi abuela Corina, yo identificaba la voz de Anabela, esa amiga suya, sin haberla escuchado jamás, y nacía en mí misma bajo el influjo de mi estrella. Capítulo II Anabela -y esto ocurría en los últimos años del siglo XIX- empezó correteando con Corina por las calles más negras de Buenos Aires. El barrio se llamaba Las Quintas, y había burdeles, claveles en un rectangulito de jardín, patios clandestinos donde comenzaba a insinuarse la locura del tango. La casa donde vivía Anabela era la misma que la de Corina, un prostíbulo en el cual ambas nacieron sencillamente porque tenían un serio destino de nacer, inclusive entre abortos de sietemesinos de las mujeres del lugar y muertes de las mismas provocadas por precariedad y mugre. Aunque Anabela y Corina no se llamaron así desde el principio, ya a los doce años les otorgaron esos nombres los primeros, generalmente decrépitos, amantes. La madre de Anabela murió un día de la segunda infancia de ésta y de mi abuela, y la velaron en la sala de espera del burdel. A Corina le impresionó que, en el ataúd, la muerta pareciera más joven y desamparada que su propia hija; un pajarito congelado, una mujer con destino de pájaro debajo del sombrero de plumas rojas con que habían decidido completar la mortaja, roja también, de su vestido de fiesta. Anabela lloraba desconsoladamente, más que por su madre, por su propia suerte futura. Corina trataba de calmarla con un código de abrazos secretos y de besos que habían inventado las dos, pero sin conseguirlo. Se acercó la Encargada, Madame Beatriz, y acarició el enrulado pelo de Anabela penetrando con las manos en un territorio de sensualidad inexplorada. La revisó de arriba a abajo; pesó sus pechos incipientes, siguió con los dedos la curva del vientre demasiado joven, tanteó los muslos y finalmente dictaminó que podía ocupar el sitio de su madre en la casa; habría comida, alojamiento y algún dinero extra. Anabela no se horrorizó, siguió llorando, aunque decidió al mismo tiempo comenzar su trabajo lo antes posible. A Corina la conmovió la desgracia de su amiga y sintió que no debía dejarla sola; la única solidaridad posible consistía en compartir el oficio. Lo consultó con Madame Beatriz, quien inmediatamente asintió; a ella no necesitaba revisarla, su encanto era visible. Esa misma noche, mientras el velorio seguía entre copitas de licor de naranja y de menta y tazas de café, Anabela y Corina, mi abuela, sufrieron la embestida del primer hombre gordo, viejo y voluptuoso que las tuvo a las dos, una detrás de otra, y las dejó abrazadas entre sí, temblorosas, diciéndose palabras de ternura después de la brutalidad del macho, reconociendo que el amor entre mujeres era tal vez lo único que podía componerles el alma. Aún en sus doce años, la voz de Anabela era grave, madura -como la de Clara, mi estrella de los cielos-, con la suave ronquera de penumbra que las niñas quieren a menudo imitar de algunas mujeres mayores. Esa voz le proponía a Corina, entre las sábanas, delicias que las llevaban lejos de la sala de velatorio improvisada, de la muerte y la vida, de las gotas de sangre que certificaban sus recientes bautismos. Se acariciaron hasta que el dolor por la reciente penetración del viejo cliente dio paso al deseo más inesperado, hasta que finalmente encontraron la forma -la forma eterna- del sexo entre amigas. Corina se asombró de “sentir”, pero Anabela sintió, más que nada, la emoción de tener a una mujer. Ya los papeles habían sido otorgados por el extraño dios a cuyo cargo están las extravagantes ramificaciones del placer. Mi abuela “sentía” todo lo relacionado con éste, en cualquier circunstancia, reservándose sólo una estimación estética del otro o de la otra, que tanto podía consistir en él mismo como en sus modales o en el clima que se creaba entre los dos; prefería, de todos modos, a los hombres, pero jamás le disgustó una bonita muchacha en la cama. Anabela había despertado al amor -a la pasión- en brazos de Corina, y la mujer fue su elección para toda la vida; lo demás sólo fueron cuestiones comerciales. Capítulo III A pesar de su profesión antigua, que le había servido para aprender las artes de la simulación, para encubrir y falsificar situaciones, Corina le dijo siempre la verdad a su nieta, es decir a mí, inclusive desde que yo era muy pequeña. Mi abuela era inteligente y por eso mismo me confería inteligencia, don que sólo pueden otorgar los que lo tienen en grande; los apenas lúcidos califican de estúpida e ignorante a media humanidad, los genios encuentran el reflejo de su propio genio inscripto hasta en su sombra, y son genios todos aquellos que, como mi abuela, han conseguido trascender su propia vida no con la fama o el recuerdo, sino con haber sido únicos en cada instante por delicadeza y originalidad. (…) Capítulo VI El grupo que se reunió en el pobre cementerio, casi un camposanto, era patético pero bizarro, original. Las compañeras de la madre de Anabela habían improvisado un coro de lloronas, pero tomaban cada treinta segundos un recreo que les permitía regocijarse de su propia suerte. La muerte de otro parece dar más chance a los que quedan; las chicas del prostíbulo, secretamente cada una, respiraban la dicha de no haber sido las elegidas para la ocasión, y de un modo oscuro se proponían algún pequeño cambio para mañana. La muerte les recordaba sus pecados, pero ellas tenían todo el futuro para reconstruirse. Los proyectos de Corina y Anabela eran exactamente opuestos; ese día habían entrado en dos planetas asimétricos, pero igualmente peligrosos; y la más eufórica de las dos jóvenes era la que se había quedado huérfana. Anabela gritó junto con las demás cuando echaron la primera palada de tierra sobre el ataúd; Corina no, pero observó con deleite la dramatización de su amiga. En alguna revista de las que navegaban ajadas y sin tapas por la casa había leído que el terciopelo negro no era luto; menos aún, pensó, con lentejuelas cosidas en forma de dragones y serpientes. Pero Anabela estaba espléndida en su papel, y hasta parecía más una viuda muy joven que hubiera asesinado a su marido y actuara de sufriente y desesperada. Pocas veces, pensó Corina, tendría ella la oportunidad de ser tan importante y tan compadecida como Anabela esa mañana. Y desde esa mañana su admiración actuó como el amor, y se propuso enamorarse además, cambiando lo que hubiera que cambiar en Anabela para su propio goce. Parada frente a la fosa abierta, Anabela era alta, magra, un poco impresionante; la cabeza pequeña equilibrada por una enorme masa de cabello enrulado; la cara diminuta, con rastros de vampiro, pero los ojos de seda o raso muy oscuros, grises y negros, extrañísimos. Sus rasgos angulosos no estaban de moda en esa época, aunque podían ser apreciados por alguien como mi abuela, que intuía más allá de patrones pasajeros otra estética de las cosas y de la gente. Si ese delgado cuerpo se encontrara cubierto con telas sencillas pero caras; si esos cabellos fueran domesticados en un peinado alto; si el rostro apenas maquillado; si los gestos estudiados sabiamente, Anabela sería digna de una o muchas pasiones. La de Corina, en primer lugar; la de los hombres también, para mejor florecimiento del negocio que recién, de modo clandestino hasta para la profesión elegida, habían iniciado las dos. (…) Capítulo VII Para el entierro de la madre de Anabela se tomó en préstamo, por orden de la Encargada, Madame Beatriz, casi todo el dinero de la casa; las mujeres fueron poniéndolo en un antiguo sombrero hongo que alguien había olvidado y que a veces servía de complemento de un disfraz. Beatriz era bastante vieja y todo lo elegante que puede ser un mujer en ese entorno y bajo la influencia de los gustos baratos de sus pupilas. Como ella era consciente de este influjo, trataba de ser sobria, y a veces su sobriedad era distinción, y otras falta de afeites y cuidados, al punto de que las empleadas comentaban su rareza atribuyéndole matices lésbicos. Los tenía, pero no estaban en relación con el atuendo. De joven, de alhajada, de preciosa, había elegido la profesión de prostituta porque, como los hombres le producían náuseas, no le comprometían el corazón. Con mentalidad masculina había logrado una pequeña fortuna; las mujeres, para ella, significaban lo que las hembras para el macho: había que sacarles el mejor partido posible, aun cuando esto significara cerrarse a sus amores. La madre de Corina, Bibi -es decir mi bisabuela-, era entre todas las mujeres de la casa su única amiga personal. Le gustaba secretamente, y oficialmente la distinguía porque la consideraba más astuta y más ruin que las demás. La ponía de ejemplo entre las otras chicas; era la requerida por viejos y por jóvenes, trabajaba muy bien, con vocación, ofrecía a precio de oro exquisiteces amatorias que sólo ella había inventado; cuidaba perfectamente su salud, se conservaba juvenil, apenas si después del parto de Corina había ganado dos kilos que le sentaban extraordinariamente. Beatriz le retenía a Bibi un porcentaje menor del que les retenía a las otras; entre las dos habían establecido una especie de sociedad aparte, y eran socias comerciales también en la distribución de morfina en pequeña escala, ya que Bibi era además la preferida de uno de los clientes de la casa, Belisario, un médico nada ortodoxo que en esos tiempos ya curaba con métodos orientales, psicología refinada y morfina todos los malestares de este mundo (…) Capítulo IX La voz de Clara dice que el aire es de presagios después de los entierros, se congela; a cada instante alguien va a decir una cosa y se calla por no decir algo que roce alguna herida; como si el muerto estuviera presente censurando, reclamando su lugar. En general, esto lo siente la gente demasiado sencilla, pero cuando todas llegaron del entierro, en compañía del único hombre que estuvo allí, el doctor Belisario, si bien las chicas participaron del aire congelado, se repartieron en secreto los chismes y las lágrimas; Madame Beatriz y Bibi, mi bisabuela, demostraron su independencia respecto a todo sentimiento y a toda tradición, aun la de la muerte. Se sentaron ante la mesa de la sala recientemente enlutada. Parecía apagarse la decoración fin de siglo con las voces veladas, si bien ya la habían apagado previamente el deterioro de los objetos y la lobreguez del ambiente. Beatriz y el doctor Belisario ocupaban las cabeceras; Bibi estaba sentada al lado de Beatriz; la mano de Corina se enredaba en el pelo de Anabela; comían un banquete fúnebre que estaba delicioso. El doctor Belisario comenzó a decir que dicen que la muerte pero Bibi parecía tener guardado en una caja fuerte un misterio importante y querer descubrirlo en ese momento preciso. Comenzó preguntando por la noche de ayer: “Supe, Beatriz, que les indicaste el camino a Anabela y Corina”, dijo, y siguió: “No por nada las caras de estos angelitos se ven tan marchitas.” Beatriz se acomodó en la silla, mientras ajustaba su chalina y se arreglaba con las manos el rodete buscando las palabras como si éstas estuvieran en algún lugar de su vestido. “Creo que ya están suficientemente buenas y en edad; ya tienen 12 años y aun parecen mayores”, afirmó. Bibi no tomó tiempo para pensar, pero su estrategia fue dirigirse al comensal más prestigioso: “¿Cree, doctor Belisario, que a la edad de las chicas puede abrirse un negocio como éste? ¿No le parece que a Beatriz se le haya ido la mano, o al menos que tenía que consultármelo?” Algunos planes de la novela (apuntes) Escribo desde la cárcel. Cuento lo que ya conté rápidamente: mi madre como puente hacia mi abuela. La vida entera de mi abuela Corina. Detalle: después del entierro de la madre de Anabela, Bibi, madre de Corina, provoca un escándalo en el prostíbulo porque Beatriz, la Encargada, asintió en que Corina se prostituyera la noche del velatorio, junto con Anabela; en realidad es porque ella quiere explotar a Corina sin compartirla. En el escándalo interviene el médico que cura con morfina y técnicas espirituales. La violencia de la pelea entre Beatriz y Bibi termina con ellas dos también en la cama, ya no con la inocencia de Corina y Anabela pero en el mismo sentido, aunque de una manera inmensamente sórdida. En otro momento futuro Corina conoce a alguien muy importante y de ahí en más se lanza al gran y fastuoso mundo. Después de mucho Corina pierde toda la pequeña fortuna que logró, envejece y se deprime por una tiempo, y a los 40 años se encierra a parir a Iris, la madre de la narradora. A Iris hay que elaborarla, pero evidentemente no debe ser tan bonita ni inteligente como su madre; hay que adjudicarle alguna seducción proveniente de sus rasgos tiernos o infantiles, tanto físicos como psicológicos, y menos inteligencia pero sí mayores estudios; ella sí completa el secundario y lee muchísimo, aunque sin ningún sentido crítico. Lega a su hija -digamos a mí, la narradora, la encarcelada- la pasión de la lectura, quien desde la niñez a la juventud primera lee como una rata y escribe, y además es refinada y educada en realidad por su viejísima abuela Corina, a quien ella -yo- termina asesinando por piedad. Como por piedad quiere asesinarla pero es justamente la piedad la que se lo impide, cuando Corina se convierte en un vegetal de unos 100 años la protagonista se da ánimos haciendo una curiosa recapitulación de los motivos que la llevarían a matar a su abuela ya no por piedad sino por odio. Aquí aparece el episodio de los zapatos de Iris y del sufrimiento que supone que Corina causó a Iris. La mata entonces, y una vez en la cárcel observa la vida de roedores de las otras presas y su propia vida anterior de rata. Recuerda el lugar común “rata de biblioteca” y el nacimiento de ratas en un rincón del patio de la infancia, de noche, bajo la estrella Clara; el nacimiento de ratas a las cuales ella, la niña, al principio, identifica con hadas

octubre 29, 2009 Posted by | LITERATURA | , , , | Deja un comentario

“UN FILM, AUTORES: EL PUEBLO, ZAMORA, BRITO, CHALBAUD…LA VILLA DEL CINE”.

PhotographerEn La Villa del Cine, y luego en el Teatro Teresa Carreño, disfrutamos una proyección de la recién nacida realización del Director Román Chalbaud: “ZAMORA”, cuyo autor literario Luis Brito G., también comparte con el General del Pueblo, Ezequiel Zamora, la sangre y el ardor de nuestro protagonista: El Pueblo.

Vimos la película fluir por la fase de La Guerra Federal, a través de nuestra Historia, imborrable en el trayecto de la luz que, más allá de la persistencia retiniana, perenne recorre trayecto al infinito, develando sus inmensas posibilidades didácticas. Ya meditando un muy poco, imaginamos su distribución a comunidades de compatriotas, su discusión y reflexiones, la confluencia del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, el M. del P.P. para la Educación, etc.; cine foros, sistematizados en comunas, centros comunales, núcleos productivos, didácticos, etc., con material impreso, complementario de videos, discos compactos, TV u otros medios, aprovechando experiencias de equipos docentes (“yo si puedo”, p.ej.), y proyecciones de La Villa con las alcaldías de Zamora y Plaza (Guarenas/Guatire, Edo.Miranda).

A veces, uno cree descubrir el hielo, el agua tibia, y hasta cree haber inventado el grito, pero el alborozo ante lo que se piensa nuevo y cercano, por posible, busca rasgar el aislamiento. Estemos realmente en Guatire y Guarenas, más y más tierra adentro, más en el País y aún más allá, con nuestro Satélite Simón Bolívar, comenzando quizás, con alguna prueba piloto de la serie que, para televisión se prepara…con las y los jóvenes estudiantes, vecinos inmediatos de “La Villa” y del futuro…Al fin y al cabo lo que tendríamos que hacer es seguir aprendiendo a arar en la tierra y en el mar, con enorme entusiasmo, propio de todo aquel que se siente y es revolucionario. El Pueblo inquebrantable, debe ser y será, como siempre, autor magnífico de su propia historia.

¡ZAMORA VIVE, LA LUCHA SIGUE!

octubre 28, 2009 Posted by | BIOGRAFÍA, CINE, EDUCACIÓN, HISTORIA, LITERATURA, LO CULTURAL/IDEOLOGICO, POLÍTICA | , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Simón Rodríguez: MAESTRO DE NIÑ@S.

PRENSA YVKE Mundial/ABN
Miércoles, 28 de Oct de 2009. 10:34 am

250px-Simón_Rodríguez.jpg

Simón Rodríguez

Simón Rodríguez nació en Caracas el 28 de octubre de 1771. Hijo natural de Alejandro Carreño y Rosalía Rodríguez. Hermano del músico Cayetano Carreño.
Rodríguez fue filósofo, pedagogo, maestro y mentor de Simón Bolívar.Este virtuoso venezolano se caracterizó por seguir apasionadamente su ideal de pensar y enseñar en libertad plena.
De la infancia de Rodríguez se conoce muy poco. El carácter nada común de éste lo llevó a quitarse el apellido paterno y a quedarse sólo con el de su madre. En junio de 1814 se casó con María de los Santos Ronco, acto en el cual se declaró “expósito de esta feligresía”.
Desde muy joven Simón Rodríguez se dedicó a la educación y gozó del honor de ser el maestro de Simón Bolívar, en quien influyó notablemente. Toda su vida estuvo acompañada de ideas revolucionarias. Simpatizó con el movimiento independentista de Gual y España, y ante su fracaso, también él debió emigrar. Entonces se dirigió a Jamaica, donde estudió la lengua inglesa. Partió luego a Estados Unidos y finalmente a Europa.
La estadía del maestro en el viejo continente le permitió dominar el francés el italiano, el alemán y el portugués, profundizar sus estudios filosóficos y entrar en contacto con las teorías revolucionarias que pronto implantarían un nuevo orden político y social de alcance mundial. Todos estos conocimientos más tarde los vertiría en su más destacado alumno: el Libertador Simón Bolívar.

En Francia se encontraron maestro y alumno y de allí partieron a un viaje que los llevó a Lyon y Chambery, para luego atravesar los Alpes y entrar a Italia. En Milán, Rodríguez y Bolívar presenciarían la coronación de Napoleón Bonaparte como rey de Italia; y en Roma, el futuro Libertador de América se comprometería con el futuro de este continente, desencadenado del dominio español.
Rodríguez se separó de su alumno y a partir de 1806 inició una peregrinación por varios países de Europa.
De vuelta a América Bogotá fue sede de la primera escuela-taller fundada por el maestro, en 1824. En 1825, Bolívar recibió a su mentor en Lima y lo incorporó a su grupo de colaboradores directos, nombrándolo “Director de Enseñanza Pública, Ciencias, Físicas, Matemáticas y de Artes y Director General de Minas, Agricultura y Caminos Públicos de la República Boliviana”.
El 7 de enero de 1826 Bolívar regresó a Lima y Rodríguez permaneció en Bolivia, de aquí no volverían a verse más. Aquel año fundó la segunda escuela-taller, con proyecciones para toda Bolivia. Su labor no pudo continuar debido a sus ásperas relaciones con el Presidente de Bolivia, Antonio José de Sucre. Rodríguez renunció a su cargo.

El maestro se marchó a Arequipa, donde publicó el Pródromo de Sociedades americanas, en 1828, obra en la que insistía en buscar soluciones propias para los problemas de Hispanoamérica.
Desde Lima Rodríguez viajó en 1834 a Concepción (Chile) y allí se encuentra por segunda vez con Andrés Bello ya se habían visto en Europa. En Valparaíso escribió en el periódico El Mercurio. En 1842 viajó de Lima a Ecuador. De allí visitó varias localidades de Suramérica dejando rastro de su talento y creación inagotable.
Simón Rodríguez murió en una aldea peruana en 1854, pobre y sin hogar. Sus restos fueron trasladados en 1954 al Panteón Nacional, en el centenario de su muerte.
Algunas de las obras de Simón Rodríguez son: Defensa de Bolívar; El Libertador del Mediodía de América y sus compañeros de armas, Defendidos por un amigo de la causa social; Observaciones sobre el terreno de Vincocaya; Luces y virtudes sociales.
No sin motivos Bolívar usaba el calificativo de “el Sócrates de Colombia” para referirse a su maestro.

octubre 28, 2009 Posted by | BIOGRAFÍA, EDUCACIÓN, HISTORIA, LO CULTURAL/IDEOLOGICO, POLÍTICA | , , , , , , , , | Deja un comentario

Retrato de Camilo Cienfuegos

Retrato de Camilo Cienfuegos

Nada más que su barba antillana,
nada más que su fusil bolivariano,
nada más que su estatura americana,
para hacer lo que Bolívar quería del cubano.

Nada más que su habano caribeño,
nada más que humo en su rostro espartano,
nada más que su cubano sueño,
para encender el corazón latinoamericano,

Nada más que un niño en su mirada,
nada más que un guajiro con sombrero,
nada más que un pueblo con Fidel a lado
para sembrar el socialismo campesino-obrero

César Cando Mendoza
Quito, tarde en el Panecillo
1997

octubre 28, 2009 Posted by | LITERATURA, LO CULTURAL/IDEOLOGICO, POESÍA, POLÍTICA | , , , , | Deja un comentario

Con la Flor de tu sonrisa.

Con la flor de tu sonrisa…

Octubre 27, 2009 de lapolillacubana

LO COPIÉ DOS VECES CON UN ALGO HÚMEDO EN LOS OJOS Y UNA SONRISA RARA EN LA MIRADA Y EN LA CARA, CREO QUE QUIEN LO LEA NO TENDRÁ QUE DEVOLVERSE A LEERLO DE NUEVO…SOLO SEGUIRÁ ADELANTE! Gracias Camilo, Gracias Alejandro, Polillas cubanas…por cubanas. Manuel Boffil Bello

Hay algo que nunca podrán evitar, por más vigilancia que pongan la CIA y sus factotums en estos anchos caminos de Internet…   

Hace unos días, alguien dejó en uno de mis blogs un mensaje de cariño y solidaridad. Como suelo hacer, le di respuesta lo antes posible, y resultó ser alguien que se describía como una “genuina cubana, médico internacionalista”. Me habló de su pequeño, con el cual se mantenía en contacto y ayudaba en sus estudios, y me regaló un poema que su Alejandro Javier había dedicado a Camilo Cienfuegos.    

Hoy Aracelis García Pérez, esa genuina cubana, que desde Venezuela hace realidad el sueño de Bolívar y Martí, comparte con nosotros su alegría. Sirva entonces como nuestro modesto homenaje al Señor de la Vanguardia, en este aniversario de su desaparición física:  

algemeen-camilo-cienfuegos1.jpg
“Con la flor de tu Sonrisa”
A Camilo

Cuando lo veo tan cerca
Lo imagino todo lluvia
Su brillo es como una estrella
Que le acrecienta las dudas  

Sus ojos seda y concreto
Irrumpen en la bravura
Manantiales de leyendas
En los mares y llanuras  

Con la flor de su sonrisa
Renace en mares lejanos
En un manto hecho de flores
Por los príncipes enanos   

No importa cuanto te has ido
No importa cuan lejos vas
Nunca te sientas perdido
En el viaje hacia la mar  

Eres preciosa historia
Que al firmamento asomada
Conviertes en regocijo
La pureza de tu alma  

Autor: Alejandro Javier Sánchez García
Escuela Rafael Orejón Forment, 9no grado, Guantánamo

Con la flor de tu sonrisa…

Octubre 27, 2009 de lapolillacubana

Hay algo que nunca podrán evitar, por más vigilancia que pongan la CIA y sus factotums en estos anchos caminos de Internet…    Hace unos días, alguien dejó en uno de mis blogs un mensaje de cariño y solidaridad. Como suelo hacer, le di respuesta lo antes posible, y resultó ser alguien que se describía como una “genuina cubana, médico internacionalista”. Me habló de su pequeño, con el cual se mantenía en contacto y ayudaba en sus estudios, y me regaló un poema que su Alejandro Javier había dedicado a Camilo Cienfuegos.     Hoy Aracelis García Pérez, esa genuina cubana, que desde Venezuela hace realidad el sueño de Bolívar y Martí, comparte con nosotros su alegría. Sirva entonces como nuestro modesto homenaje al Señor de la Vanguardia, en este aniversario de su desaparición física:  algemeen-camilo-cienfuegos1.jpg 

“Con la flor de tu Sonrisa”
 A Camilo

Cuando lo veo tan cerca
Lo imagino todo lluvia
Su brillo es como una estrella
Que le acrecienta las dudas  

Sus ojos seda y concreto
Irrumpen en la bravura
Manantiales de leyendas
En los mares y llanuras  

Con la flor de su sonrisa
Renace en mares lejanos
En un manto hecho de flores
Por los príncipes enanos   

No importa cuanto te has ido
No importa cuan lejos vas
Nunca te sientas perdido
En el viaje hacia la mar  

Eres preciosa historia
Que al firmamento asomada
Conviertes en regocijo
La pureza de tu alma  

Autor:

Alejandro Javier SánchezGarcía

Escuela Rafael Orejón Forment,9º grado,

Guantánamo

 

octubre 27, 2009 Posted by | EDUCACIÓN, HISTORIA, LITERATURA, LO CULTURAL/IDEOLOGICO, POESÍA, POLÍTICA | , , , , , , , | Deja un comentario

Fiestecita de cumpleaños de niñ@s nuestr@s!

Vive la vida, pero vívela con intensidad

Enviado por: Renato Gutiérrez


¿COMO TE RUMBEAS EL Birthday Surprise PartyCUMPLEAÑOS DE UN NIÑO NUESTRO?
– Casi ninguno de los invitados trajoBirthday Gifts regalo pero si a toda su familia Family Portrait y hasta al vecino Goth 2.
– Es una fiesta de carajitos Birthday Babies pero hay más gente grandeParty Smileys que niños..y los invitados comienzan a llegar, pero los dueños de la fiesta se desaparecieron para bañarse, justo en ese momento y todo el mundo preguntando por ellos.
La fiesta era en un Burger 2 Mc Donald´s, pero los panas revolucionarios queriendo SER CRÍTICOS

trajeron su propia Pasta comida, torta Cake y música Mix 0;Master .

– El neneCrawling Baby está cumpliendo su primer añito y el menú es arroz conChicken pollo,ensalada rallada Salad y lo más importante, 8 botellas de Ron + 20 cajas de LeprechaunDrinker cerveza en cavas… y de las grandes….
– La fiesta Birthday Balloons se terminaba a las 5:00 p.m. y a las Moon Owl 2 10:00 p.m.  es cuando se está empezando a poner buena la cosa.

– Las mujeres Gossip están chismeando en una esquina, los hombres en otra jugando dominó Poker y tomándose su Ron + Cervecita Beer 2 , y los niños Seesaw jodiendo y echando abajo todo lo que encuentran a su paso.

– La fiesta era el sábado y te invitan el día antes Chatty 2 y por la noche, y para colmo te dicen :’No me vayas a fallar, OK…’ Ah, y acuérdate de la botellita…si puedes.

– Los pocos que traen regalos los traen en una bolsa de
Vacation 2 supermercado o sin Unwrapped Gift empaquetar.

– Siempre parece que hay más familia Family 4 que amigos Friends en la fiesta.

– O entonces, si haces la fiesta en la casa de tu tía, a la que no ves hace años,
porque se acaba de comprar un apartamento o una casa con piscina… In The Pool

– Allí, entre las cosas para picar siempre hay quesosCheeseimportados hediondos, salchichas alemanas enormes/picaditas, tequeñones congelados picados, bolitas de carne -idem- de carnero y maní japonésPeanutsimportado…

– Siempre se acaba el hielo New Year a la mitad de la fiesta y hay que mandar a comprar más o pedirle al vecino que olvidaste invitar!

– A la hora de tumbar la piñata siempre se hace la advertencia: los papas que no se metan por favooooooor!

– Para nada…porque igualito se meten “prendidos”.

– La torta la hizo la amiga de la comadre de tu tía que hace unas tortas divínas y decía: Happy Birthday Birthday Cheo…en vez del FELÍZ CUMPLEAÑOS y el verdadero nombre del niño..
– A la hora de prender la velaBirthday nunca aparecen los Matches fósforos, y elLighter encendedor que hay no sirve. Y la vela es un taquito que estaba en Candle el cuarto de los santosWood Cross .

– Alguién -a última hora- siempre llama Chatty que no va a poder ir, pero antes acota:Me guardas toooortaaaaa.

– Nunca falta la tía malasangrosa, fria  y calculadora que pica la torta en pedazos chiquiticos para que le quede un pedazo grande al cumpleañero…pero ¿por qué? si la torta es para repartirla!!!!
– Cuando pican la torta Pie lo primero que hacen es buscar el papel de aluminio para llevarle un pedazo a mami, al tío, la abuela, a Tita y al Chamo.

– Después que todos se comieron la torta, se dan cuenta queMilk Shake la gelatinaPeppermint Candy y el quesillo se quedaron en la nevera, pues como no había hielo nadie volvió a abrirla…

– El cumpleaños es de Cheo pero ya que su primito Carlos Andresito cumple años la semana que viene, también le cantan el ‘Cumpleaños Feliz’ Birthday Song en versión gringa (N.Y.,N.Y.) y en la otra versión, que dice: “haciéndose pipí”!

– Y para finalizar, los hombres que estaban jugandoPoker dominó, como a eso de las 11 de la noche, prendidos, preguntan ¿Dónde conseguiremos a ésta hora una gallina Chicken pa’ hacé’ un sancooocho?….O una carnita Steak pa una parrilliiita?

Reenvía esto a aquellos que celebran un verdadero cumpleaños…infantil
AirplaneWishes 1 NUESTRO!!!!!!!!!!!!!!High Five

LO CULTURAL/IDEOLÓGICO, EN MANOS EXPLOTADORAS: NOS MANIPULA, MEDIATIZA, LIMITA Y OPRIME HASTA LA TOTAL DOMINACIÓN…

octubre 27, 2009 Posted by | EDUCACIÓN, LO CULTURAL/IDEOLOGICO, LO LÚDICO | , , , , , | Deja un comentario

MATAR DELFINES EN DINAMARCA!!!

ENVIADO POR: RICARDO PEREZ.
¿Las manos del hombre estan hechas
para destruir, dañar? Todo lo que se
hace es para perjudicar al mundo.
Tomemos conciencia, ya basta!
Nos estamos cargando todo lo que
tocamos. He aqui el ejemplo mas cruel
que he visto, asi como tambien:
la matanza de focas, ballenas y maltra-
to a animales indefensos. no es justo!…
Sol

DINAMARCA: UNA VERGÜENZA!!
El mar se tiñe de rojo,

pero no es por efectos climáticos

de la naturaleza: vean esto!
Imagen
Se debe a la crueldad con que

los seres humanos (civilizados)


matan centenares de famosos e

inteligentes Delfines calderones.
Imagen
Esto sucede año tras año en

Isla Feroe (Dinamarca),

en esta masacre participan

principalmente jóvenes.

¿Por qué? Para demostrar

que estos mismos jóvenes

llegaron a la edad “adulta”.
Imagen
A esta celebración nadie falta

por no perder “la diversión”.

Todos participan de una

manera u otra, matando o

viendo la crueldad:

“apoyándola como espectador”.


Imagen

El delfín calderón, como todas las

otras especies de delfines, se

acerca al hombre únicamente

para interactuar y jugar con él

como gesto de amistad.
Imagen
Asi jugamos los seres humanos:

todo lo terminamos echándolo

a perder, violenta y

destructivamente.

Hasta alcanzar lo mas insano
Imagen

que nos permite la naturaleza.

son penetrados una y otra

vez con filosos ganchos,en

esos momentos el delfín pro-

duce sonidos tan parecidos a

los de ,un bebe llorando!!!
Imagen
Los delfines no mueren al instante, 

los hacen sufrir y, sin compasión,

hacen que este dócil ser se

desangre lentamente y sufra

por tremendas heridas, hasta

batirse y morir en su sangre.
Imagen
Finalmente estos héroes de

la isla, ahora son adultos

razonables, hechos y dere-

chos, ya han demostrado

su madurez!!!!Ya basta!!!!!!!…….

Imagen

Recirculemos este mensaje,

hasta que llegue a alguna

asociación protectora de

animales, no lo miremos so-

lamente,eso nos convierte en

cómplicesESPECTADORES.
Imagen
AYUDENME A TRANSMITIRLO

 

POR TODO EL MUNDO,

PARA QUE ALGUIEN HAGA ALGO

AL RESPECTO,

PORQUE ESTO ES UNA PENA EN VERDAD!
Si tienes corazon.. reenvíalo!

 

 

octubre 26, 2009 Posted by | ECOLOGÍA, EDUCACIÓN, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

Hola…hij@.

HOLA…

AQUÍ ESTÁN TUS DOS ALPARGATICAS NUEVAS,

EL ROCINANTE DE MADERA QUE…

AÚN SE BALANCEA.

ESTAMOS: YOYO, TROMPO, ZARANDA, COLUMPIO,

Y TU PAPÁ DE TONTO.

CREYENDO AÚN QUE AQUÍ ESTARÍAS,

ENTRE FILAS DE SOLDADITOS DEL PUEBLO,

EMPUJANDO CON TU VIDA

TODA LA ALEGRÍA.

yo…

Autor: Manuel Boffil Bello.

octubre 23, 2009 Posted by | LITERATURA, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

Nombre: REINA. Situación: Perdida en combate.

ME FUE DADO CONOCERTE.

ME FUE DADO RECORDARTE,

MÁS NO TENERTE.

EGOISMO ETERNO MÍO.

MÁS,  Y NADA TENGO.

 

REINA.

TUS DEDOS EN MI ESPALDA,

TUS UÑAS, SIN BARNIZ.

TU SONRISA ESPERANZA Y CONFIANZA DE  TANTA NIÑA,

LLEVANDO EN CALUROSO DÍA

COCHE DE NIÑO AJENO.

BARNIZ VERTIDO EN MIS CARRUAJES,

ARRANQUE INOCENTE DE TU IRA LINDA.

 

REINA.

MADRE CONOCIDA E IGNORADA,

FÉRTIL TIERRA DE CUMBRE ANDINA.

NOCHE DE SOBRESALTOS Y BESOS Y ABRAZOS.

OFERTAS DE ANSIA INCOMPRENDIDA.

ME ARRECHO HOY POR TANTO NIÑA Y NIÑO.

 

REINA.

LA LUZ DE LA NEVERA ABRIENDO,

LA PUERTA ABIERTA OFRECIENDO

Y TU DESCALZA,

 Y TÚ,

 SÁBANAS DE TERNURA

INCOMPRENDIDA.

CON TÚ

MANOS ABIERTAS

 Y

LA BLANCURA DE TUS VECES.

 

REINA.

¿COMO IBA A IMAGINARTE MADRE?

SI NO CAPAZ DE VERME PADRE.

POEMA DE AMOR IDO.

A MI YA NO VENDRÁS.

LOS CAMINOS SON.

YA NO HAY VUELTA ADELANTE.

SOLO RECUERDOS Y LASTIMERA SÚPLICA

POR RECUERDO DULCE DE LECHOZA,

DE ARROZ CON LECHE Y TU NOMBRE:

REINA.

 

REINA, MADRE.

ETERNA.

GRITO.

LLANTO.

ABRAZO.

ETERNO ADIOS.

 

Y YO,

DE NUEVO,

SIN SABERTE.

Autor: Manuel Boffil Bello.

octubre 23, 2009 Posted by | LITERATURA, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

Ojos verdes…piel canela.

COFRE DE LUCES Y COLORES,

MUEVO LAS MANOS

Y MAGIA NO FUNCIONA.

MÚSICA NO SUENA.

TANTA SOLEDAD SABE DE UNA SOLA,

PERO MENOS DOLOROSA.

DEME USTED UN ALIENTO, UN INSTANTE Y

BORRARÉ EL LAMENTO DE LOS DOS. 

MIS CABALLITOS DE MADERA CORRERÁN A SU REGAZO,

LAS EFÍMERAS PLANEARAN A RAS DE MAR Y OLAS,

A QUEMARSE EN NUESTROS SOLES,

Y BROTARÁN BRISAS DE COLORES,

Y SERÁ USTED MI VIENTO,

Y YO SUS PAPAGAYOS Y VELEROS A LA MAR.

 

BAJO SU PIEL DE CANELA Y MIEL DIVINAS,

UN MOMENTO QUISE  SER,

TAN SOLO SER.

Autor: Manuel Boffil Bello.

octubre 23, 2009 Posted by | LITERATURA | , , | Deja un comentario

Olvido y tiempo.

MIS TELÉFONOS NO RESPONDEN NI REPICAN,

EL VENTILADOR SOPLA Y SOPLA.

NO HAY BRISA.

LA LLOVIZNA YA NO BAÑA MIS VENTANAS

NI LA NIEBLA DISIPA.

 

TUS VESTIDOS, AÚN EN EL VIEJO ESCAPARATE,

ME SUSURRAN, CON CHIRRIDOS DE SUS PUERTAS, QUE AÚN ESTÁS,

PERO TU PARAGUAS, QUE SE FUÉ BUSCANDO LLUVIAS

POR EL ESPEJO YA MANCHADO TRAS DE SÍ,

Y LA JAULITA SIN ALPISTE, AGUA, PAPEL, NI CANTO,

INCÓLUMES, CALLAN CUALQUIER MIO TIC TAC.

 

TE PARECES TANTO AL PUEBLO QUE ERES TÚ…

Y YO, QUE AHORA VIVO EN ESTA PENSIÓN DE SUEÑOS TAN LEJANOS,

QUE DETENGO LOS RELOJES

EVITANDO  OLVIDO Y TIEMPO,

SIGO ESCRIBIENDO CARTAS SIN DESTINO.

APENAS RECUERDO TU NOMBRE

TANTAS VECES REPETIDO EN TUS OÍDOS

PEQUEÑOS, SIN ZARCILLOS,

ADORNANDO TUS MEJILLAS,

POR DONDE TANTAS LAGRIMITAS CORRIERON DESDE NIÑA.

 

REGADERA Y JABÓN, LA VENTANITA CON SU APENAS LUZ

Y UN PAÑO ME SECAN LA SONRISA CUANDO INTENTO VERTE AQUÍ,

REFLEJÁNDONOS EN LOS VIDRIOS

DE CRISTAL TALLADO POR TUS MANOS JUGUETONAS,

LIMPIADORAS DEL HÚMEDO VAPOR.

CIERRO LA PUERTA

Y ME LARGO ANTE TANTA TÚ EN MIS MEMORIAS.

Autor: Manuel Boffil Bello.

octubre 23, 2009 Posted by | LITERATURA | , , | Deja un comentario

Quisiera.

QUISIERA IRME A LA MONTAÑA

Y SEMBRAR ROSALES PARA TI,

COSECHAR MANANTIALES

Y CON FRIITAS…AGUAS CRISTALINAS,

MOJAR TUS MEJILLAS LINDAS

CON MIS DEDOS

Y –ANTES DE COLOCAR TUS MEDIAS-

LAVAR Y SECAR, AMOR, TUS PIES.

 

QUISIERA SER UN CRISTOFUÉ

Y DESPERTAR CADA MAÑANA,

TUYO

EN TUS VENTANAS.

 Autor: Manuel Boffil Bello.

octubre 23, 2009 Posted by | LITERATURA | , , | Deja un comentario

Aunque no querramos…nos amamos.

AUNQUE NO QUERRAMOS,

NUESTRA PIEL OLORES TIENE,

Y OLORES –ENTRE AMBOS- DERRAMAMOS.

 

AUNQUE NO QUERRAMOS,

EN LA NOCHE,

AL DESPERTAR, COMPLETAMENTE SOLOS,

TU Y YO NOS SOSPECHAMOS.

 

AUNQUE NO QUERRAMOS,

PINTAREMOS SIEMPRE JUNTOS

TUS COCUYOS DE COLORES.

 

AUNQUE NO QUERRAMOS,

ESCONDIDOS DEL MUNDO,

EN TU VIENTRE DE VIDA TRUNCA

NOS AMAMOS.

 

QUIZÁS POR ESO,

EN CABALGADURA DE AMOR Y ROSAS

LOS DOS,

SOLITOS,

NOS CALLAMOS.

Autor: Manuel Boffil Bello.

octubre 23, 2009 Posted by | LITERATURA, Uncategorized | , , | Deja un comentario